Revista Cultura y Ocio

Relatos Sombríos, una ración de cuentos victorianos

Publicado el 20 octubre 2017 por Daniel Daniel Pérez Castrillón @Mangrii
Relatos Sombríos, una ración de cuentos victorianosRelatos sombríosEdith Nesbit (Trad. de Gonzalo Gómez Montoro)La biblioteca de CarfaxRústica | 192 páginas | 16,50€
Relatos Sombríos, una ración de cuentos victorianos


Pese a que muchos no la conozcan, Edith Nesbit es una de las figuras más influyentes en la literatura infantil que todos conocemos. Con obras como Los chicos del ferrocarril o La ciudad mágica, inspiro a grandes escritores como J.K.Rowling, Diana Wynne Jones o C.S.Lewis. Natural de Londres, fue una mujer provocadora, viajera y lanzada a todo reto que se le plantará delante. Aunque es conocida por su literatura infantil, no en vano, su producción de relatos de terror quedó relegada al olvido. Publico gran parte de sus cuentos de fantasmas en la era dorada del ghost story inglés, a la par que autoras de nivel como Le Fanu, Edith Wharton o Vernon Lee. Por todo esto y mucho más, es de agradecer que La Biblioteca de Carfax haya reunido en un solo volumen nuevo ligeros cuentos de los más siniestros dentro de la producción de Edith Nesbit.
La vida de la autora nunca ha sido fácil. Su forma de vida rechazaba las estrictas ideologías de la época, abrazando la libertad social con todas sus fuerzas y rompiendo los prejuicios con fuerza. También tenía un apasionante gusto por lo sobrenatural, de ahí los rumores de que llego a formar parte de la Orden Hermética de la Aurora Dorada. Estos detalles son plasmados en todos sus cuentos. Edith Nesbit escribe sobre las tensiones que vivía en su propia casa, para evidenciar el papel marginal de la mujer en la sociedad de la época, o para hablar sobre matrimonios y relaciones que raramente funcionan. Pueden verse todos ellos como una vía de escape a su sufrimiento, una especie de reflejo con amargura de su vida íntima. Crea en sus historias una atmósfera sencilla acompañadas de un toque siempre grotesco, que le brinda ese componente sombrío al que alude el título. Una especie de terror agradable sin derramamientos de sangre innecesarios o explicaciones, que busca la más pura autenticidad.
Relatos Sombríos, una ración de cuentos victorianosFotografía de Edith Nesbit
La colección recopilada por las dos editoras de La biblioteca de Carfaxrecogen nueve relatos de la escritora londinense escritos entre 1887 y 1910. En todos ellos podemos ver muchas características del relato victoriano. Aparte de la ambientación de la época, tenemos un narrador externo, pleno en detalles y que siempre plantea un par de párrafos introductorios a cada relato. Empieza el volumen con La estatua de mármol (1986), una trágica historia donde una pareja de recién casados se muda a vivir en una casa del campo cercana a una iglesia. Todo cumple sus expectativas hasta que una leyenda relacionada con un par de estatuas de la iglesia y la noche de Todos los Santos los inquieta. Una historia que explorar el miedo a lo inexplicable.
Le sigue Desde el reino de los muertos, una historia de amor fantasmagórica. Arthur descubre que la joven con la que este prometido en realidad ama a otro hombre, gracias a una carta que su conocida Ida le muestra. Nesbit habla del orgullo y del arrepentimiento en las relaciones. Es La tercera sustancia donde encontramos el relato que más me ha gustado. Roger Wroxham logra escapar de unos violentos hombres para dar con la extraña casa de un médico. Pero ¿cuáles son las intenciones reales de este médico? Nesbit aplica principios de la alquimia y extraños experimentos a la búsqueda de una quimera de conocimiento, donde aborda de pleno la ética científica.
Relatos Sombríos, una ración de cuentos victorianosIlustración de Mgkekellemeyer
En La boda de John Charrington (1891) nos encontramos una historia de amor improbable, y quizá, una de las que menos me llamo la atención. John consigue la mano de la mujer más deseada del pueblo, y jura que se casará con ella tanto vivo como muerto. Lo mejor de este relato es ese narrador externo, que enfatiza el típico relato victoriano de fantasmas. Otro de los que más disfrute es La sombra (1905). Nos encontramos al final de una fiesta para celebrar el baile de navidad donde tres jóvenes reciben una historia de fantasmas que jamás olvidaran de su ama de llaves. Un relato oscuro e inquietante de amor no correspondido con un final más que a la altura.
En Los cinco sentidos Edith nos cuenta la historia de Boyd Thompson, un afamado científico especialista en la vivisección que juega con su vida para experimentar con las capacidades sensoriales. Un relato sobre el amor y el miedo en el que Nesbit, como aclara al principio, se desentiende de todo principio científico pero con mucha gracia. Y llegamos al que para mí es otro de los mejores relatos. El marco de ébano (1893) nos cuenta la historia de un hombre que se enamora de la mujer que ve en una pintura recién heredada. A partir de este hecho, su vida cambia radicalmente, tanto que su mundo llega a transformarse por completo. Una historia sobre el amor verdadero, la locura y las maldiciones eternas.
Relatos Sombríos, una ración de cuentos victorianosIlustración cogida de British Library/Robana via Getty
En la oscuridad (1910) nos cuenta la historia de un par de amigos que vuelven a juntarse tras varios años. Uno de ellos parece muy nervioso y demacrado, y su otro amigo decide llevarlo de viaje. Parece mejorar por momentos, pero una revelación inesperada pondrá todo en su lugar. Una historia sobre la venganza y la paranoia con un final más que interesante. Concluyo el repaso a los relatos con El coche violeta (1910), el cual yo no podía parar de visualizar como un corto de cine. Una enfermera acude a una casa en el campo para ayudar a un matrimonio que viven aterrados por un suceso acontecido hace años. Un gran secreto está por revelarse para mostrarnos la cruda realidad sobre los peligros de las malas decisiones. Un tour de dudas que suponen un broche perfecto para cerrar el volumen.Relatos Sombríos, una ración de cuentos victorianosPoder leer la producción adulta de Edith NesbitPerfecto como lectura ligera pero siniestra para la épocaHistorias victorianas de fantasmas en estado puroLa portada, que te roba el corazón
Relatos Sombríos, una ración de cuentos victorianosUn par de relatos no me llaman mucho la atención
Relatos Sombríos, una ración de cuentos victorianosCada vez está más claro que si alguien va aportar la nota discordante en la literatura de género en España son las editoriales independientes. Cada vez se está viendo mayor movimiento, mayores apuestas arriesgadas, pero llenas de calidad y categoría. Uno de estos casos los representa La biblioteca de Carfax con este volumen y el resto de sus publicaciones. Si conocéis la literatura infantil de la autora, lanzaros sin miedo. Si os gustan las historias victorianas de fantasmas, correr a comprarlo. Si queréis algo perfecto para amenizar Halloween, Relatos Sombríos es vuestro libro.
¡Muchas gracias a La biblioteca de Carfax por el ejemplar!
Otras reseñas de interés:In the Never NeverGeneración readerCrónicas literarias

Volver a la Portada de Logo Paperblog