Revista Belleza

Reflexología podal, mucho más que un simple masaje de pies

Por Naturestetica
Hola a [email protected]
Por lo general, los pies son una parte de nuestro cuerpo a la que no le hacemos el debido caso. Descuidamos las uñas, dejamos que nos crezcan durezas, no usamos el calzado adecuado o no aplicamos en ellos crema hidratante como lo hacemos en el resto del cuerpo. Debemos tener en cuenta que éstos son la parte de nuestro cuerpo que carga con el resto durante todo el día y sería necesario dedicarle más tiempo y atenciones a su estado de salud.
Además de dar un toque de atención sobre la salud diaria de nuestros pies, hoy os quería hablar de la reflexología podal como terapia natural a las dolencias comunes. Los pies cuentan con infinidad de terminaciones nerviosas que no conocemos y es que en nuestras plantas existen conexiones con todos los órganos de nuestro cuerpo.La Reflexología podal está alcanzando gran fama desde hace años debido a que es una terapia natural sin ningún tipo de efecto secundario. Está basada en la reflexoterapia que consiste en generar reflejos condicionados al fin de modificar o mejorar diferentes aspectos de nuestra salud.
Reflexología podal, mucho más que un simple masaje de pies

Sus efectos son:

  • Mejorar  la circulación sanguínea y la linfática.
  • También mejora la oxigenación de las células.
  • Nos puede ayudar a aliviar o hacer que desaparezcan los dolores más comunes.
  • Estimula nuestro sistema defensivo provocando una mayor actividad.
  • Normaliza en general las funciones orgánicas, hormonales y glandulares.
  • Relajación y bienestar general, reduciendo la ansiedad y el estrés.
  • Depura y limpia el organismo de residuos o sustancias de desecho celular.
  • Funciona equilibrando las transmisiones nerviosas.
Su técnica es bastante “básica”. Consiste en ejercer presión en lugares concretos del pie dependiendo de la dolencia o zona a tratar. Esto genera un estímulo en el órgano deseado y en sus efectos mínimos supone una relajación muscular, glandular u orgánica. El simple hecho de un leve masaje de pies, los desentumece y nos ayuda a relajarnos reduciendo el estrés y renovando nuestras energías.Reflexología podal, mucho más que un simple masaje de pies
El proceso conlleva varias fases. Se comienza con un masaje suave para aliviar las tensiones y eliminar el agarrotamiento de los músculos y articulaciones. Después se va subiendo la intensidad para calentar los pies, conseguir que se relajen y se vuelvan más maleables buscando las llamadas “líneas metaméricas” que estimulan las terminaciones nerviosas y dejan al paciente mucho más receptivo al tratamiento.Después de estas primeras fases se empieza a aplicar el tratamiento concreto según la dolencia experimentada. Dependiendo de su procedencia, el masaje se centrará en una parte concreta del pie. Así para los problemas de cabeza se interviene sobre el dedo gordo, el intestino se encuentra en la mitad de la planta, los órganos reproductores en el talón, sistema respiratorio en la parte superior de la planta, etc. Tras la manipulación correcta de estas zonas por parte de un profesional se puede conseguir tratar la ansiedad, los problemas digestivos, asma, dolores de cabeza y un sinfín de dolencias.Esta técnica está muy de moda debido a la ausencia de efectos secundarios y ser poco invasiva. Además puede ser usada paralelamente a otros métodos por parte de los fisioterapeutas. Con esta agradable técnica todo son ventajas.
¿Habéis probado alguna vez esta técnica en algún establecimiento especializado?

www.naturestetica.es 

  facebook.com/NaturEstetica

 ¡Un saludo!


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas