Revista Solidaridad

Refugiados en la sequía

Por Iñaki Iñaki Alegria @InyakiAlegria


Refugiados en la sequía
Sequía, hambruna. Parece un binomio inseparable, sin embargo esconden otra realidad.

La sequía es el refugio de la hambruna, un refugio hipócrita, falso, que esconde una verdad dolorosa, cruel, horrible, que el mundo prefiere ignorar, dar la espalda, y seguir refugiándose en la mentira de la sequía, una mentira para poder seguir viviendo cómodamente.

Hoy en día ninguna hambruna puede justificarse por una escasez de agua. Toda hambruna es provocada, intencionada y por lo tanto evitable. Y si hay hambrunas todavía es porque no se quieren evitar, porque interesan.

Toda hambruna es planeada, creada, con sangre fría, no es una emergencia impredecible como nos quieren hacer pensar.

Con sangre fría, alevosía y premeditación calculan los miles de niños que tienen que ser asesinados de hambre para el “bien” de su economía.

La solución no es dar comida, la solución es política, es aprender a vivir con un poco menos para que otros sencillamente puedan vivir.

La naturaleza trae sequía, pero la hambruna la provoca el hombre.

 Es provocada por escasez de amor.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista