Revista En Femenino

Por fin he dejado de compararme. ¿Con quién te comparas tú?

Por Mamá Golondrina Yolanda Fortes @MamaGolondrina

Hasta hace unos años, la comparaciones eran parte de mi vida pero no creo que ya por educación, sino más bien porque hay etapas en la vida en que, la madurez, brilla por su ausencia. Y cuando consigues la supuesta madurez (la mía la pongo en duda, je) descubres que no solo es parte de la educación, sino que también es parte de la cultura y de la sociedad que nos rodea.

Pero eso, no es excusa para seguir comparándote con los demás, “porque sí”. Una cosa es compararte y empezar a hundirte con el resultado y otra, muy distinta, es comparar para sacar ideas, para valorar que tienes o que puedes sacar en limpio. Y si las comparaciones las haces en un momento de tu vida que no estás al 100%, pues pero todavía porque solo verás que los demás están o son mejores que tú, aunque la realidad sea bien distinta.

Deja de compararte!!!

comparaciones2

Actúa en consecuencia y saca de tus entrañas todo lo que te hace diferente. Ya de por sí, somos diferentes y únicos así que, echa mano de todo lo que te gusta, te motiva y te alienta y..toma acción!

¿Cómo he dejado de compararme?

1.- No me comparo sino que busco nuevas ideas en las que inspirarme. Por ejemplo: en mis tiempos odiaba el pelo rizo pero era porque no encontraba el corte adecuado. Dejé atrás la melena y tengo de referencia a Hale Berry. No me comparo con ella. Más bien saco ideas para mi pelo. Vivan los rizos!!!

2.- Cada etapa de mi vida me descubre algo bueno y no tan bueno. Me quedo con lo bueno. Por ejemplo: he parido dos veces y siento mis caderas más anchas. Vale. Sí. Una talla más. Ahora, saco ideas de estilismo de Beyonce o Shakira. No es que me gusten pero saco ideas para las caderas anchas. Fuera complejos!!!

3.- Soy más nocturna que diurna. Siempre me comparaba con las que madrugaban y rendían tanto en estudios como en trabajo. Así que, en vez de compararme y querer lo imposible, he logrado un equilibrio: aprovecho hasta las 12 de la noche y luego me levanto a las 6:45/7. Ni me acuesto a las tantas ni me levando demasiado temprano, al menos para mi ritmo. Eso si, si hago un exceso de noche, por motivos laborales, al mediodia me estiro en cama o en el sofá con una meditación guiada de 15/20 minutos. Un chute de energía!!!

4.- Tengo maestros, coachs, mentores, personas exitosas que admiro y digo”A D M I R O” porque no me comparo con ellos. No quiero. Ellos, son ellos y yo, soy yo. Si ellos puedes, yo también. Aunque eso significa aprender de los errores, sacar jugo a sus experiencias y circunstancias. Eso sí, siempre pensando en mis aspectos positivos, en lo que deseo de corazón y en mi proyecto de vida. Sus vidas son geniales pero son suyas y yo, ni pretendo ni deseo vivir una vida que no es mía. Buscando inspiraciones sanas!!!

5.- Ser imperfecta es algo maravilloso. Eso lo pienso ahora. Ahora que sé que, paso a paso, me queda mucho por mejorar, me queda mucho por aprender, y me queda mucho que hacer. Cada etapa de mi vida me trae nuevas experiencias y nuevas vivencias. La imperfección es la que me permite adaptarme a esas nuevas circunstancias. Bienvenidos cambios!!!

Y repito :-) Esto tan solo son ejemplos para que entiendas lo que quiero decirte. No dejes de sentirte bien contigo misma, de conocerte, de disfrutar de ti misma ya que son estas cosas las que hacen que avancemos con paso seguro, firme y con las ideas claras.

comparaciones1

Si quieres saber cómo desarrollar tu plan de vida, escríbeme a m[email protected] y lo hacemos juntas.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog