Revista Cine

Reseñas:Fear Itself #7 (con spoilers)

Publicado el 31 octubre 2011 por Juancarbar

20111031-141143.jpg

Entre el miedo y el asombro me muevo tras el final de “Miedo Encarnado”, evento/crossover que ha puesto de patas arriba el convulso universo marvelita. Porque, no nos engañemos, Marvel ha dispuesto ir “de oca a oca y tiro porque me toca” ha todos y cada uno de los habitantes de la Tierra-616, no dejando ni un momento de respiro a sus personajes ni a los lectores. No parece que la editorial esté dispuesta a renunciar a una filosofía que le otorga pingües beneficios, donde las historias han entrado en un “tour de force” imparable, que nadie sabe donde acabará. La respuesta la debe tener Bendis y Axel Alonso entre otros, jugadores de un tablero donde muertes, resurrecciones y eventos son creados para levantar expectación. Las buenas historias, pueden esperar.

Para los que siguieran Fear Itself, seguramente les recorrió un escalofrío cuando vieron a los USA, entre otros países, sufrir una invasión en toda regla, donde El Dios Serpiente y la hija de Cráneo Rojo, Pecado, se erigían como enemigos implacables e invencibles. La acción también nos llevaba a conocer la posición de Odin y Asgard en el conflicto, donde nos enteramos de profecías que anticipaban el conflicto y de las que nunca supimos anteriormente. De nuevo, retrocontinuidad para establecer un punto de partida en el pasado, muy remoto en esta ocasión, que no haga surgir de la nada la nueva historia. Pero no es lo que mas chirría de Fear Itself.

Decíamos al inicio que nos movíamos entre el miedo y el asombro, cuando no perplejidad; Todo se deriva del final, que no del inicio. Es en el principio donde uno ve la épica de lo que se avecina; Armas al estilo “Mjolnir” y al servicio del nuevo villano, llegan a la tierra donde buscan a “dignos” que puedan portarlas. El problema surge cuando creas un ejército casi invencible, donde Hulk, la Cosa o Juggernaut logran un nivel de poder casi divino. Nuestros héroes no tienen opciones contra ellos, teniendo bajas en el combate, Bucky de nuevo pasa a mejor vida, y con la sensación de estar dentro de una batalla que no pueden ganar. Si, al estilo “El Señor de los Anillos”. Y en la solución encontramos el problema. Para combatir esas armas divinas, hay que crear otras armas. Que me sonaba a Dragon Ball, donde Goku y compañía pasaban de guerreros a superguerros y todo lo que les hiciera falta para vencer. Una deux ex machina en toda regla. Aquí, la intervención de Tony Stark para crear nuevas armas, con la complicidad de Odin, que otorgará a Los Vengadores, nos hace pensar que “todo vale”. No me cuadra ese final apoteósico, con Spiderman, Lobezno y el resto de personajes convertidos en “portadores de armas divinas”. Muy, muy infantil incluso.

El final de la miniserie, parece abrir nuevas historias en las que tendremos las consecuencias de las muertes y lo ocurrido. Y no tengo muy claro si me gusta o la dirección que toma el Universo Marvel.

Tags: asgard, axel alonso, bendis, craneo rojo, fear itself, lobezno, marvel, mjolnir, odín, spiderman


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas