Revista En Femenino

Retrasar la paternidad puede aumentar la longevidad de los hijos

Por Pequelia @pequelia

Esperanza de vida

Son muchos los estudios que aconsejan no retrasar la concepción de un bebé, en el caso de las mujeres, la edad óptima fértil se establece en los 35 años de edad, en los hombres tras pasar la barrera de los 40 años, la calidad del esperma puede empezar a variar sufriendo un deterioro genético. Los investigadores han determinado que el avance de la edad del padre es paralelo a la degradación del esperma y al incremento de las posibilidades de aborto, o de que el bebé concebido tenga un defecto genético. Los hombres con edades comprendidas entre los 36 y los 57 años tienen un mayor número de espermatozoides sanos con ADN defectuoso. Ahora, un estudio sorprendente concluye que retrasar la paternidad puede aumentar la longevidad de los hijos.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Northwestern (Estados Unidos) ha determinado que la información genética de los espermatozoides cambia a medida que el hombre envejece, como decíamos, se incrementa el número de espermatozoides sanos con defectos genéticos, pero al parecer los espermatozoides que están en buenas condiciones adquieren un código genético que proporcionará más longevidad a los bebés que nazcan fruto de su fecundación. Para llegar a esta conclusión se determinó el vínculo de la longevidad tras analizar el ADN de 1.779 adultos jóvenes (hijos y nietos) de padres más viejos. En otras investigaciones se ha determinado que la esperanza de vida de una persona está vinculada a la longitud de los telómeros (extremos de los cromosomas), la función de estas regiones de ADN es proporcionar estabilidad estructural a los cromosomas.
En principio la división celular provoca que los telóneros se vayan acortando, en cambio, en el esperma pasa lo contrario, se alargan. Unos telómeros más largos se asocian a un envejecimiento más lento y una vida más larga, la conclusión parece obvia, ser padre a una edad avanzada condicionaría la longevidad de los hijos. De todos modos hay que sopesar dado que el número de espermatozoides defectuosos y los problemas de infertilidad se agravan con los años. Conociendo estos resultados, se podría realizar un estudio en los espermatozoides y seleccionar aquellos que son sanos y además cuentan con telóneros más largos, con ello se incrementarían las expectativas de vida de la descendencia.

Con respecto al grupo de personas estudiadas, según leemos en el artículo de ABC, los investigadores analizaron su estructura genética y determinaron que poseían unos telóneros más largos que los hijos de padres más jóvenes. A mayor retraso de la paternidad mayor longitud de los extremos del ADN, se trata de una herencia genética que ofrece a los hijos beneficios a largo plazo, mejoras en el sistema inmunológico, sistema digestivo, etc. Hay que decir que los investigadores han sopesado los demás riesgos que antes hemos mencionado, pero esta evidencia es importante y si tras realizar nuevos estudios se ratifica, no nos extrañaría que se incluyera la medición de los telóneros en los tratamientos de fertilidad para poder ofrecer a los hijos mayores expectativas de vida.

Los investigadores indican que se trata de una primera investigación que dará pie a nuevos trabajos en esta línea, hay que tener en cuenta que se han realizado muy pocas investigaciones que asocien la distancia de los telóneros, pero se baraja la posibilidad de que se trate de un sistema de compensación al incrementarse el número de espermatozoides defectuosos, seguramente no tardaremos mucho en conocer nuevos resultados.

Podeis consultar más detalles sobre esta investigación a través del artículo publicado en la revista científica Proceedings of the Nacional Academy of Sciences (PNAS).

Foto | Bruno C. Vellutini

Enlace permanente:
Retrasar la paternidad puede aumentar la longevidad de los hijos



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog