Revista Cine

Shutter Island (Martin Scorsese)

Publicado el 27 mayo 2010 por Pelirrosa
Shutter Island (Martin Scorsese) “Cuando por alguna causa a uno lo catalogan de loco, todas las acciones pueden ser, de una forma u otra, confirmaciones de esa locura”, nos dice uno de los personajes de la última película de Martin Scorsese. ¿Podríamos catalogar de loco al gran director estadounidense? Tal vez. ¿O no es una locura haber dirigido más de 30 cintas, actuado en más de 20 películas, ser nominado 8 veces a los Oscars (en 2006 por fin se llevó la estatuilla a casa), ganado 3 Globos de Oro y 2 BAFTA y, lo más importante, ser un genio reconocido en vida? Para mí no hay duda: es un verdadero loco del séptimo arte. Cualquiera podría decir el título de una película suya, al igual que cualquiera se daría cuenta de que es capaz de mirar a través de su cámara como pocos.
Su último acceso de locura se llama Shutter Island, un thriller psicológico ambientado en los años 50 en el que un agente federal investiga la fuga de una interna en una institución mental aislada y protegida con las máximas medidas de seguridad. Lógicamente, el agente federal es Leonardo DiCaprio, uno de esos actores que con los años va haciéndose hueco entre los grandes, gracias en mucho a Scorsese (véngale a la memoria "Inflitrados", "El Aviador" o "Gangs of New York"), caso parecido al de Brad Pitt, que desde "Leyendas de Pasión" a "Malditos Bastardos" ha tenido tiempo para demostrar que su talento era más fuerte que sus bíceps.
Leo da la talla, nadie lo duda, al igual que la da Scorsese, es un hecho. Los diálogos encajan como un traje a la medida del actor, que además sabe moverse entre los movimientos frenéticos de cámara y los planos largos con una coherencia y un ritmo que atrapan. Por detalles como estos nunca jamás dudaría de la calidad de cualquier película de Scorsese, ahora bien, eso no quiere decir que la belleza esté siempre unida a un perfecto guión.
No sé si considerar una locura o un riesgo el hecho de atreverse a adaptar una novela de Dennis Lehane, escritor de obras tan célebres como "Mystic River", sobre todo por la responsabilidad que conlleva. No vale con ser Scorsese, hay que saber llevar la historia (complicada de por sí) al terreno del espectador de la forma más eficaz posible y es en este punto en donde falla la última del director.
En este thriller con tintes de cine negro la locura está presente tanto en la cabeza de los dementes como en el tratamiento de las escenas. Es indudable que se participa de esa locura con ojos y oídos, algo magistral debo admitir, sin embargo la previsibilidad de la trama hecha por tierra tanta excelencia e incluso, añadiría, minutos de metraje. Empezar con tanto y acabar con tan poco… Puede que sea una exageración, pero es cierto que puede llegar a decepcionar, a llevar al espectador a quedarse con la sensación de que no han conseguido subyugarle del todo.
Admitiré que la película tiene una factura bellísima, pero también estoy segura de que cuando la vean, descubrirán lo que está pasando mucho antes que el propio Leonardo DiCaprio. Entonces piensen si están dispuestos a admitírselo a Scorsese. Yo por mi parte, le doy margen (¡Dirigió "El Cabo del Miedo", nunca lo olviden!).
Crítica de cine para el Curso de Periodismo del Hotel Kafka

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas