Revista Diario

Plovdiv y el Valle de las rosas

Por Carla10

Casa típica en Plovdiv

Plvodiv

Plovdiv

Anfiteatro romano de Plovdiv. II a.C

Museo Etnográfico de Plovdiv. siglo XIX

Es a mediados de mayo cuando en el Valle de las rosas de Bulgaria todo se pone a punto para la recolecta anal de las variedades de rosa que allí se cultivan. La recolecta durará aproximadamente un mes, hasta mediados de junio y durante la misma, el primer fin de semana del mes de junio, se celebra el Festival de la Reina de las Rosas.

Este año por cuestiones de mi agenda no he podido vistar el Valle durante el Festival, además como tenía mucho trabajo que llevar a cabo, era preferible visitar las fábricas y laboratorios antes de la fiesta del Valle, cuando prácticamente todo se paraliza para rendirle homenaje a la Reina de las Rosas. Llegué a Sofia el lunes por la tarde, con el tiempo justo para cenar con mi suegro y contarle las novedades de España y mis nuevos proyectos para la empresa. El martes por la mañana muy temprano ponía rumbo a la ciudad de Plovdiv.

Quería llegar pronto para aprovechar muy bien la jornada. Plovdiv está a una hora de Sofía. El viajes es todo autopista que recorre verdes campos, por lo que el recorrido se convierte en un agradable paseo. Fui directa a la fábrica para ver, estudiar y analizar muchas ideas y novedades que espero pronto poder acercar os. Aunque en este viaje no pude disfrutar de esta bella ciudad, si quiero aprovechar para poner os algunas fotografías.

Plovdiv cuenta con un casco antiguo precioso que data de tiempos medievales, cuando los otomanos la convirtieron en capital. Sin embargo la ciudad es mucho más antigua pues ya los Tracios vivieron allí y luego los romanos  también se enamoraron de ella y de su espectacular enclave. Por eso en Plovdiv podemos encontrar un gran AnfiTeatro Romano construido por encargo de Marco Aurelio en el siglo II a.C. y que se encuentra en buen estado y en el cual se celebran conciertos de ópera durante toda la época estival. Durante la época otomana, desde el siglo XIV hasta finales del dieciocho, fue la capital del país.

También hay en Plovidiv una zona más moderna que data del siglo XIX y principios del XX, con edificios elegantes y prósperos, similares en estilo a París. Fueron construidos en la época de mayor esplendor de Bulgaria, una época en la que ciudades como Plovdiv, Sofía o Ruse, eran por diferentes motivos prosperas, ricas y lugar de residencia de la aristocracia. Luego llegó la época comunista y aunque durante la misma todo cambió, sin embargo estos bellos edificios no fueron destruidos, y ahora podemos admirar los y poco a poco están siendo rehabilitados. Paseando por sus callejuelas uno encuentra multitud de anticuarios y almonedas muy divertidas y donde seguro encontramos alguna ganga que nos hará feliz.

Por la noche y después de muchas horas de laboratorio, fuimos a cenar a un restaurante que yo no conocía. Memory. Francamente agradable, el tiempo era muy bueno, y cenamos en el patio. Comida típica búlgara, Shopska salad, pollo a la barbacoa, y un postre variado de dulces típicos y caseros. Pero mi capricho era tomar un poco de yogur búlgaro, así que solo tuve que preguntar. En pocos minutos la delicia estaba servida. El yogur búlgaro es completamente otra cosa diferente a lo que nosotros conocemos como yogur. Uno se da cuenta que en su vida ha probado un yogur cuando saborea esta delicia.

Yogur Búlgaro

Restaurante Memory. Plovdiv

El miércoles por la mañana temprano nos fuimos al Valle de Karlobo, muy cerca del de Kazanlak, a ver el primer día de recolecta y una destilería, la más antigua de Bulgaria, que tiene un museo muy interesante donde podemos ver cómo se destilaba la rosa a principios de siglo XX y lo poco que realmente ha variado la técnica, que sigue haciéndose en alambiques y de forma muy tradicional.

Los únicos cambios o mejorías que el tiempo ha traído son alambiques de acero inoxidable, mucho más grandes que los de bronce. Y que el calor para hacer hervir el agua se obtenía quemando madera o carbón. Pero la técnica es la misma. Dos destilaciones tras las cuales el aceite se separa del agua. El aceite, el preciado aceite esencial de rosa, servirá para elaborar los perfumes más caros y exclusivos. Con el Agua y toda su riqueza cosmética se elaborarán cremas mágicas. Pude ver los tres tipos de rosa que se cultivan en el Valle, La Centifolia, la rosa Alba y la rosa Damascena.

Museo destilería

El acutal dueño del Museo nos contó la historia de la destilería. Fue su tatarabuelo quien la edificó en 1909. En pocos años había conseguido una gran empresa que vendía aceite de rosa damascena a toda Europa, era invitado por los perfumistas mas importantes de la época e incluso servía a familias reales. Su enorme prestigio puede verse en la innumerables cartas, felicitaciones navideñas e incluso en las condolencias a su muerte en los años cuarenta.

Su hijo continuó la labor, pero a finales de los años cuarenta, la destilería les fue expropiada por el gobierno comunista, que durante unos pocos años la mantuvieron funcionando pero acabaron abandonándola y haciendo un pequeño museo de ella. Phillipe, el dueño, me contó que cuando él era pequeño recuerda a su abuela hablando de una maravillosa destilería que tenían sus suegros en el Valle de las Rosas, pero la familia la tomaba por loca, nadie la creyó y la anciana mujer murió sin poder demostrar que efectivamente eran dueños de una de las destilerías mejores del país.

Fue a finales de los años noventa, cuando el gobierno Búlgaro decide devolver todas las propiedades expropiadas durante la época comunista, cuando esta familia recibe la noticia que ya les había adelantado la abuela en su lecho de muerte. Todo les fue devuelto y en poco tiempo el actual dueño volvió a ponerla en funcionamiento y de nuevo vuelve a ser lo que siempre fue. Una de las mejores destilerías de Bulgaria.

Rosa Alba

Capullos de Rosa Damascena

Rosa Centifolia y rosa Damscena

Después de visitar este museo, fui directa a la otra fábrica. Al laboratorio donde desde hace varios meses estamos haciendo diferentes pruebas para sacar la que será sin duda nuestra gran novedad del 2010, y también una de las más esperadas. Las pruebas van muy avanzadas y podremos tenerlo para este otoño. Ya llegará el momento de hablar de esta crema maravillosa, de momento nos quedaremos con la alegría de saber que ya está en los últimos meses de su elaboración, y superando las últimas pruebas. Personalmente estoy muy satisfecha con los resultados.

Tras la reunión en fábrica, con todo el equipo

Para cenar, un restaurante en lo alto de la ciudad de Kazanlak, también comida típica que a mi me fascina. El jueves había que seguir trabajando y tenía que volver a Sofía. La capital se encuentra a dos horas y media de Kazanlak.

Sofía también es una ciudad muy interesante. Su nombre lo recibe de Santa Sofía, quien tiene una pequeña iglesia en el centro de la ciudad. Pero la antigua ciudad también data de la época bizantina. Os pongo fotografías de la Catedral de Alexander Nevski, construida a finales del XIX en recuerdo y en memoria de los más de 200.000 soldados rusos que lucharon junto a bulgaria para liberarla del Imperio Otomano. Por eso se llama Alexander Nevski, un príncipe ruso del siglo XIII que fue elevado a santo por su lucha y resistencia contra los mongoles en Rusía.

Catedral Alexander Nevski. Sofía
Mercados de fruta
Teatro Nacional de Sofia

Sofia
Iglesia Rusa de Sofia

Los adoquines del centro de la ciudad son una auténtica joya, son lingotes amarillos, regalo del último Zar de Rusía Nicolás II al Rey Ferdinand de Bulgaria. Pero toda la ciudad merece pasear por ella con calma. Visitar el Antiguo Palacio Real, el museo de los Iconos, la preciosa Iglesia Rusa, la Iglesia de Santa Sofia, la Iglesia de San Jorge, y muchas otras. Desde Bizancio hasta nuestros días, pasando por el imperio Otomano, Roma, o el Art Decó. Es una ciudad histórica, repleta de bellos lugares y monumentos.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas