Revista Belleza

Sigma en T -7d

Por Agly Talaván @traselvelodisis
Sigma en T -7d
Por fin es viernes, último día de la semana y el favorito de casi todo aquel que emplee el calendario Juliano occidental. Hoy toca salir escopeteados del curro, soltarse melenas, corbatas y cinturones y, si me apuras, hasta pasar por el Súper a por un packs de seis cervezas para dar la bienvenida al finde como se merece.
Además, éste no es un viernes cualquiera, pues hoy comienza la cuenta atrás para este fenómeno que, desde hace unos años, elimina durante un día las fronteras, eleva hacia el cielo los descuentos y hace desaparecer mágicamente los odiados gastos de envío: el Black Friday.
Si os soy sincera, el año pasado a estas fechas no tenía ni idea de qué significaban estas dos simples palabritas que revolucionan en 24h la vida y el mercado americano y, como consecuencia el internacional (no dejéis que se os escape su similitud con mi queridísimo Jack Bauer).
Bueno, el caso es que a fuerza de bloguear el año pasado me hice un mini cursillo intensivo el BF y en cómo puede mejorar radicalmente tu estado de ánimo, eso sí,  a base de sacudirte la cartera. A lo que voy, que el Black Friday es el último viernes del mes de noviembre, justo después del Día de Acción de Graciasdonde nuestros queridos amigos los Yankees comen indios y se disfrazan de pavos (o era al revés??). En este día, los mercados americanos dan el pistoletazo de salida al spree de compras navideñoy, por aquello de comenzar con buen pie, aprovechan a hacer unos descuentazos de la leche.
Nosotros, como de momento no tenemos la Green Card, tenemos que conformarnos con los ecos que el BF (némesis del FB) deja por nuestras costas, a saber, las nada vírgenes pero igualmente paradisíacas playas de Internet. Esto se traduce en descuentos, promociones y free gifts en algunas de las webs accesibles para nosotros y, lo que a mí me parece más jugoso, en muchas ofertas de gastos de envío gratuitos.
En esta entrada, y sólo por abrir un poco el apetito, os muestro el botín del BF pasado, en el que aproveché, como muchas de vosotras, a gastar mis cuartos en Sigma, la conocida marca de brochas de maquillaje cuya fama precede a su presencia en nuestro mercado. Cierto es que se puede comprar en esta web todos los días del año, pero los gastos de envío a España hacen que sea mucho menos rentable que en esta época.
Sigma en T -7d
Como veis se trata de dos brochitas con usos muy específicos y que, curiosamente han entrado en mi vida de manera totalmente distinta. La primera que compré, encargada el viernes a primera hora de la mañana (horario de Donosti), me llegó en menos de una semana, en perfectas condiciones y no me ha dado más que alegrías desde entonces.
Se trata de la brocha E70 Medium Angled Shader que se emplea, principalmente para aplicar las sombras en el tercio exterior del ojo (o al menos para eso la empleo yo). Con un acabado estupendo y un pelo tremendamente suave, desde el día que la recibí, pasó a formar parte de mis básicos para los ojos y no tengo pensado reemplazarla por ninguna de mejor calidad.
La segunda brocha que compre, víctima de la fiebre consumista casi cuando estaba terminando el día, tardó casi dos semanas en llegarme y, por encima, acusaba una marca de cúter a lo largo de todo el mango y en la funda protectora de plástico, quedando ésta totalmente inutilizada.
Además, esta F35 Tappered Highlighter presenta un pelo totalmente distinto, creo que sintético y, aunque suave, no me gusta lo mismo que el anterior en absoluto. Para colmo de males, el pelo no está recortado de manera regular y me vino con más trasquilones que la Britney cuando le dio por convertirse en su propia peluquera. No sé si tendrá que ver con lo del FB o fue casualidad pero, por si acaso, creo que este año madrugaré.
Sigma en T -7d
Sigma en T -7d
Y ya con esto me despido pero, antes, me gustaría daros unos consejillos que creo que os pueden resultar útiles para no caer en el consumismo burdo como me pasó a mí y arrepentiros al día siguiente:
  • Aprovechad a comprar en tiendas cuyo acceso tengáis complicado durante el resto del año.
  • Unos días antes del viernes, visitad estas páginas y elaborad una lista de lo que queréis comprar.
  • El día D, madrugad un poquito pues muchas tiendas se van quedando sin stock a lo largo del día.
  • Cercioraos de que las tiendas que os interesan tienen algún descuento y de que éste hace que los productos que queréis os salgan rentables.
  • Si hacéis pedidos muy grandes a sitios americanos tended cuidado, os pueden retener el paquete en aduanas y haceros pagar el IVA.
  • Un último consejo, si no podéis asistir al BF porque está condenadamente situado a final de mes, no desesperéis, siempre os quedará el Cybermonday.

Un beso muy fuerte y que paséis un buen fin de semana organizando futuras compritas.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas