Revista 100% Verde

Taladro del geranio: tratamiento ecológico

Por Equipo De Plantea Marta Y Raúl @planteaenverde

El geranio es una de esas plantas que se encuentran facilemente en cualquier rincón, son resistentes al calor y a la falta de agua, son coloridos y agradecidos, lo que los convierte en el compañero perfecto de repisas de ventanas y balcones. Es un todoterreno. Ahora bien, en los últimos años se ha encontrado con un enemigo que no se esperaba, y para el que no tiene defensas: El taladro del geranio.

El taladro del geranio es una mariposa que encuentra en el geranio un edén particular para hacer la puesta de huevos. Las larvas recién nacidas son las responsables de los daños en la planta, ya que se introducen dentro del tallo y empiezan a alimentarse de la savia, creando unos túneles en toda la estructura de la planta que acaba matándola.

Cada vez sois más los que nos preguntáis si contamos con un tratamiento para esta plaga y, lo cierto, es que noc conocíamos ninguno que funcionase de forma efectiva. Si nos sigues a menudo ya sabrás que en nuestros respectivos jardines no entra nunca un tratamiento de origen sintético, somos creyentes convencidos de los tratamientos ecológicos.

Hace un año aproximadamente, a Raúl (socio fundador de Plantea y  bichólogo técnico de plagas)  le vino una idea loca a la cabeza: ningún tratamiento funciona de forma correcta porque se centra en atacar exclusivamente la fase de larva de la plaga. Esto tiene cierto sentido, ya que es en esa fase cuando el insecto provoca los daños, pero también es la fase más difícil de controlar, ya que la larva se encuentra protegida y cómoda dentro del tallo del geranio. Es exactamente el mismo problema que tiene el tomate con la tuta absoluta. En el caso de la tuta, el tratamiento es efectivo porque en lugar de centrarse exclusivamente en la fase de la larva, impide que la polilla (o mariposa) deposite los huevos en la planta y empiece la catastrofe. De esta forma, atacando el origen, se consigue controlar la plaga desde el principio, y en caso de que aún así llegue a establecerse, no lo hace en un número incontrolable. Este es el mismo razonamiento que ha utilizado Raúl para tratar el taladro del geranio este año.

Aplicar un tratamiento que prevenga la puesta de los huevos en la planta (repeler la mariposa) y ataque la larva en su primera fase es la solución más efectiva para combatir el taladro del geranio.

Así que se puso a experimentar con el mismo tratamiento que el que usa para la tuta absoluta, que es este.

Tratamiento con aceite de neem y bacillus thuringiensis:

  • El aceite de neem actúa sobre la mariposa, impidiendo que llegue a las hojas para hacer la puesta y reforzando el sistema inmune de la planta.
  • El bacillus es un tratamiento ecológico específico para las larvas.

El resultado ha sido unos geranios libres de taladro. De hecho, de momento no le ha hecho falta pasar de la fase preventiva del tratamiento.



Método de preparación y aplicación

Tanto el bacillus thuringiensis como el aceite de neem son tratamientos ecológicos que deben diluirse previamente en agua y aplicarlos sobre las hojas y las flores de toda la planta.

Cómo y cuando utilizar el tratamiento

Si has sufrido con anterioridad los efectos de la tuta absoluta en tus cultivos o quieres reducir las posibilidades de que ocurra, la mejor forma de hacerlo es con un tratamiento preventivo.

Tratamiento preventivo

Aplicar el bacillus thuringiensis y el aceite de neem sobre los geranios cada 14 días, evitando que los primeros individuos que lleguen a la planta logren desarrollarse.

Dosis a utilizar en el tratamiento preventivo:

  • Aceite de neem: 1,5 ml por litro de agua.
  • Bacillus thuringiensis: 1 gramo por litro de agua.

Tratamiento con la plaga ya establecida

El tratamiento es muy similar al preventivo, con la diferencia de la periodicidad y cantidad de aplicación de bacillus thuringiensis. Lo recomendable es aplicar el tratamiento cada 7 días, si en este periodo percibimos una mejoría mantendremos el periodo de aplicación de 7 días, de lo contrario, si observamos que la plaga persiste aplicaremos el tratamiento cada 4 días.

Dosis a utilizar en el tratamiento con plaga establecida:

  • Aceite de neem: 1,5 ml por litro de agua.
  • Bacillus thuringiensis: 2 gramos por litro de agua.

Hazte con el tratamiento ecológico del taladro del geranio


Otros consejos para prevenir el taladro del geranio

  1.  Poda de forma regular el geranio, eliminando las partes secas o dañadas para mantenerlo sano y fuerte.
  2. En invierno déjalo en el exterior, las bajas temperaturas ayudarán a eliminar la plaga si está presente.
  3. Controla el envés de las hojas, que es donde suelen colocar la puesta.

Mucha mucha suerte y a disfrutar de los balcones coloridos.

Marta


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :