Revista Ciencia

Spirulina y Chlorella: conoce las diferencias y los beneficios

Por Ecocosas

Son verdes, una es mucho más oscura que la otra, normalmente vienen en polvo o cápsulas y no tienen un sabor muy agradable-pero una pequeña porción tiene tantos beneficios que no se pueden ignorar. La spirulina y la chlorella son llamadas superalimentos e incluso se parecen: tienen alta densidad nutritiva, son ricas en vitaminas, minerales y son excelentes fuentes de proteínas vegetales.

Pero no son lo mismo. Por eso hemos enumerado las principales diferencias entre spirulina y chlorella, los beneficios de cada una y dos recetas que puedes incluir en la dieta.

Spirulina y Chlorella: conoce las diferencias y los beneficios

Chlorella: detox y renovación

La Chlorella es un alga unicelular y el alimento más rico en clorofila del mundo, así que limpia la sangre y los tejidos, ayudando a la desintoxicación.

También contiene una concentración muy fuerte de PPAR (receptores activados por el proliferador de peroxissoma) alfa, beta y gamma, que son conocidos por regular nuestro metabolismo, fortalecer nuestro sistema inmunológico y promover la buena salud de forma general.

El alga Chlorella también es rica en sales minerales, como potasio, calcio, magnesio, hierro, zinc, selenio y fósforo. El hierro, por ejemplo, está en la composición de muchas proteínas y enzimas.

Al igual que la spirulina, tiene una alta concentración de proteína (aproximadamente el 60% de su composición), pero también está cargada con triptófano, el aminoácido responsable de la producción de serotonina, conocido como la hormona del bienestar.

Un dato interesante de este ingrediente es el factor de crecimiento chlorella (FTC). Es un compuesto único de microalga que estimula la producción y reconstrucción de tejidos, la aceleración del proceso de cicatrización y la recuperación de lesiones.

Espirulina ecológica y Chlorella*

También contribuye al fortalecimiento de los huesos, al crecimiento y al desarrollo de niños y adolescentes y al retraso del proceso de envejecimiento.

Para los que no consumen nada de origen animal, bastan tres gramos de chlorella para tener en cuenta la necesidad diaria de vitamina B12.

Spirulina: nutrición y buena forma

La spirulina no es una alga, sino una cianobacteria llena de fibras, proteínas, vitaminas (entre ellas A, B1, B2, B6 y K), minerales esenciales (como hierro, calcio y magnesio), ácidos grasos, ácidos nucleicos (RNA y ADN), polisacáridos y antioxidantes.

Tiene pocas calorías y es una fuente completa de proteínas. Tiene más proteína por gramo que cualquier otro alimento natural (70% de su peso) – carnes (15-25%), soja (35%) y huevos (12%) pierden para ella.

La spirulina tiene aún más betacaroteno que la zanahoria y tiene un aminoácido llamado fenilalanina, que participa de los procesos que regulan la ingesta de alimentos y la sensación de saciedad. Así puede colaborar en la pérdida de peso.

También es una de las mejores fuentes de GLA (ácido gamma-linoléico), una “buena” grasa que es esencial para el cerebro y la función cardiaca saludables. Y, por sus altas concentraciones de ficocianina (fitoquímico), puede ayudar a prevenir el cáncer.

Este post es autoría de Ecocosas puedes ver la entrada original en Spirulina y Chlorella: conoce las diferencias y los beneficios


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :