Revista América Latina

Políticas contra la desnutrición

Publicado el 12 febrero 2011 por Sofogebel
► Imprimir
Por Eduardo Amadeo DIPUTADO NACIONAL (PERONISMO FEDERAL) Gabriela Agosto DIRECTORA DE LA ASOCIACION CIVIL OBSERVATORIO SOCIAL
La muerte de cinco niños por desnutrición en los últimos quince días en una Argentina de crecimiento sostenido, con...
 bajísimas tasas de desnutrición aguda y sistemas públicos y gratuitos de educación y salud, es un evento que no puede pasar desapercibido. La mortalidad infantil , en especial la asociada a la desnutrición , es uno de los indicadores clave de los criterios de administración de los recursos públicos, la concepción de política social y el funcionamiento de los dispositivos de evaluación y seguimiento de las mismas.
La instalación de la asignación universal para niños, a pesar de la demora con la que fue concretada, es un paso adelante que va a ayudar a que estos episodios dejen de producirse. Pero, tampoco será posible lograr la erradicación total de la desnutrición aguda, si ella no se combina con un trabajo profesional de focalización en las zonas críticas y se analizan los resultados de las políticas públicas instalando una cultura administrativa de seguimiento , de transparencia y rendición de cuentas .
La desnutrición es el resultado no sólo de carencias alimentarias puras, sino también de las patologías generadas por situaciones tales como la contaminación del agua y la vivienda con piso de tierra. Las inversiones necesarias para paliar estas carencias en las poblaciones críticas son intrascendentes frente al volumen del presupuesto total en obra pública, por lo que estamos en este caso ante un grave problema de definición de prioridades .
Pero además, es esencial la sinergia con las organizaciones sociales, que son muchas más que aquellas que las politizadas con las que habitualmente trabaja el Gobierno . El aprovechamiento de la energía social que, de manera capilar, llega allí donde no llegan los aparatos estatales es una valiosísima herramienta para reducir las enfermedades sociales, como la desnutrición . En las zonas críticas hay muchas organizaciones sociales y religiosas que trabajan bien y con las que se pueden desarrollar estrategias complementarias.
Recursos existen. Hay que definir bien las prioridades y los modos de ejecución.
Fuente: clarin.com

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :