Revista Arte

Piria, Piriapolis y La Alquimia

Por Andrea

Piria, Piriapolis y La Alquimia
A 90 kilómetros de Montevideo, capital de la República Oriental del Uruguay, se yergue la ciudad balnearia de Piriápolis. Es la única ciudad del mundo creada por un particular y al mismo tiempo, plena de simbología alquímica y esotérica.Tiene una población fija de 8 830 habitantes, aunque la población flotante es mucho mayor, especialmente entre los meses de diciembre y marzo. Fue la primera ciudad balneario de la república. Recibe muchos visitantes argentinos y una cantidad creciente de europeos, aunque el turismo interno es muy importante.Una obra majestuosa, que aún hoy, a más de 100 años de su creación, asombra por lo que nos muestra, pero mucho más por todo lo que esconde.
Piria, Piriapolis y La AlquimiaFernando Juan Santiago Francisco María Piria de Grossi (Montevideo, 21 de agosto de 1847 - 11 de diciembre de 1933) fue un empresario uruguayo, famoso por crear el balneario denominado Piriápolis. Hijo de emigrantes genoveses. Hizo la escuela en Italia. Después regresó a Uruguay y, a los 16 años,entro en el ejército. Posteriormente comenzó a trabajar en múltiples oficios, destacándose como rematador.
En 1890 compró 2.700 cuadras de campo, extensión que iba desde el Cerro Pan de Azúcar hasta el mar. Ese mismo año había realizado un viaje a Europa, en consecuencia de lo cual surgió su inspiración para la explotación turística de las costas uruguayas.
Piria, Piriapolis y La Alquimia
En 1897 terminó la construcción del Castillo, su residencia particular. Este Castillo contaba con un extenso parque con fuentes y numerosas estatuas. La vegetación estaba compuesta de una gran variedad de especies exóticas. La arquitectura de este edificio reúne una mezcla de estilos renacentistas; sus salones principales estaban delicadamente decorados con papeles importados en los cuales el dorado tenía gran predominio. Las molduras de yeso revestidas con dorado a la hoja, pisos de pinotea y muebles de estilo Luis XV, ponían de manifiesto los finos gustos de su morador.
Piria, Piriapolis y La Alquimia
En 1905 construyó el primer Gran Hotel, llamado Hotel Piriápolis, hoy Colonia Escolar de Vacaciones. En 1910 inició la construcción de la rambla, donde se dejó inspirar por sus viajes a Europa, más precisamente por la Costa Azul francesa. En 1912 se realizó el primer remate de solares en Piriápolis y, a partir de entonces, la ciudad comenzó a crecer con la construcción de numerosos chalets. En 1913 comenzó a correr el pintoresco tren a vapor que unía la estación de Pan de Azúcar y el puerto de Piriápolis que estaba en construcción y que se finalizaría en 1916, permitiendo el arribo de los vapores que traían a los primeros veraneantes desde Buenos Aires. El "trencito de Piria", como se lo conocía popularmente, fue una de las características típicas del balneario.
Piria, Piriapolis y La Alquimia
Piria construyó finalmente, a un costo descomunal en la época de 5 millones de pesos, uno de los hoteles más gigantescos de América del Sur, el Argentino Hotel, cuya piedra fundamental fue colocada en 1920 por el presidente Baltasar Brum, siendo inaugurado el 24 de diciembre de 1930.

Piria y la alquimia: 


Comenzaré por decir que francisco Piria fue un gran seguidor de la alquimia junto con Humberto Pittamiglio ( arquitecto, empresario y político uruguayo.) Dos personajes realmente enigmáticos para todos aquellos que se atrevan a investigar sobre sus vidas. Si nos disponemos a recorrer Piríapolis o Heliópolis(ciudad del sol)como en realidad era el nombre que iba a tener en un principio la ciudad, nos encontraremos inmersos en un mundo totalmente mágico y lleno de simbología que aún hoy se intenta descifrar en su totalidad. Además muchas son las historias y leyendas que perduran a través de los años como ser la leyenda de que se puede ver a Piria en su castillo de noche, o que se sienten los ladridos de su perro y sobre todo hay grupos de personas las cuales van a tener encuentros con extraterrestres pues según dicen es un lugar con una energía diferente que facilita la interacción con ellos...
Piria, Piriapolis y La Alquimia
A cada lado de la puerta principal del castillo se puede ver un perro, un lebrel que ha cazado una liebre (según se ve entre sus patas) y tiene un morral debajo de sí.
El perro simboliza en Alquimia la materia prima, el azufre o bien el oro material. Independientemente de ello, un lebrel que ha cazado una liebre indica que se ha logrado fijar la materia prima como parte del proceso general.
los perros no se encuentran actualmente en su ubicación original, que era según parece a la entrada de las caballerizas. Los perros no estaban en la puerta principal (postales de la época lo avalan ).
Piria, Piriapolis y La Alquimia
Encontraremos también en el espacio verde de la rotonda frente al castillo, una jarra o copón que presenta una figura bastante extraña como motivo decorativo. No es otra que una representación del Baphomet, entidad íntimamente ligada a los Caballeros Templarios. Cuando el rey de Francia y el Papa de turno orquestaron la detención y el proceso de los templarios, sus tropas revisaron exhaustivamente las propiedades de los caballeros. Uno de los elementos encontrados fueron estas figuras, que tergiversadas como si se tratase de representaciones del Diablo, fueron utilizadas como elemento probatorio en contra de la Orden.
Piria, Piriapolis y La Alquimia
Desde 1980 el castillo funciona como museo. Aún en la actualidad no es posible acceder al recinto más alto ni está permitido (según tengo entendido, por precaución) salir al exterior de la planta alta. Hay versiones encontradas sobre la existencia o no de un sótano tapiado. En todo caso, es bastante probable (casi un must) que una construcción de esta índole poseyera uno.
Es un paseo recomendable si les interesa la figura de Francisco Piria y los enigmas que le rodean A propósito: tal parece que Piria hizo construir este lugar, lo habitó durante un año (en cuyo lapso realizó la obra alquímica) y luego no volvió más al castillo. Cuando menos, es una circunstancia curiosa.

Sobre la iglesia de Piria:


Piria, Piriapolis y La Alquimia
Volviendo por ruta 37 hacia el mar, encontramos la Iglesia de Piria (ubicada en lo que sería el centro de la ciudad según el diseño del empresario) la cual nunca llegó a ser consagrada como templo (por tener símbolos masónicos/alquímicos). Es una imponente construcción nunca terminada y con leyendas de todo tipo y tamaño, en un lugar que domina toda la zona.
Según sus papeles personales, Piria la había diseñado de tal forma que, el día del equinoccio de primavera, un rayo de sol atravesaría determinado punto del vitral que adornaría el rosetón frontal y el rayo de luz iluminaría un punto del altar donde él dejaría un poco de "polvo de proyección" - la sustancia final que permite hacer las trasmutaciones - para que quien la descubriera, pudiese comprobar la realidad de la alquimia.

La fuente del Toro:


Piria, Piriapolis y La AlquimiaEl toro ha sido usado como símbolo desde tiempos inmemoriales, pasando desde las pinturas rupestres a la cultura minoica, del arte hindú a la antigua Persia y el Egipto faraónico.
En Piriápolis, una pequeña ruta serpenteante y ascendente te llevará casi al pie de su escultura. Y digo casi, porque para llegar a él deberás aún ascender por 33 peldaños (número que no es azar).
Piria, Piriapolis y La Alquimia
El eje principal del simbolismo del toro siempre fue claro, pues las virtudes más notables de este animal son su fuerza y su bravura. Por eso es que representa una buena imagen de la energía en estado salvaje, primitivo y casi indómito. Y son los seres evolucionados los que han conquistado esa energía y la controlan.
Para los alquimistas, esta imagen debe ser sin duda un recordatorio de una de las operaciones de la Gran Obra: el dominio de ciertas energías que le permitirán, al decir de los autores antiguos, "extraer el agua de la piedra". 
Piria, Piriapolis y La Alquimia
¿Qué significa esto? Concuerdo plenamente con la explicación que da el Sr. Jorge Floriano en un interesante artículo: el agua que surge de esta escultura, viene a representar el cuerpo astral que se desprende del cuerpo físico. Pero no por casualidad, sino por voluntad del alquimista, que ha aprendido a dominar las energías necesarias.

 Venus en medio de una fuente


Piria, Piriapolis y La Alquimia
La simbología de Venus es también muy rica. Este planeta, conocido de los antiguos, es el objeto celeste más brillante apreciable desde la Tierra (después del Sol y la Luna). 
Pero sólo es visible generalmente unas horas antes del amanecer o después del ocaso. Si a ello le agregamos que Venus es símbolo asimismo de la Primavera, vamos reuniendo las pistas necesarias para comprender.
Piria, Piriapolis y La Alquimia
El conjunto en sí se esfuerza por señalar el momento propicio para "extraer el agua de la piedra", conectando la simbología de ambas fuentes. Es posible que el león hoy desaparecido se integrase al conjunto, sea por su color (que se corresponde con uno de los colores de la Obra Alquímica) o por su propio simbolismo solar. Pena que ya no esté allí.

Un próximo cataclismo mundial:


A lo largo de toda la rambla vemos, cada tantos metros, una columnas rematadas por una esfera. Esta esfera es en realidad un mapamundi. Aunque la erosión ha hecho su trabajo a lo largo de los años, en algunas aún se aprecia el relieve con el contorno de los continentes, pero si se mira con atención, notaremos algo llamativo: no se trata de la forma de los continentes en la actualidad... ¿Error o llamado de atención?
Piria, Piriapolis y La Alquimia
El nieto de Piria que durante décadas estudió el simbolismo dejado por su abuelo, llegó a la conclusión de que en esas esferas están representados los continentes tal cual se verán luego de la catástrofe que sufrirá la Tierra, al llegar nuestro sistema solar al extremo de la Galaxia, hecho que se repite aproximadamente cada 12.000 años.

Los grifos:


Piria, Piriapolis y La Alquimia
Delante del Argentino Hotel se encuentran dos figuras conocidas comúnmente como los "leones". Técnicamente, se trata de grifos, figura emblemática mezcla de león y águila, que simboliza el combate entre ambos seres,que finalmente se fusionan en uno solo: el león alado.El león es un símbolo de lo terrenal, lo corporal, lo material, mientras que el águila representa lo espiritual, lo elevado.
Todo en la alquimia apunta al ser humano, por lo tanto este combate materia-espíritu tiene lugar en el hombre mismo, entre sus planos aparentemente irreconciliables. Pero si luego de esa lucha logra el equilibrio accede a un tercer estado de conciencia. Luego de ello, el león pierde la melena, pero gana alas. Esto nos indica que sin perder ni desdeñar el estado físico ahora puede volar por los planos superiores de la conciencia y la realidad.


El vitral:


Piria, Piriapolis y La Alquimia
El vitral que se encuentra en el Argentino Hotel, tiene, más allá de su belleza estética, símbolos con un mensaje definido en cuanto a la vida personal de cada uno. Vemos allí una fuente en cuyo pilar central hay delfines. El delfín es un símbolo del ser humano. A pesar de vivir en el agua, no es un pez, sino un mamífero, y por lo tanto, debe subir a la superficie para respirar, de lo contrario se ahoga.
El ser humano es igual: si bien vive en un entorno físico y material debe, periódicamente, subir al plano espiritual, para "respirar" de su esencia, de lo contrario también se ahoga.
Se trata de equilibrar lo físico y lo espiritual, y en ningún caso negar un plano en función del otro. Es tan negativo ser totalmente materialista como totalmente espiritual. El equilibrio es la clave de la sabiduría.
También se ve en este vitral una cascada de rosas. La rosa, tal cual la conocemos hoy, fue la creación de un alquimista sufí a partir del escoromujo, o rosa silvestre, y se convirtió en símbolo de la piedra filosofal y de cómo el alquimista puede perfeccionar a la Naturaleza. Es, además, símbolo de los deseos, y aquí, al estar encadenadas, Piria nos recuerda que tenemos que saber encadenar nuestros deseos. Nadie logra una meta de buenas a primeras y generalmente nos ponemos sub-metas en camino a la meta principal. Pero no solamente debemos encadenar y organizar nuestros deseos, sino que también debemos desechar todos aquellos que no sean compatibles con la meta y nos puedan desviar de ella. Una buena lección que Piria sin duda supo llevar a la práctica en todo lo que hizo.


Tumba de Piria- "Yo y Ella"


Piria, Piriapolis y La Alquimia
A sus 44 años Francisco Piria, en 1891 hace construir, el Mausoleo "YO Y ELLA". La escultura es de G. Scanzi, de Génova.
Construcción según planos de Juan Azzarini.
Su estilo es egipcio, construido en granito rosado, extraído de su cantera del Cerro Pan de Ázucar, en homenaje a su difunta esposa, Magdalena Rodino Crossa, madre de sus cuatro hijos, donde volverían a estar juntos.
El granito rosado solo se vuelve a ver, en detalles del Palacio Piria de Montevideo.
Piria da instrucciones a su hijo mayor, que este panteón jamás sería abierto después de su muerte.
Y así ha sido, esta perfectamente sellado, por la parte trasera, donde estuvo la puerta de ingreso del ataúd.
Este pequeño y hermoso mausoleo, esta en riesgo, de derrumbe por las raíces y el tronco de un centenario árbol, podrán ver la amenaza en las fotos.
Si bien son muchas más las edificaciones de las cuales hablar hay realmente poca información en cuanto a sus significados y la razón por la cual Piria eligió hacerlas... cabe destacar que no sólo en Piriapolis se encuentran obras creadas por Piria sino que también Montevideo posee muchas de ellas por toda la capital.
http://el-area-51.blogspot.com/2008/04/francisco-piria-el-cerro-del-toro-y-la.htmlhttp://www.metal.com.uy/foro/viewtopic.php?t=5014&sid=cb71529bd27b87e48cbcd3690efd89b6

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas