Revista Coaching

Que todos los días sean el Día de los Buenos Propósitos

Por Junito @junito1977

30.12.2014 17:32

Chavela Vargas nos decía en su canción: "Que cada noche sea noche de bodas, que no se ponga la luna de miel. Que todas las noches sean noches de boda, que todas las lunas sean lunas de miel". Hoy, 31 de diciembre, último día del año, de otro año más que se acaba, me propongo algo así: "Que cada día sea 31 de diciembre, que todos los días sean el Día de los Buenos Propósitos".

Que todos los días sean el Día de los Buenos Propósitos

Hoy es día de elaborar larguísimas listas con todo aquello que queremos cambiar, finalizar o empezar. Todo aquello que no nos gusta de nuestra versión 2014.0 queremos que por arte de magia esta noche se convierta en 2015.0, pero hasta el año que viene no volveremos a replantearnos en preparar la 2016.0, aunque posiblemente sigamos en la 2003.0, porque ningún año conseguimos ni tan siquiera empezar con los nuevos buenos propósitos.

Dejar de fumar, que nada nos afecte, empezar una dieta, ir al gimnasio, estudiar inglés, no disgustarnos tan alegremente y por cosas sin importancia, decir más te quiero, etc., etc., etc. Siempre lo mismo, todos los años lo mismo, y todos los años cuando llega el 30 de diciembre ver que no se ha cumplido con ninguno y lo peor de todo es que no empezaste, hace 364 días, ni con la mitad de ellos. Y así todos los 30 de diciembre son días de frustración y los 31, días de energías e ilusiones renovadas " porque este año sí, este año cumplo, veréis".

Encasillar en fechas concretas nuestros buenos propósitos e intenciones. Los 14 de febrero declararnos amor eterno, el Día del Padre comprarle un regalito a nuestro progenitor, el 31 de mayo reducir el consumo de tabaco por eso de un Día sin Humos, el Día de la Sonrisa sacar nuestros perfectos dientes Profident. Y así vamos haciendo círculos rojos en el calendario.

Si cada día tiene 24 horas, 1440 minutos completos, ¿por qué no le dedicamos unos poquitos a lo que realmente es importante? Que un ratito de cada día de este nuevo año sea el Día de la Felicidad y la Sonrisa, el Día de la Madre y el Padre, el Día de la Amistad y el Amor. Así seguro que cuando llegue el 31 de diciembre del año que viene, no seremos una nueva versión mejorada de nosotros mismos, ni más delgados, ni más sanos, ni más cultos, pero sí que vamos a ser más felices y estaremos más contentos de estar dentro de nuestra propia piel.
¡¡¡Feliz Año Nuevo a [email protected], [email protected]!!!

-----


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog