Revista Cine

Social Movies: cuando las redes sociales se convierten en sets de cine

Publicado el 10 octubre 2013 por Despiram @FrikArteWeb

[Reportaje] Social Movies: cuando las redes sociales se convierten en sets de cine

Era sólo una cuestión de tiempo que las redes sociales se imbricaran con la industria cinematográfica, al igual que ya son partícipes (y de qué manera) en otras vertientes del actual escenario comunicativo

La llegada de la Web 2.o y el desarrollo de sus herramientas, ha posibilitado, el acercamiento del gran público a recursos y actividades antes reservadas únicamente a los profesionales.

Es en este contexto, en el que hoy podemos hablar de películas hechas en redes sociales. Ya en 2010, unos adelantados Ridley Scott Kevin Macdonald decidieron embarcarse en un proyecto documental aprovechando la plataforma social Youtube. Así nació Life in Day (La vida en un día, la historia de un día en la tierra), un experimento audiovisual que se concibió partiendo de la premisa del alojamiento de vídeos por parte de los usuarios de Youtube para que contarán sus historias o mostrarán su cotidianidad tomando como único día para alojarlos el 24 de julio del 2010, para así lograr un gran documento audiovisual de construcción colectiva en un día en la tierra.

 Ese mismo 2010 también fue testigo de la aparición de las primeras películas grabadas a través de teléfonos móviles. La combinación de hardware, software y comunicaciones dejó el camino despejado para aquellos talentosos dueños de los primeros móviles de última generación y presencia en la web social. Ejemplo de ello es “The Commuter“, filmado en cuatro días por los hermanos McHenry con un Nokia y estrenado en exclusiva en Youtube. Contó con la inestimable participación, eso sí, de Pamela Anderson, Ed Westwick, Dev Patel y Charles Dance.

Ya en 2013, los creativos de la agencia canadiense Cossette decidieron emplear la red social Instagram para promocionar el festival de cine clásico mudo Silent Film Festival. ¿Cómo? Utilizando fotos de esta conocida plataforma y convirtiendo a cada una de ellas en un fotograma de su película final.  Crearon tres trailers diferentes (@tsff_1, @tsff_2 y @tsff_3), con más de 90 frames en total a través de las cuales y haciendo scroll de forma rápida, podemos visualizar de un modo muy similar a como se veían las películas de cine mudo en sus orígenes.

Por último, encontramos el caso del cortometraje Hollywood & Vines, la primera película dirigida desde Twitter y creada mediante crowdsourcing a través de Vine. Una vez concluyeron el guión, en el que colaboró Ben York Jones, el equipo de Airbnb lo envió por Twitter a usuarios de todo el mundo junto con los requisitos para la grabación (seis segundos para contarlo todo, convencer, entretener e instalarse en la memoria del espectador). Más de 750 usuarios desde 9 países diferentes colaboraron en su creación.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas