Revista Ciencia

Porqué NO utilizar las correas extensibles o “Flexis”.

Por Educanfel @tonyeducanfel

Visualmente, las correas extensibles pueden parecer muy eficaces y cómodas (sobre todo para perros pequeños), ya que puedes extenderlas unos 5 u 8 metros, dependiendo de la correa que tengas, pero realmente conllevan más inconvenientes que ventajas. No siempre la tecnología juega a nuestro favor y aún menos a favor de los perros.


Porqué NO utilizar las correas extensibles o “Flexis”.

A continuación detallaré los inconvenientes y posibles ventajas de las correas extensibles:
Inconvenientes
vDebido a su propio mecanismo, sin querer, damos unos fuertes tirones al perro y esto lo que menos puede hacer, es un paseo agradable. En el momento que presionamos el botón la correa, esta, se para en seco y si el perro se estaba moviendo en ese momento se lleva un tirón bruscovPuede producir lesiones físicas (dislocaciones de hombro, rozaduras, quemaduras producidas por la fricción cuando la recogemos etc.) a los propietarios, sobre todo en perros medianos y grandes, debido a los fuertes tirones que a veces se producen, sobre todo si estamos despistados.vPuede producir lesiones físicas en nuestro perro u otros perros con los que interaccione en la calle. Puede llegar a ocasionar cortes allí donde la correa roce el cuerpo del perro a cierta velocidad. Si estas lesiones se las producimos a otro perro con nuestra correa, no cabe decir, que los gastos veterinarios correrán de nuestra parte.vEn vez de ayudar a enseñar al perro a no tirar de la correa, realizan el efecto contrario, enseñan al perro a tirar de la correa, cuando realmente lo que queremos es el efecto contrario, es decir, que el perro no tire durante el paseo. vOtro inconveniente -y este afecta directamente a nuestro bolsillo-, es que se rompe con mucha facilidad, ya sabemos, por eso de la obsolescencia programada.  vEs poco práctica por el hecho de que el mango suele pesar y es muy difícil el poder regular su recogido.vEs una correa que transmite tensión al perro, cuando realmente lo que deberíamos de procurar es que la correa estuviese siempre destensada, para que el paseo sea agradable para los dos. vEn caso que necesites las manos, no es fácil poder guardarla.vSi se cae al suelo genera cierto ruido que en perros miedosos o inseguros, puede dar lugar a una escapada.
Ventajas
vSe puede extender.vPuede costar menos que una de 5 metros fija.
De hecho, la nueva Ordenanza Municipal de Barcelona, prohíbe su uso en perro mayores de 15kg, por las lesiones etc. que pueden producir. Porqué NO utilizar las correas extensibles o “Flexis”.
También es cierto que hay personas (muy pocas) que consiguen darle un uso más o menos bueno. 

En mi opinión es mucho más cómodo para el propietario y para el perro, una correa de 5 metros (mínimo 3), que no una extensible, aunque la puedas llegar a alargar hasta 8 metros. El perro nota la comunicación a través de la correa y esta comunicación es mucho más fácil para nosotros y para el perro realizarla con una correa de 5 o 3 metros que no con una extensible. Es cierto que al principio una correa de 5 metros se hace algo difícil su manejo, pero con un poco de práctica, se convierte en una parte más de nuestro cuerpo y la manejamos sin pensar.

Porqué NO utilizar las correas extensibles o “Flexis”.
Cuando hablo de la comunicación a través de la correa, no me refiero a dar tirones de la correa ni mucho menos, todo lo contrario, se basa en una utilización de la correa sin tirones. Con lo cual el paseo se hace más agradable y relajante, tanto para el humano como para el perro.

En otro artículo hablaré de la correa de 5 metros (personalmente es la que uso) y su manejo.Si finalmente, nos decidimos por una correa de 3 o 5 metros, debemos tener muy presente que una correa de 5 metros siempre la podrás hacer de 3,2,1 (recogiéndola), pero una de 3 metros, nunca la podrás hacer de 5.
Toni MartínezTodos los derechos reservados.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog