Revista Viajes

Praga: consejos para una escapada inolvidable

Por Bverdasco
Reloj astronómico de Praga

Reloj astronómico de Praga

Una de las ciudades más bonitas de Europa sino del Mundo, Praga nos sorprende con maravillas arquitectónicas y encantos que no se agotan en una sola visita. La capital de la República Checa nos invita a caminar y descubrirla a pie, aunque también podemos realizar tours en barco. Por supuesto hay que disfrutar de la comida, ya que Praga ofrece excelentes restaurantes con muy buena relación calidad-precio, además de una animada vida nocturna. 

Estos son algunos de los consejos de los viajeros de CheQQer para disfrutar al máximo de Praga:

Juan recomienda no utilizar el metro “si no es absolutamente necesario, hay un tiempo determinado para desplazarse al destino elegido y si no conoces el idioma y las estaciones lo tienes complicado con los controles rutinarios que realizan los revisores, obligándote a pagar nuevamente el billete si te excedes del tiempo.”

Lydia Díaz Navarro destaca lo económicos que son los restaurantes, hasta tal punto que “a veces puedes plantearte el vivir comiendo fuera”. También recomienda una excursión de día a Divoka Sarka, “un paraje natural al que puedes llegar con el tranvía normal, ideal para un picnic de domingo”.

SunSeeker21 nos habla de la Praga gótica y destaca la Plaza de la Ciudad Vieja, “con sus torrecitas góticas que enmarcan el cielo, y el Reloj Astronómico que se encuentran en el costado sur del Ayuntamiento y data de 1410. Es muy recomendable pararse a admirar el complicado mecanismo que se pone en marcha cuando el reloj da la hora, aunque –nos advierte esta usuaria- es cuando más cuidado hemos de tener con nuestras pertenencias porque aquí hacen su agosto los carteristas.”

Praga

Praga

“El Puente de Carlos, que cruza el río Vltava, es otra visita imprescindible en Praga: no dejéis de dar un agradable paseo disfrutando de las vistas de la Ciudad Vieja y el Castillo de Praga. El mismo puente es una maravilla arquitectónica digna de ver, decorado con una serie de 30 estatuas barrocas que datan del s. XVIII, así como la torre del Puente, considerada uno de los mejores ejemplos de estilo gótico.”

Para parejas y románticos, [email protected] recomienda realizar “un tour nocturno en barco con cena incluida, admirando Praga encendida por la noche y pasando por debajo del famoso Puente de Carlos.”

En este famoso puente, según nos descubre una de nuestras más activas viajeras en nuestra comunidad de Facebook, Elena Manzanita Golden, “se rodó una de las escenas de una de las películas de 007″. Pero ¿dónde exactamente? Elena nos recomienda preguntar a alguien de allí:  ”si preguntáis seguro que alguien os lo sabe decir…están muy orgullosos de ello”.

Elena tiene más consejos de viaje geniales para vosotros: “justo antes del puente de Carlos a mano derecha queda una basílica donde realizan conciertos (en realidad en prácticamente todas las basílicas e iglesias que tengan un órgano ofrecen este servicio…) Nosotros asistimos a uno de órgano, soprano y trompeta y no os podéis imaginar lo absolutamente especial y afortunada que me sentí mientras oía aquello. Lo recomiendo definitivísimamente, aunque no seáis muy amantes de la música es como transportarte a otra época.

Marionetas en Praga

Marionetas en Praga

Por último recomendar lo que para mí ha sido lo más llamativo y que más me ha gustado de toda la ciudad: la zona judía. No solo por la carga histórica que lleva consigo sino por lo bonito y escalofriante de todas sus construcciones. Una de las cosas más curiosas es el cementerio judío: les dieron un mínimo terreno para enterrar a sus muertos y no les quedaba más remedio que hacer “capas”, por lo que el lugar está lleno por completo de lápidas a diferentes alturas y posiciones ya que el movimiento de la tierra las ha desplazado. Pero además es como un bosquecillo y es… no sé, es muy mágico.

Además los judíos tienen una bonita tradición que según me contaron consiste en, en lugar de dejar flores, dejan pequeñas piedrecitas en las lápidas de sus difuntos que simbolizan su afecto, palabras y deseos. Las flores se marchitan, las piedras no y de alguna manera es igualmente bonito porque a esas alturas el detalle prima sobre la belleza. En algunos casos encontrabas la piedra encima de papelitos doblados donde se expresarían sus recuerdos.

En este mismo lugar se encuentra un sauce llorón inmenso hecho por completo de metal en el que en cada hojita se encuentra grabado el nombre de uno de los difuntos… no puedo parar de repetir que de verdad es sumamente mágico.”

¿Cómo se os queda el cuerpo con estos consejos y descubrimientos de Elena? A nosotros se nos queda con unas ganas tremendas de ir a Praga cuanto antes a experimentar toda esa magia, romanticismo e historia.

¿Habéis estado en Praga? ¿Cuál es vuestro consejo de viaje para aquellos viajeros que estén planificando una escapada a esta maravilla de ciudad?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog

Revista