Revista Sexo

Tensión sexual. Qué es y cómo funciona

Por Kheldar @KheldarArainai

El escrito de hoy surge fruto de varias numerosas consultas acerca de este dichoso tema, que todos parecen creer que es la llave hacia el éxito inmediato y seguro.

Todos los consultantes se llenan la boca con el concepto que se les vende acerca de la susodicha tensión sexual, y pocos de ellos se paran a preguntarse un par de cosas.

La primera pregunta es… ¿Qué es la TENSIÓN SEXUAL?

Y seguimos con “cómo se crea la tensión sexual, de qué forma se crea”… Al menos para los impacientes y los que tienen la curiosa costumbre de creerse necesarios para que todo ocurra por su acción y voluntad; estas entre comillas son las preguntas.

Hay gente que me dice: “Yo leí artículos en Internet y eso, y leí que la tensión sexual se crea con contacto visual, con la pausa al hablar y con el contacto físico… ¿eso es cierto? ¿o cómo se crea la tensión sexual? “  Esa clase de preguntas nos llevan a perdernos.

No son las preguntas adecuadas. No son preguntas poderosas. Así pues… Trabajando sobre el abstracto asunto de la tensión sexual debemos dejar claro una cosa, por partes:

  • La tensión sexual no es algo que puedas describir con palabras.
  • No es algo que puedas generar como te viene en gana.
  • Ni es algo que pueda aparecer con todo el mundo.

Precisamente ese es el asunto primordial en el ABC de la tensión sexual. Igual que la energía, ni se crea ni se destruye; sino que se transforma. Sumemos más.

Tensión sexual. Qué es y cómo funciona. 

Ya he dicho que esas preguntas son incorrectas, y las respuestas que muchas personas les dan son inadecuadas… Así que nos hallamos ante un punto donde la mayor parte de las personas sensatas dejarían de intentar aprender sobre la tensión sexual por escrito y saldrían a buscar a esa persona que hace que su mundo tiemble y se ponga patas arriba, que hace que le tiemblen las piernas y tenga cosquillas en el estómago.

Yo pienso, siento y creo firmemente que esta es la manera adecuada de aprender sobre la tensión sexual. Pero todavía habrá quien me pregunte…

 ~~

Y entonces ¿cómo se crea la tensión sexual?

Si googleas tensión sexual hay un montón de sitios tipo de la industria del ligue que describen lo que ellos piensan que la crea. El único asunto real aquí (y remarco lo de único y real) es que la tensión sexual no se crea. Es algo que se da cuando dos personas conectan, sin más. Cuando hay auténtica conexión y complicidad pueden darse esos deseos, y si se dan…

Es la forma en que aparece esa tensión sexual. Nunca va a haber tensión sexual entre dos personas que no se sientan cómodas y cómplices el uno respecto del otro. La gente haría bien recordando eso, pero prefieren obviarlo.

El hecho de que en esos sitios de Internet hablen de tocarse, del contacto físico en general; es porque ese contacto a veces es una muestra de esa confianza y complicidad que lleva a la tensión sexual, y la gente que escribe para esos sitios y los administra piensa que forzando el contacto pueden forzar la tensión sexual…

En realidad la tensión que consiguen es la otra, la de la incomodidad.

La gente que está metida en esas paranoias, habla desde una perspectiva de ser necesarios para que todo lo que hagan con los demás ocurra como quieren, y no… Ni ellos son necesarios ni pueden influir tanto en los demás como para que la gente reaccione como ellos quieren en todo momento.

Esa gente tiene la puta mala costumbre, hablando en plata, de pensar que ellos son los responsables de hacer que todo pase, de que pueden crear lo que les de la gana en los demás. Estas cosas no se crean. Tú no las puedes crear, tan sólo aprovechar.

No puedes ir por ahí chasqueando los dedos y creando confianza, comodidad, buen humor, atracción, deseo, tensión sexual; pues esas cosas aparecen igual que aparecen en una buena amistad:

Con acción del tiempo y el contacto regular, haciendo y viviendo cosas juntos, compartiendo momentos de calidad, agradables y placenteros.

~~~~

La definición intrínseca de tensión sexual es acerca de dos personas que sienten deseo mutuo -o una de ellas desea a la otra-, pero cuyo momento de contacto sexual se retrasa deliberadamente o nunca llega a ocurrir…

Con eso te lo digo todo.

Ahora es cuando viene alguno y dice:Pero entonces… El contacto visual, la pausa al hablar, el contacto físico, lo que tú haces con tu cuerpo; ¿eso crea atracción? Oí en un video de *insertar gurú al azar* que él dice que lo que tu haces grita más que lo que tu dices. Que lo que dices queda totalmente eclipsado.”

Y yo respondo, literalmente y a título general para todo consultante:

~~~~

No son pocas las veces que he dicho ya en este blog y a las personas en vivo y en directo que todo eso que se cuenta como generadores de atracción, complicidad, deseo y tensión sexual no generan nada sino que LO EXPRESAN.

No se trata de que lo que hagas y lo que digas provoquen eso, es que son fruto de eso y al mismo tiempo lo continúan y lo preservan o lo hacen desaparecer (lo transforman)…

Pero no lo “crean”. No lo hacen aparecer de la nada, como muchos aspiran y/o desean hacer creer. Lo manifiestan.

NO es lo mismo manifestar algo que ya existe que hacer aparecer algo que no existe de la nada.

~~~~

Yo si fuera tú, querido lector de sitios de Internet con consejos sobre citas, dejaría de complicarme la vida intentando echarme a las espaldas responsabilidades que no existen ni se pueden lograr… Y me diría a mí mismo: limítate a salir ahí y hacer lo que te guste/apetezca hacer realmente (no esa bazofia compulsiva del “sargeo” que lleva a muchos tipos ahí fuera a pensar que si no “sargean” no van a lograr nada socialmente hablando y sentimental/sexualmente menos todavía), diviértete y emociónate, y aprende a transmitir eso a los demás.  Y FIN. NO LEAS MÁS SOBRE SEDUCIR.

Esa idea de hacer, hacer y hacer constantemente intentos por atraer a la gente y no dejar de hacer aproximaciones a desconocidas es para mantener a las personas entretenidas y generarles miseria existencial en base a unos fracasos que se producen cuando “practican las doctrinas” y no “obtienen los resultados deseados” (los que los gurús les prometen). Es más que obvio por qué no se producen.

Esos gurús son unos farsantes que si por mi fuera estarían mejor en el olvido (o en el completo anonimato) solo por la mala racha y la basura mental que ha generado su doctrina plagiada (plagiada entre sí mismos, encima) en las mentes de las personas que los han leído y han asumido que las cosas son como ellos las cuentan.

Esos gurús… Dicen que ayudan a los demás, que quieren lograr que tengan el éxito social y sentimental que merecen. Esa gente habla mucho, cuenta mucho, escribe mucho, “hace” mucho… Pero siguen SOLOS o peor aún, con mujeres que van con ellos de florero, a no abrir la boca cuando ellos están hablando con sus “colegas” y sus “alumnos” acerca de su nueva dosis de mierda para las mentes ya enfermas y las que no lo están todavía…

Pues no nos olvidemos: como empresas que “son”, quieren captar clientes.

No les interesa lo que pase luego con ellos.

Alguno de esos gurús, incluso -y según él mismo, claro- puede seducir a cualquier mujer copiando a cualquier persona su manera de seducir

Y yo, tanto como cualquiera que mire a través de los velos con los que tratan de ofuscar al público, lo único que veo es que esa gente no es capaz de mantener a nadie realmente a su lado, y que tiene que contarle el mismo cuento a todos porque no hay nada real detrás de ellos. Y como ser así no aporta nada, acaba siendo… 


Un GRAN problema para quien solamente quiere ser mejor persona, y pensando que son legales y eficaces, les hace caso a ellos.


Los que vemos mas allá de toda esa parafernalia con la que nos quieren ofuscar, sabemos que como mucho en un año a contar desde ya, su negocio se va a la mierda.

Por eso querido lector, yo te sigo recomendando… No te compliques innecesariamente. Diviértete, emociónate, disfruta realmente de ti mismo y de lo que sientas y hagas, pero no vayas por ahí vagabundeando en busca de mujeres.

Eso es lo mas increíblemente necesitado que se puede hacer y ninguno se da cuenta, porque es el consejo favorito de estos pseudogurús. Tú mira a tu alrededor y dime, ¿cuántas mujeres van por ahí entrando a chicos al azar porque según ellas les han llamado la atención o porque necesitan resolver dudas existenciales con su ayuda?

O bien, ¿cuántas mujeres ves que en vez de estar con su gente hablando, divirtiéndose, o bailando o lo que sea… están por ahí pastoreando grupos de hombres en busca de datos de contacto? O peor todavía, mendigando besos o intentando meterla en tiempo récord.

… Más bien pocas, por no decir casi que ninguna. Pero siempre se dan casos, así que no afirmaremos rotundamente -al menos por ahora- que ellas no hacen esas cosas.

Vive feliz… Y comenta tu opinión sobre el tema.

Abrazos,

Kheldar

PD: tal vez te venga bien revisar los siguientes vídeos.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista