Revista Belleza

Sleeping mask o mascarillas de noche de Sephora

Por Envuelta En Crema @Envueltaencrema
Me gustan las mascarillas más de lo que me puedo imaginar pero reconozco que soy bastante exigente, ya que les pido algún resultado que pueda visualizar en la piel. Esto quiere decir que usar una mascarilla por el simple hecho de hacerlo no me vale, ya que estoy pendiente de notar "algo" o que ella misma me sorprenda para bien. De manera que tras pasar por El Corte Inglés, quise probar 4 de las Sleeping mask de Sephora para comprobar si se convertirían en mis imprescindibles.

Sephora pone al alcance de cualquier amante de la belleza un total de 11 mascarillas nocturnas, cada una con un ingrediente activo diferente que actúa durante el ciclo del sueño. De manera que al despertarte es cuando debes notar los resultados.

La marca indica que están testadas por el dermatólogo y que son cruelty free.


Cantidad:
8 ml

Precio:

4 euros
Sleeping mask o mascarillas de noche de Sephora


1) Avocado sleeping mask (aguacate)Su función es hidratar y nutrir la piel.

Opinión personal:Realmente la compré para Mamá Envuelta en Crema (por cierto, si quieres puedes seguirla ya por Instagram, su usuario es @mamaenvueltaencrema, está empezando por lo que todavía no tiene mucha actividad pero se está poniendo al día), puesto que su piel madura es muy pero que muy seca. El caso es que a no le gustó porque decía que se levantaba con la piel como un cartón y sin hidratación. Me chocó bastante, pero está acostumbrada a productos muy untuosos y vive pegada al aceite de rosa de mosqueta. Así que decidí probarla yo sobre mi piel mixta con zonas deshidratadas, y el resultado me gustó mucho.

La textura es algo densa, a mí no me olía a nada (percepción personal, claro está) y noté principalmente la piel hidratada, limpia y algo más lisa. Por otra parte, si tenía alguna zona algo "pelada", también lo solucionaba.Lo curioso es que a la mañana siguiente, antes de lavarme la cara, pasé un algodón con agua micelar por el rostro y salía de color verde blandiblú. Esto es una simple anécdota, ya que la experiencia ha sido buena. 


2) Algae sleeping mask (algas) 
Su función es purificar la piel.

Opinión personal:Es algo más ligera en cuanto a textura que la de aguacate y huele como las cremas tipo gel. 

La elegí para eliminar impurezas y para cuando tengo la piel especialmente estropeada debido a la menstruación. Pensaba que al levantarme por la mañana los resultados serían evidentes y la realidad fue que, en mi caso, no noté nada.3) Orchid sleeping mask (orquídea)Su función es antiedad y alisar la piel.Opinión personal:Su textura es tipo gel, tiene un olor muy sutil (apenas se aprecia algo) y a mí me dio para usarla dos veces. La verdad es que no supuso un antes y un después al despertarme por la mañana, ya que las líneas de expresión seguían intactas, la hidratación era leve y fui incapaz de percibir mejoría en el estado de los poros. Es probable que no fuera para mí.

4) Pearl sleeping mask (perla)Su función es dar brillo y unificar la tez.

Opinión personal:Fue la última que probé y la verdad es que después de echar de menos algún resultado con la de algas y la de orquídea, no esperaba gran cosa de ella.

En cuanto a textura no se parece en nada a las tres anteriores, ya que a simple vista puede parecer más untuosa que la de orquídea, pero nada más lejos de la realidad. Es muy ligera y al contacto con la piel  se extiende con mucha facilidad y se absorbe, aunque también queda ese halo pegajoso. Esta mascarilla no la vas repartiendo por la almohada y por la mañana no hay ni rastro de ella si usas poca cantidad.

Su olor es bastante sofisticado al principio pero después huele bastante fuerte, aunque más que nada se nota el olor en las manos (no en el rostro, zona en la que se pasa muy rápido). Es más, me recuerda a una crema para el rostro con el envase blanco y morada que se vendía solo en farmacias y que usé durante mi adolescencia, y que se llamaba Glaan (creo que ya no existe). 

Una monodosis la usé dos veces: 

- La primera vez con una capa muy fina, casi como me aplicara crema. La piel amaneció sin novedades.

- En la segunda ocasión, abusé del producto y a la mañana siguiente percibí algo de luminosidad y la piel algo más rellena.

Recomendaciones:


-- Cómo se usa una mascarilla de noche:
- Una vez abierta no tienes más que repartir la cantidad que consideres oportuna por el rostro, siendo un poco generosa.

- Dejas que se asiente porque si te acuestas inmediatamente, te mancharás el pelo y la almohada.- Cuando se ha asentado vas a notar la piel ligeramente pegajosa. La verdad es que es una sensación "diferente" pero tienes que obviarlo y dejarla actuar.

- Cuando te levantas por la mañana debes retirar el exceso (al lavarte la cara notas que llevas algo), en caso de haberlo, y es cuando debes notar los resultados. 
-- Cómo se duerme con una mascarilla de noche
- Estas han sido las primeras mascarillas de noche que he probado en mi vida por lo que acostarme con ellas me resultaba la sensación me resultaba algo "extraña". Mucho menos con la de perla, ya que se la traga la piel.

- La primera vez no sabía si extenderla por la cara o si ponerle el pijama y acostarla a mi lado ;-)

- Antes de acostarte debes haberte aplicado la mascarilla como si de una crema se tratara, respetando el contorno de los ojos. Una vez asentada, es decir, absorbido una parte y que el resto ya no esté tan cremoso, entonces puedes tumbarte.

- Si duermes boca arriba, ¡enhorabuena! En cambio, si duermes boca abajo o de lado, ya llega el problema, puesto que la cara siempre va a apoyarse sobre la almohada y, además, también está el propio cabello (a no ser que duermas con el pelo recogido). Por ello, sí veo recomendable usar poca cantidad de mascarilla.

Veredicto final:* Tenía mis dudas sobre ellas porque no sabía si realmente serían efectivas o si más que nada era la novedad y "exclusividad". 

* Están bastante bien si das con alguna que sea capaz de cubrir tus necesidades y si no te resulta incómodo acostarte con una sleeping mask. En mi caso pensaba que tres de ellas serían ideales para mí y precisamente la de aguacate, que es muy hidratante y que compré para Mamá Envuelta en Crema, ha sido la que mejor me ha ido.

* Por otro lado, tienen un tamaño adecuado para llevártela de viaje.* La parte mejorable es que cada unidad se supone que es para un solo uso, pero da para dos, tres o cuatro veces. Eso ya depende de la cantidad que uses pero trae demasiado producto para una sola vez y una vez despegada la tapa no se puede volver a cerrar. Si pones la tapa encima, sella un poco pero no queda hermética.  Por ello, tienes que guardarla en algún tarro vacío o ponerle encima algo para que no le entre aire.* En cuanto al precio, son caras o baratas según se mire:- Si usas pocas mascarillas, 4 euros muy de vez en cuando es algo que se puede asumir. No parece, en absoluto, nada caro.- Si tu piel tiene varias necesidades y a veces se trata de hidratación, en otros momentos luminosidad y en ocasiones calmar, entonces hablamos de distintos tipos de mascarillas. Esto significa que tener varios botes grandes y caros abiertos no te va a traer cuenta. Entonces, tener mascarillas pequeñas es una buena idea.- Si eres asidua a las mascarillas y, por tanto, las usas siempre, ten en cuenta que una mascarilla en un packaging habitual, es decir, un tubo o un tarro, te da para un mayor número de usos y cuesta, como es evidente, más caro. Entonces puedes reflexionar que cada Sleeping Mask trae 8 mililitros y cuesta 4 euros, lo que significa que si habláramos de ese mismo producto en bote de 75 ml costaría 37,50 euros y si el envase fuese un tarro de 100 ml, ya hablaríamos de 50 euros. Con esta cuenta, si usas de forma frecuente mascarillas de noche, ya no se ven tan asequibles a no ser que normalmente te gastes entre 40 y 50 euros en una mascarilla de 75 o 100 ml... sería como comprar una Glam Gow en tamaño real.

* Por mi parte volvería a comprar la de aguacate si tuviera que hacer algún viaje o para un momento puntual, pero no usaría mascarillas de noche con las que no note ningún cambio que merezca la pena por la dificultad a la hora de dormir con ellas con cuidado de no manchar la almohada o que llegue al pelo. 

No obstante, al ver que la de aguacate me ha gustado lo cierto es que me ha picado la curiosidad y recientemente compré otras mascarillas de Sephora, aunque no nocturnas, y que te mostré en Instagram: una hidratante de almendras para los pies, una protectora y reparadora de karité para los labios y una anti-fatiga y energizante de granada para el contorno de ojos.

Y en cuanto a mascarillas de noche, la siguiente en discordia y de la que te hablaré próximamente será la Water Sleeping mask de Missha.¿Te gustan las mascarillas de noche?¿cuál es tu preferida?¿has usado alguna de Sephora? ¿qué opinas sobre ellas?

¡Besos! ¡gracias por tu comentario!
&version;

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas