Revista Opinión

Subir impuestos: qué gran idea

Publicado el 03 enero 2012 por Carmentxu

Subir impuestos: qué gran ideaEl Gobierno de Rajoy aprovechó el último día laborable de 2011 para aprobar en consejo de ministros un amplio aumento de impuestos. Está bien, es una buena idea si lo que se quiere es reducir el déficit, una simple ecuación de gastos e ingresos. Se reducen los gastos, se aumentan los ingresos y listos: se reduce el déficit. Lo aprenden los niños en primaria y, según van creciendo y se van complicando las operaciones, se mantiene como base de un presupuesto saneado. Es bueno subir impuestos: los países del norte de Europa tienen una de las fiscalidades más altas que es la que ha garantizado su estado del bienestar durante años.
El problema, cuando no se hace por convicción, sino por obligación, ni con un objetivo loable, que sería el bienestar general de la población, es que se convierte en una huida hacia delante y se suben, precisamente, a las clases trabajadoras en lugar de atajar el problema de la falta de ingresos por donde sería más efectivo. El que pague más quien más tiene debería ser el principio de un verdadero “recargo temporal de solidaridad” y no de este nuevo timo. Más impuestos, sí, pero no centrados en los asalariados sino en los defraudadores y malabaristas de las finanzas, y para mejorar los servicios públicos y no para salvar la banca y todos esos sectores que ya bastante se están lucrando con la crisis, porque entonces las comisiones que nos cobran son un repago. Ni se recauda de dónde se debe ni se destina a donde más falta hace. Esto, técnicamente correcto, es un aprobado justito en matemáticas y un suspenso en ética.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :