Revista Diario

Que el último apague la luz

Por Rutinacortadaacuchillo @RCACoficial

Existen los mails molestos. El ejemplo más claro son los Power Points que solían mandarte tus tías con mensajes de la virgen o paisajes para soñar.

Otro tipo, moneda corriente (de 2 pesos) en estos últimos tiempos, son las cadenas de mails. Más de 5 personas en el “Para” ya es cadena (menos es soga). Muchos caemos prisioneros de estas duras conexiones. Ya sean de amigos, de compañeros de laburo o de danza arabe.

Para ser más claros en el tema. Si Ricardo escribió un mail diciendo algo tan simple como “Che, los invito a todos el sábado a comer un asado a casa”… basta para que se arme una cadena de mails interminables. Porque ahí está el problema: cuando aparecen los amantes del Responder a todos. No es necesario contarnos que a la niñera se le engripó el gato y entonces no puede cuidar a las nenas, y no tenés con quién dejarlas, y no venís. O que el forro de tu jefe es un forro y te pidió que labures a la noche, mientras el forro se va a la mierda a la tarde. Directamente con un simple “no puedo ir, que se diviertan, beso”, está, o una simple respuesta nada más que al organizador!

No conviertas cada reunión virtual en una terapia grupal, que encima nadie sabe cuándo va a parar. Porque capaz ponés un chiste, y otro manda un mail: jajajaja sos un boludo. Y otro: ché pónganse a laburar. Porque claro, desde que apareció el BB (canchera la abreviación) la gente contesta desde sus teléfonos sin pensar en el resto.

Por esto y mucho más, proponemos las Reglas del uso del Responder a todos:

  • Cuando respondas a todos, pensá si a más de 2 personas le interesa tu respuesta (lo más probable es que no).
  • Tu “Ok” o “Voy” en el responder a todos no le sirve a nadie. En todo caso mandalo a la persona que le interese.
  • Si mandás una pregunta, tené en cuenta que estás colaborando para que la cadena sea eterna.
  • No hace falta que cada 2 o 3 mails respondas.
  • No desvirtúes la conversación con alguna acotación no pertinente al tema en cuestión.
  • El que inició la cadena de mails deberá hacer explícita la finalización de la misma cuando se llegue a un acuerdo entre las partes.

Sin embargo, y aquí la trampa, ahora acabamos de plantar una bomba. Sí, como ves, estás metido en una cadena, seguramente con mucha gente que no conozcas.

Entonces ahora queda en ustedes: apretar o no el botón RESPONDER A TODOS y así generar un torbellino que va a crecer y volver y volver, está en sus manos (en realidad en una sola, la que mueve el mouse).

Nosotros ya hicimos nuestra parte. Piensen igual que atrás de algún mail, puede estar el amor de su vida. Jueguen, diviértanse.

Que el último apague la luz.

Este post fue enviado a una cadena de mails. La gente no aprendió nada y se volvió interminable.  Si querés divertirte hace clic en el botón que dice Correo electrónico y mandeselo a todos tus amigos!

Que el último apague la luz


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :