Revista Libros

Reseña | La dama y el plebeyo, Sarah M. Eden

Por Flordecereza @NovelaRomantica
Reseña | La dama y el plebeyo, Sarah M. Eden

UNA COMEDIA DE REGENCIA ROMÁNTICA Y MUY DIVERTIDA, PROTAGONIZADA POR UNA DAMA Y UN PLEBEYO ENAMORADO QUE NO SABE QUÉ HACER PARA GANÁRSELA.

Harry Windover está enamorado de Atenea Lancaster: rubia y de ojos verdes, lo tiene totalmente cautivado. Pero ella es la cuñada del duque de Kielder y él no es más que un tipo sin un céntimo ni título alguno, así que sabe que no puede aspirar a ella, y lo sabe bien. Para empeorar las cosas, el duque le pide que encuentre para Atenea al caballero de sus sueños... Y a él no se le ocurre otra cosa que presentarle a hombres muy aburridos, niños de mamá o tipos absolutamente ridículos.

La pobre Atenea Lancaster no sabe por qué tiene tan poco éxito entre los hombres y por qué atrae a individuos tan poco deseables y aburridos como los que se cruzan en su camino. La verdad es que Harry es mucho más interesante que cualquiera de ellos. ¿Descubrirá el plan que ha urdido? ¿Y qué hará cuando lo haga?

Link de compra en Amazon ←

Reseña | La dama y el plebeyo, Sarah M. Eden

En busca de Perséfone de Sarah M. Eden fue todo un descubrimiento para mí, me abrió las puertas a una saga fastuosa y colosal como es Los Lancaster , una novela que leí el mes pasado y que aún no he podido olvidar. Si bien recordáis os comenté que podía leerse de forma independiente y aún sigo afirmándolo, sin embargo, uno de los personajes secundarios de esa obra iba a tener un propia historia y no he podido resistirme a caer rendida ante él y ante su novela La dama y el plebeyo, una trama que ha sabido estar a la altura de la anterior y que también ha cautivado mi corazón indiscutiblemente.

Harry Windover , el mejor amigo del duque de Kielder, lleva meses enamorado de la cuñada de éste, Atenea, una joven que conoció cuando Adam y Perséfone se casaron y a pesar del tiempo que ha pasado todavía no ha podido olvidarla. Sabe de sobra que él no tiene posibilidades con ella, la dama merece un marido con una buena posición social e incluso con un título, algo de lo que él carece ya que no pertenece a la aristocracia y además sus bolsillos llevan vacíos bastantes años por lo que le resultaría imposible optar a ser un candidato más en el cortejo de la joven. No obstante, su cercanía a ella le ha granjeado tener una excelente amistad, es su confidente y la persona que quien más confía, una proximidad que lo tortura porque no puede tener más, pero a la misma vez una bendición que lo recompensa con su compañía, algo que está atesorando para cuando Atenea se case y se aleje de él. Sin embargo, las cosas se van a complicar cuando Adam le pida el favor, o más bien ordene, de que encuentre a los mejores caballeros para que la pretendan y así ella pueda elegir al idóneo, a ese que habita en sus sueños desde que era una niña, una ardua tarea que puede terminar de romper el corazón de Harry.

Atenea Lancaster lleva soñando toda su vida con su presentación en sociedad, un acto que ha calculado y planeado hasta la perfección. Gracias al matrimonio de su hermana Perséfone con el duque de Kielder, ese sueño está ya al alcance de sus manos pues va a poder disfrutar de la temporada corta de Londres donde se celebrará un baile en su honor orquestado por los duques que le permitirá conocer a diferentes jóvenes donde uno de ellos puede ser perfectamente el caballero de sus sueños. No obstante, tener al duque cerca no va a ser de ayuda ya que muchos, incluida ella misma, se sienten intimidados por él, algo que deben solucionar si no quieren que el debut de Atenea sea un completo fracaso. De este modo, para alivio de Adam, quien odia con todas sus fuerzas Londres, podrá dejar a Harry a cargo de todo, su amigo será el encargado de acompañarla y de ayudarla en la búsqueda de su futuro marido. Así, Harry, una persona muy especial para ella, aquel que la ayudó y animó tras las nupcias de su hermana, comenzará a presentarle conocidos suyos para que se haga una idea de que es lo que busca, sin embargo, cada uno de ellos tendrá algo que no la convencerá ya sea por su actitud o forma de ser que irá mermando sus ánimos y acabando con sus ilusiones de encontrar a la pareja perfecta antes de que la temporada llegue a su fin. No se explica que ocurre, si el fallo es de ella o qué está pasando, pero no puede ser coincidencia que todos esos caballeros sean inadecuados, una verdad que pronto saldrá a la luz dañando los sentimientos tanto de Atenea como de Harry, ya que éste, sin malicia alguna, solo le ha presentado a caballeros que nunca la harán feliz, pues ninguno de ellos es él.

Sarah M. Eden nos vuelve a cautivar con una historia dulce, llena de sentimientos y ciertos toques de humor que nos hará imposible no enamorarnos de esta entrañable pareja, dos personas que han luchado toda su vida para llegar a donde están. Con una prosa sublime y magistral, la autora nos traslada en esta ocasión a los increíbles salones de Londres para disfrutar del glamour y la sofisticación de los bailes en sociedad. Con un escenario principal de lujo será allí donde Atenea tendrá que dar lo mejor de sí misma para conseguir un buen matrimonio. La personalidad de ésta, a pesar de ser la sensación de la temporada, es un poco introvertida, hace nada hubiera sido impensable que ella estuviera allí, pero gracias a la suculenta dote otorgada por el duque es un excelente partido para muchos, de ahí que Adam le inste a Harry que la cuide y la proteja de los cazafortunas. Por esto mismo, Harry sabe que no tiene posibilidades, él mismo puede ser etiquetado como uno de ellos, sus dos propiedades están al borde de la ruina y su asignación anual apenas le deja para vivir holgadamente. Aquí veremos como el risueño, bromista y alocado Harry que conocimos en la primera entrega de la saga, es en realidad alguien que enmascara su sufrimiento y su dolor para no preocupar a nadie, prefiere guardar silencio a que otros le tengan pena. Dos personas que como ya he dicho no lo han tenido fácil, Atenea perdió a su madre pronto y su padre siempre estaba ausente, solo contaba con Perséfone, pero cuando se casó pensó que también la perdería a ella, pero gracias al consuelo de Harry pudo ver que estaba equivocada. No obstante, la actitud de Adam le causa pavor, además que siempre se esté quejando de los bailes y actos sociales le hace pensar que hacerse cargo de ella es más una molestia por lo que quiere encontrar pronto un marido para no causarle más problemas. Sin embargo, Atenea deberá aprender a ver a Adam con otros ojos pues todo lo que piensa de él es erróneo y Harry la ayudará a entenderlo. Ambos formarán una relación que a simple vista puede ser solo amistad, pero pronto averiguarán, sobre todo Harry, que lo que sienten es amor, pero no podrán ser felices hasta que Atenea abra los ojos, algo que ocurrirá cuando todo esté perdido y sobre todo gracias a la intervención de Perséfone, la única que está al tanto de todo. Por lo demás, tendremos unos secundarios formidables, los duques de Kielder nos dejarán ver que cada día están más enamorados, asimismo, conoceremos un poco más a la siguiente Lancaster, una jovencita con un carácter parecido al de Adam que la convertirá en alguien muy querida para el duque. También contaremos con una gran lista de posibles candidatos para Atenea, a cada cual más variopinto que mejor los conocéis vosotros porque vais a encontrar de todo. En definitiva, una novela que nada tiene que envidiar a su predecesora y que nos dejará con ganas de más por lo que os animo encarecidamente que os dejéis arrastrar por los Lancaster, una familia de lo más atípica y especial.

de Sarah M. Eden es un romance tierno que se dará lentamente, un amor de Harry hacia Atenea donde todo lo tiene en contra y donde deberá encontrar al hombre que la haga feliz, una ardua tarea ya que el más indicado sería él, algo que Atenea deberá descubrir por sí misma para tener por fin su historia de cuento de hadas junto al caballero de sus sueños.

· Gracias a Libros de Seda por el ejemplar ·


Volver a la Portada de Logo Paperblog