Revista Opinión

Superándose a si mismo

Publicado el 22 febrero 2010 por Javierm

Miguel Sebastián es un tipo brillante.

En lo suyo, digo. Porque en política ha demostrado que se puede ser un auténtico fracaso y querer superarse a si mismo.

Vino a Madrid intentando un aterrizaje. Se estrelló contra el suelo sin haberse enterado de cual era la anilla que abría el paracaídas. Dejó a los madrileños (y al PSM) helados con un ahí os quedáis, se volvió a la universidad, donde a mediados de curso volvió a dejar a otros con otro ahí os quedáis, esta vez sus estudiantes, para irse a un ministerio.

Este semestre se ha puesto el traje de marioneta. Toca Europa y hay que hablar con la voz de su amo, que no es otro que un lobby allende los mares que hace informes donde España aparece como el eje del mal de la piratería (la piratería que realmente interesa, la de internet).

Ese informe es una hoja de ruta legislativa: que si me continúe con la LES que es la leshe, que si le diga a los fiscales que retiren la circular, que si haga una lobotomía como la cía manda en forma de campaña publicitaria, que si…

… Que si Alierta, un amiguete de esos que Aznar colocó en las empresas estatales antes de su privatización, quiere ganar más dinero… pues “no problemo“, que aquí esta este bripac de la política para cargarse de un atracón de entrevistas ese concepto tan molesto como es el de la neutralidad de la red.

Así que hoy nos levantamos con la propuesta de una tasa google, pero no para abrir la competencia de esta compañía que amenaza en convertirse en monopolio, no. Sino para enriquecer a las telecos. Será que ya de paso le compensan algo de ese roto que les han hecho obligándolas a pagar la televisión española.

A mi que quieren que les diga. Cada vez que sale un ministro socialista diciendo que va a subirles los impuestos a los ricos, ya me miro la calderilla del bolsillo, porque se que más temprano que tarde, la factura la voy a pagar yo, ¿verdad, pepiño?.

Claro que también estoy convencido de que estas cosas nos pasan porque se aprovechan de nuestras rarezas genéticas, en las cuales, al parecer, uno nace ya con predisposición a votar al psoe. O al pp, que son la misma cara de la misma moneda.

Y el caso es que con que sintieran un poquito el aliento del que te-va-a-votar rita-la-de-telefónica como sigas por ese camino, lo mismo otro gallo nos cantaría.

¿Alguien puede explicarle, en dos tardes, para que sirve el valor de la neutralidad en la red o lo dejamos por imposible?

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog