Revista Ciencia

¿Por qué no hemos encontrado extraterrestres aún?

Por Cosmonoticias @Cosmo_Noticias
¿Por qué no hemos encontrado extraterrestres aún?

Créditos: SETI Institute.

" data-orig-size="647,456" sizes="(max-width: 647px) 100vw, 647px" aperture="aperture" />

Créditos: SETI Institute.

Hace muchos años, Carl Sagan predijo que podría haber hasta 10 mil civilizaciones extraterrestres avanzadas en nuestra galaxia.

Tras casi sesenta años de búsqueda sin éxito, un número creciente de científicos considera que la vida en la Tierra se generó por una afortunada serie de accidentes evolutivos, una larga lista de eventos improbables que se dieron en el momento y lugar adecuados y nunca se repetirán.

¿Es posible que estén en lo correcto y nosotros estemos solos?

Altamente improbable.

La Tierra es un típico planeta rocoso, en un sistema solar promedio, anclado en el brazo de una galaxia ordinaria. Todos los eventos y elementos que se juntaron para formar nuestro mundo podrían haber ocurrido en cualquier lugar en la galaxia y no debe haber nada inusual sobre la evolución en este planeta u otro.

En una galaxia con cientos de miles de millones de estrellas, la estadística dicta que la vida inteligente debe existir en algún lugar.

Entonces, ¿por qué no la hemos encontrado?

Puede haber muchas razones.

Encontrar una señal de radio en una galaxia con 400 mil millones de planetas a través de 100.000 años luz y miles de millones de frecuencias de radio hace que el proverbio de encontrar una aguja en un pajar suene sencillo. Imaginen que están manejando de vuelta a sus hogares, su pareja en un carro y ustedes en otro. Hay una densa niebla que imposibilita confirmar que el otro vehículo está ahí y no hay recepción celular. Afortunadamente, una semana atrás instalaron un radio con 250 canales. Desafortunadamente, olvidaron acordar qué canal usarían. Para hablar, ambos radios deben estar encendidos y deben buscar de manera independiente en cada canal, escuchar, hablar y entonces avanzar al siguiente, esperando tener la fortuna de encontrarse ambos en el mismo canal.

Panorama Vía Láctea

Panorama de la Vía Láctea. Crédito: ESO/S. Brunier.

¿Cuáles son las probabilidades que esto suceda? No muchas. Multipliquen este escenario por 100 mil millones y entenderán el escenario al que se enfrenta el SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, por sus siglas en inglés). Como si fuera poco, las civilizaciones avanzadas probablemente se mantienen activas en radio por un periodo corto de tiempo en su evolución mientras desarrollan tecnología más sofisticada. Buscar en el espectro radial requeriría mirar a una frecuencia 24 horas al día, siete días a la semana, durante años para asegurar que no se perdió nada, lo cual sería demasiado costoso. Mientras estamos esperando en una frecuencia, 20 señales extraterrestres pudieron haber llegado en otro canal y las habríamos perdido.

La Paradoja de Fermi es usada por muchos escépticos como si se tratara del Santo Grial para tratar de probar que no hay nadie más en el universo. Fermi teorizó que una galaxia con tanto potencial para la vida debe estar llena de extraterrestres. Él notó que puesto que la mayoría de estrellas son considerablemente más viejas que nuestro Sol, los extraterrestres podrían ser más avanzados que nosotros. Fermi calculó que aún por debajo de la velocidad de la luz una de estas civilizaciones debería haber colonizado la galaxia y tendríamos evidencias de ella.

Sin embargo, hay un problema con esa lógica.

En 50 mil años, los humanos probablemente lucirán diferente a como lo hace la gente ahora. En 10 millones de años considerablemente diferente. Imaginen si una civilización completamente diferente a nosotros desde el comienzo y 10 millones de años más avanzada. Probablemente no los reconoceríamos como formas de vida, menos encontrar evidencia de su existencia.

Arthur C. Clarke dijo una vez que extraterrestres avanzados probablemente sean indistinguibles de la magia para nosotros. Su comunicación sería como esperar una respuesta de tambores y recibir en cambio solo silencio mientras el éter alrededor se llena de más información en un segundo que lo que uno podría expresar en una vida. Podría estar jugándose el equivalente al ‘Super Bowl’ alienígena a pocos años luz y no tendríamos ninguna pista.

Las distancias en nuestra galaxia son increíblemente extensas. Un cohete actual puede viajar 20 veces más rápido que una bala. Si bien eso suena rápido, a ese cohete le tomaría 75 mil años viajar hasta la estrella más cercana a tan solo 4 años luz.

Observar una estrella a mil años luz es como estar en una máquina de tiempo. No la estaríamos mirando como es ahora, sino como fue hace mil años. Nuestra galaxia mide aproximadamente 100.000 años luz y tiene más de 200 mil millones de estrellas. Teorías actuales sugieren que hay mil millones de planetas similares a la Tierra en nuestra galaxia. Si solo una decena de ellos tienen alguna forma de vida, esto nos daría alrededor de cien millones de mundos que pueden albergar criaturas.

Si solo una pequeñísima fracción de ellos (un centésimo de milésimo) logró sostener una raza avanzada de seres, podría haber mil civilizaciones extraterrestres en nuestra galaxia. Sin importar si se considera esto como mucho o poco, eso significaría que una sociedad avanzada de alienígenas existe por cada cien millones de estrellas. Nuestro vecino extraterrestre más cercano realmente podría estar muy, muy lejos. En películas, con sus fantasiosas velocidades o usando agujeros gusano, las naves viajan más rápido que la luz y franquean esas distancias fácilmente. Pero si la física resulta ser imposible, aún la más cercana civilización extraterrestre puede encontrar los viajes interestelares extremadamente difíciles e indeseables.

¿Por qué no hemos encontrado extraterrestres aún?

Lanzamiento del laboratorio Tiangong-2. Crédito: Xinhua.

Otra posible razón que los extraterrestres sean tan escasos es que la galaxia esté repleta de todo tipo de seres y lugares fantásticos. En este escenario, ¿por qué vendrían formas de vida alienígenas a nuestro planeta? Hay probablemente muchos lugares más interesantes que visitar. Sería como cazar un ave exótica y no dar a la colonia de hormigas detrás de tus pies una segunda mirada.

Stephen Hawking dijo: “Creo que la vida extraterrestre es bastante común en el universo, aunque la vida inteligente sea menos. Algunos dicen que aún debe aparecer en la Tierra”.

Muchos creen que una vez una civilización logre el radio, tiene una corta ventana de unos cientos de años antes que empiece a integrar inteligencia artificial a su propia biología. Las máquinas hacen todo más sencillo, con menos riesgo y son inmortales. Es posible que los alienígenas que encontremos hayan evolucionado hacia algo más mecánico que biológico.

Últimamente ha habido un empujón para que SETI expanda sus operaciones y cambien de escuchar pasivamente a transmitir de manera activa hacia el cosmos. Uno de los hombres más inteligentes del planeta, Stephen Hawking, no cree que sea buena idea. Considera que nuestros mensajes pueden atraer la atención de seres que podrían empujarnos de vuelta a la edad de piedra. Usa como ejemplo lo que sucedió con los indígenas americanos y Cristóbal Colón. Razas alienígenas pueden haber tenido que soportar la misma cultura agresiva en la que sobrevive el más apto. Si son tan inteligentes como Hawking, entonces cualquier ser allí afuera podría estar escuchando sin transmitir por miedo de atraer el equivalente a Darth Vader y su imperio.

O tal vez hay una señal que está viajando hacia acá en este momento, durando miles de años, llegando la próxima semana, mes o año.

Muchos científicos, como Paul Davies, consideran que SETI debe empezar a pensar fuera de la caja en sus métodos de búsqueda. Él aboga porque se analicen lugares de nuestro propio sistema solar como la luna, planetas, asteroides y la misma Tierra en busca de evidencia de que alienígenas han pasado por estos lugares. También debemos estar abiertos a la posibilidad que ya hayamos recibido algún mensaje de las estrellas pero no lo hayamos reconocido porque llegó en un medio diferente al radio. El físico Vladimir Charbak cree que la vida probablemente se expandió a través de la galaxia debido a un diseño inteligente y puede que haya evidencia de esto en nuestro propio ADN esperando a ser descubierta.

Otra razón para que no hayamos detectado vida extraterrestre es que no haya nadie. Dicho en otras palabras, estamos solos en el universo. Pero para responder esta pregunta vale la pena considerar si esto parece lógico. Hay una buena posibilidad que uno o dos mundos en nuestro sistema solar alberguen una forma de vida. En una galaxia con mil millones o más potenciales planetas habitables, se podría casi garantizar que muchos de ellos tienen vida. Probablemente hay cientos de millones de planetas con seres vivos en ellos. ¿Tiene sentido que en todo este territorio nosotros seamos la única raza que haya evolucionado en una especie inteligente?

Los humanos tendemos a pensar con un sentido antropomórfico. Nociones como que la vida necesita agua, oxígeno y está basada en el carbono. O que una avanzada raza alienígena use radio y sus señales se repitan. En la cultura popular, los extraterrestres son representados en películas remotamente parecidos a nosotros. Esto se hace para que podamos reconocer emociones y llenar salas de cine. En el clásico de televisión de ciencia-ficción “The Outer Limits” los extraterrestres son bolas de energía, de polvo o de pasto, no fueron los episodios más populares, pero en realidad es posible que esas personificaciones sean más correctas que ET. Los extraterrestres probablemente serán tan diferentes de nosotros como lo somos de una hoja de pasto y sus motivaciones pueden ser un completo misterio. Es muy posible que la razón por la cual no los hayamos encontrado sea algo que sobrepasa nuestro entendimiento actual.

¿Entonces en qué punto nos quedamos?

Tiempo y paciencia.

¿Por qué no hemos encontrado extraterrestres aún?

Esquema cronológico de la evolución del Universo. Crédito: NASA, Ryan Kaldari. Traducido al español por Luis Fernández García.

Si ponemos los 4,5 mil millones de años que han trascurrido desde que se formó la Tierra en un periodo de 24 horas, la humanidad solo apareció un minuto antes de la media noche. Si consideramos que hemos buscado extraterrestres por 60 años, esto probablemente representa solo 20 o 30 segundos de búsqueda por seres inteligentes que pueden haber estado ahí desde hace millones o miles de millones de años antes que nosotros. Nuestro paso en el tiempo es un punto imperceptible comparado con la evolución de la galaxia.

Nuevos y poderosos sistemas de escucha se comenzarán a usar dentro de poco, así como sofisticados instrumentos que serán utilizados para analizar atmósferas de exoplanetas para buscar signos de vida. SETI se expandirá en nuevas áreas y científicos podrán usar más tiempo de telescopio para continuar su búsqueda mientras el nuevo y millonario proyecto “Breakthough Listen” comienza a andar. Cubrirá diez veces más del cielo y el espectro radial 1-10GHz por completo. Habrá más poderosas búsquedas ópticas e infrarrojas y se estima que el proyecto generará al día tanta información como actualmente produce SETI en todo un año. También se anunció el proyecto “Breakthoug Starshot”, apoyado por el billonario Yuri Milner, este ambicioso proyecto busca mandar una pequeña nave robótica a nuestro sistema solar más cercano, Alpha Centauri. Stephen Hawking dijo que esto se podrá lograr la próxima generación y que la nueva tecnología permitirá que el viaje se haga en tan solo 20 años.

Natahlie Cabrol, científica de SETI, también cree que es hora de realizar un nuevo enfoque. “La visión de SETI ha sido limitada a si la tecnología extraterrestre se parece a la nuestra, nos hemos buscado a nosotros. Huellas electromagnéticas de transmisiones de radio cargan una fuerte suposición”. Propone que se deben destinar más disciplinas en el rediseño de la búsqueda. Astrobiología, geociencia, ciencias cognitivas y matemáticas, entre otras. Su plan también propone invitar a la comunidad investigativa a ayudar a crear un nuevo mapa para SETI que puede redefinir el significado de vida y las formas de buscarla.

Algunos expertos dicen que no veremos evidencia de extraterrestres por otros 1.500 años. Ese es el tiempo que le toma a nuestras señales de televisión y radio llegar a nuevas estrellas y tener una mejor oportunidad de ser descubiertas.

De pronto sociedades extraterrestres altamente avanzadas ya sabrán que estamos aquí y en una década o más empezaremos a obtener las respuestas que estamos buscando.

Fuente: Universe Today


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :