Revista Viajes

Sri lanka, día 14: anawatuna, negombo, singapur

Por Trotaburgos @trotaburgos

El despertador suena pocas horas después de habernos acostado, 4:30 horas. Ducha rápida, cerrar mochilas y a la minivan. Los dueños se levantan a despedirnos y nos comemos una sandía que nos regalan. Unos 130 kilómetros nos separan del aeropuerto.

Más de la mitad de camino lo hacemos por autopista de peaje. A pesar de que la carretera es buena Upol nos dice que tardaremos unas 3 horas, aunque hoy al ser domingo sera un poco menos. Debido al madrugón vamos gran parte del viaje dormidos. Cuando me despierto veo un cartel que indica el aeropuerto.

Llegamos al peaje y Upol nos pide las 700 LKR que cuesta. A las 7:30 horas en punto llegamos al aeropuerto. Aquí nos despedimos de las chicas, su vuelo sale a las 10:00 horas y llegan a Madrid haciendo una breve escala en Dubai a las 20:30 horas. Iñaki y yo volvemos en otro vuelo que sale a las 15:05 horas y que da un rodeo por medio mundo. La razón es que no tenemos prisa en llegar y era más barato. Además hacemos una escala de casi 10 horas en Dubai y aprovecharemos para visitarlo.

Upol nos lleva a Negombo que está muy cerquita, a unos 10 km. Nos deja en una calle junto a la playa. Nos dice que si no nos importa podemos dejar las mochilas en la agencia de viajes de un amigo y después irnos en tuc tuc al aeropuerto, así él se puede marchar para su casa. Lógicamente el tuc tuc corre por su cuenta. Le decimos que se puede marchar, si nos deja todo resuelto se puede marchar sin problemas. La agencia está cerrada, Iñaki y yo nos vamos a un bar a desayunar, Upol nos espera en la minivan. Tras un buen rato vamos donde Upol y nos dice que su amigo está llegando. Vamos hasta la agencia y llegamos cuando su amigo está abriendo. Tras presentaciones, dejamos las mochilas donde nos indica. Pagamos a Upol la última parte de lo acordado más una propina y nos despedimos de él dándole las gracias por todo y deseándole mucha suerte. El coste del alquiler del coche con Upol quedamos con él desde el principio es pagarle en 3 partes, un 33% al principio, otro 33% a mitad del viaje y el resto al final. Nunca me gusta pagar todo por adelantado por si las moscas.

Upol es un buen tío y buen conductor. Está empezando en este mundillo y eso se nota, a veces tiene que preguntar para saber llegar a los sitios. Nunca ha perdido la sonrisa con nosotros y ha sido muy educado en todo momento. Hemos echado en falta por su parte que nos propusiera cosas o nos diera más explicaciones de lo que veíamos. Aunque nunca se sabe, si te toca un parlanchín puedes acabar saturado. Nadie hemos nacido sabiendo y como todo, requiere un tiempo para coger experiencia. Casi todos los tours que he hecho ha sido con españoles y a finales de septiembre tiene otro, una familia de españoles. En resumen, una persona recomendable para contratarle como conductor.Si os interesa este es su correo: Upul shantha Abeyvickrama [email protected] Como veis su verdadero nombre es Upul y no Upol como lo hemos llamado durante todo el viaje, jeje Empece desde el inicio llamándole así y así se quedara para nosotros.

Nos acercamos a la playa, está bastante sucia. Vemos pescadores remendando sus redes. Hoy al ser domingo no faenan, como nos dice uno, hoy es día de ir a la iglesia. Nos da la sensación que en esta ciudad hay muchos católicos, pues vemos iglesias y pequeños altares con alguna virgen en algunos cruces de calles.

Paseando por la arena es fácil ver cangrejos de mar que al notar la vibración de las pisadas rápidamente se entierran en la arena. Vemos también conchas muy bonitas.

Empieza a hacer mucho calor, nos vamos en busca de alguna sombra. Entramos a mirar alguna tienda de suvenirs para pasar el rato y disfrutar del fresquito del aire acondicionado. Hasta las 10:00 horas casi todo está cerrado. Es algo que nos extraña, aquí la vida empieza muy pronto. A las 6:00 de la mañana amanece y se ve mucho movimiento de gente pero el comercio no abre sus puertas hasta las 10. Damos un paseo intentando matar estas últimas horas que nos quedan por aquí. Empezamos a ver un color en las nubes que no nos gusta, parece que va a caer una tormenta. Vemos un bar que nos gusta lo que tienen para comer y se ajusta a las últimas rupias que nos quedan. Todavía es pronto para comer, pero ante las primeras gotas nos pedimos unas cervezas. Como en todas partes tienen wifi, pedimos la contraseña y aprovechamos para mandar los últimos whatsapp.

Para comer nos pedimos curry de gambas y arroz. No está tan bueno como el del día anterior pero también esta muy bueno y pica menos. Nos quedan justo 420 LKR, y es lo que cuesta un postre de coco así que con esto sin una rupia más. Esta buenísimo, es como una macedonia de frutas con coco y helado, como colofón gastronómico perfecto.

Nos han tardado en servir y se nos hecha la hora encima, vamos a paso rápido entre un sol abrasador hasta la agencia de viajes del amigo de Upol. Hay un tuc tuc esperándonos, así que cogemos las mochilas nos despedimos del amigo y rumbo al aeropuerto.

El tuc tuc es viejecito y corre poco, vamos ya un poco apurados de tiempo. Llegamos al aeropuerto a las 13:25 horas. Para entrar tenemos que enseñar los pasaportes y justificante del vuelo. Siguiente trámite pasar control de equipajes, hay una cola tremenda, menos mal que las chicas nos enviaron un whatsapp adviertiéndonos que no pasáramos por ahí, que fuéramos por check-in on line. Pregunto a un señor y me dice que si, que pasemos. Menos mal porque si tenemos que esperar la otra cola perdemos el avión. Al pasar el control nos ponen una pegatina de seguridad en las mochilas.

Siguiente paso buscar los mostradores de Emirates para facturar. Es un aeropuerto pequeño, lo encontramos rápido. Nos dan los billetes de los 3 vuelos y el equipaje va facturado directamente a Madrid. Nos dan también un Voucher de comida para Dubái. Había leído que cuando haces escalas largas en Dubai la compañía te ofrece gratuitamente comida e incluso hotel dependiendo las horas que tengas de espera. Sigue este enlace para saber todo sobre esto. Este aeropuerto tiene wifi gratis, al conectarte te pide el nombre y número de pasaporte.

Una vez facturado pasamos el control de inmigración. Solo nos queda buscar la puerta de embarque y la sala de fumadores para echar el último pitillo antes de embarcar. Antes de montar en el avión tenemos que pasar un nuevo control de equipajes. Montamos en un Boing 777 y como siempre con esta compañía hay 2 fingers, uno para primera clase y business y otro para clase turista.

SINGAPUR:

Destino Singapur. Despegamos puntuales, 4 horas de vuelo por delante que las pasamos viendo alguna peli, comiendo y durmiendo. Llegamos a las 21:30 hora local, aquí son 6 horas más que en España, es completamente de noche. Pasamos a la zona de tránsito y nos sentamos a esperar las 4 horas que tenemos que estar hasta coger el siguiente vuelo con destino a Dubái. Encontramos unos asientos cómodos con cargadores de corriente y usb. Hay grupos de ordenadores en varios puntos para poder usarlos con internet gratis. Para usar la wifi gratis del aeropuerto con el móvil, tablet o portatil es tan sencillo como ir a uno de estos puntos y allí veréis una maquinita para escanear el pasaporte. Al hacerlo os saldrá en la pantalla un código que es el que tenéis que poner en vuestro dispositivo. Yo aprovecho para escribir un rato. La sala de fumadores está al aire libre y tiene hasta una cafetería. Al salir la humedad que siento es horrible, igual o peor que en Sri Lanka.

El tiempo se pasa más o menos rápido. Pasamos control de equipajes y nos vamos a la puerta de embarque. El avión, otro Boing 777 igual que el anterior. Despegamos puntuales y tenemos 7 horas de vuelo hasta Dubái. En este vuelo aprovechamos para dormir más, nos espera una buena pateada a la ciudad de los petro dólares.

Saludos viajeros.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista