Revista Medio Ambiente

Reto de Septiembre: 21 días sin quejas

Por Valedeoro @valedeoro

calendario¡Eres una quejica! Entre 15 y 35 veces al día te dedicas a criticar algo o a alguien, robándote a ti misma las energías positivas que hacen que la vida sea tan bella. Quizás ni te des cuenta, así que te invito a participar conmigo en un nuevo ayuno de quejas. Este Septiembre empieza tu camino para conseguir 21 días sin quejas.

Sólo necesitas una pulsera

Lo único que necesitas es una pulsera o un anillo, algo que puedas cambiar fácilmente de un brazo/mano al otro. Existe una pulsera oficial de la ONG Complaint Free World, o puedes escoger cualquier otra pulsera que te guste.

Esta pulsera te servirá de recordatorio para extinguir las quejas en tu día a día:

  1. Ponte la pulsera (o el anillo) en uno de tus brazos.
  2. Cuando te des cuenta de que estás quejándote, criticando o chismeando, cambia la pulsera de lado y empieza a contar desde 0.
  3. Cuando escuches a otra persona que participe que se esté quejando, se lo puedes advertir. Sin embargo, significa que tu también tendrás que mover tu pulsera de brazo y empezar desde cero (te estás quejando de sus quejas).
  4. Sigue adelante hasta llegar a la meta de 21 días sin haber cambiado la pulsera de lado.

Tómalo con calma y humor, sabiendo que necesitarás entre 5-7 meses para cumplirlo.

¿Qué es una queja?

Literalmente una queja es una “expresión de dolor, pena o descontento”. En la mayoría de las veces no tenemos por qué quejarnos, así que nos inventamos las razones: tu jefe, el semáforo, la cola en el banco, la corteza del pan, el peinado de la vecina. Generalmente sabes que te estás quejando gratuitamente, si no estás segura, estas pautas te pueden ayudar:

Es una queja sí…
… no se lo dirías a la persona a la cara
… expresar la queja no cambia la situación
… tienes que justificar por qué no es una queja.

Ya soy una persona muy positiva. ¿O no?

Nuestras palabras indican lo que pensamos y lo que pensamos crea nuestra vida. Es imposible quejarse constantemente y estar feliz. Por eso los 21 días sin quejas te podrán dar el empujón que te faltaba para añadir un poco más de felicidad a tu día a día. Nadie piensa que sea una persona negativa. No te das ni cuenta de lo destructivo que son tus pensamientos, hasta que empiezas a monitorear a ti misma, buscando el cambio.

Este mes te pido que te concentres en tus palabras. Transforma las quejas en un comentario positivo, o no digas nada. Mientras dejes de expresar tu descontento, poco a poco los pensamientos negativos también desaparecerán. Así tendrás más energía para dedicar a los pensamientos positivos, las que crearán tu vida.

¿Me acompañas en este reto? Posiblemente necesitarás más de un mes para conseguir los 21 días libres de quejas. El tiempo medio para conseguir la meta suelen ser entre 5 y 8 meses. Ánimo, el primer mes es el más crítico, así que te invito a que lo hagamos juntos.

¿Te apuntas?


Foto: carolines / flickr


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog