Revista Cine

Recordando algunas escenas antológicas: ‘Casino,de Scorsese’- El final de Nicky Santoro-

Publicado el 03 agosto 2013 por Cinefagos

486_4bc90855017a3c57fe002d33_1293132264

Tratándose del final de la película me veo obligado a avisar a aquellos insensatos que aún no hayan visto(sacrilegio) esta maravilla de Martin Scorsese que se abstengan de leer este post y de ver el video de la escena en cuestión, ya que se trata del final del filme. Así que a partir de ahora: ATENCIÓN SPOILERS POR DOQUIER.

Joe Pesci es un interprete que me encanta, su versatilidad, su talento y su personalidad son indubitables. Y más si tenemos en cuenta las evidentes “limitaciones” físicas de Pesci. Siempre me ha parecido impresionante que un tipejo de apenas 1’60 centímetros de altura y con ese careto tan particular fuese capaz de dar vida, y con maestría asombrosa, a dos de los gangsters más  respetados, peligrosos y carismáticos que ha dado el séptimo arte. Evidentemente me refiero al sempiterno canalla Tommy DeVito (‘Goodfellas’,1990) y al mítico e imprevisible matón Nicky Santoro (‘Casino’,1995). Y a éste último es a quién dedicaremos el post.

tumblr_m6vkmfIJNn1qjqyb1o1_500

El irlandés prensado

Para un servidor, lo más estimulante,inteligente y plausible de ‘Casino’-todo un logro por parte de Scorsese y Pesci- es convertir a un enano y engominado malhechor en el verdadero héroe del pueblo,ese hombre que-en realidad- todos llevamos dentro pero al que nunca dejamos salir, ese hombre que-en estos tiempos de mierda- todos querríamos ser, un hombre que habla cuando que hay que hablar y actúa cuando hay que actuar, un hombre que se viste por los pies.

Lo que, a ojo de todo ser decente,  debería ser un personaje infame y despreciable, un asesino,ladrón,mentiroso,estafador  sin escrúpulo alguno,se convierte-gracias a la dádiva del genial Pesci- en un encantador, fascinante y entrañable granuja que se gana a pulso nuestro cariño y simpatía. ¿O es que no se merece una ovación un especimen  que de madrugada saca tiempo para cocinarle tortitas de mermelada para desayunar a su hijo antes de llevarlo al colegio con lo  ocupado y entretenido que resulta prensar cabezas de irlandeses, apuñalar a bocachanclas de barra de bar con una pluma estilográfica o extorsionar a “pundonorosos” banqueros ? Lo dicho: un héroe del pueblo, si Nicky Santoro fuese español y se presentase a la elecciones presidenciales un servidor le daría su voto con los ojos cerrados. En fin, de ilusión también se vive, aquí os dejo la magistral, brutal y triste escena del inicuo final del gran Nicky Santoro.Acta est fabula.

Sayonara.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista