Revista Cocina

TERNERA EN SALSA DE NARANJA Y CIRUELAS [Las medias me odian]

Por Anamelm
CAL 493,6 · HC 21,4 · PR 42,9 · GR 25,3 [POR RACIÓN, GUARNICIÓN APARTE] Ternera naranja ciruela 2Ternera naranja ciruela 3   Las medias me han declarado la guerra.  

Medias, panties, leggins. Me han enviado una ofensiva formal y se han levantado en armas. Hasta los ejecutivos me odian.

Es verano. Han pasado muchos meses desde la última vez que mis piernas vieron la luz por última vez.

La climatología de Madrid establece dos estaciones al año: el invierno, y el infierno. Con algunas horas de transición entre ellas, pero tampoco muchas.

Llega el calor [amado calorcito incitador de terraceo], y con el calor, desempolvo alegre y dedicada cual abejita en una flor, esa parte del armario que contiene la ropa de verano. Esa que está formada por vestidos, más vestidos, alguna falda, y camisetas de algodón o de lino.

Primer paso para la iniciación al verano: Retirar de circulación definitivamente esa blusa ochentera que por más que me traiga felices recuerdos de tiempos mejores, es, francamente, horrorosa. Y lo seguiría siendo si le quitase las hombreras.

Segundo paso para la iniciación al verano: Planchado parcial de los vestidos de lino [uno tras otro y a todo trapo] y de las blusas de gasa o similares. No van a volver a ver la plancha el resto del verano, y me gusta darles al menos esa satisfacción, luego ya las tenderé bien estiradas.

Tercer paso para la iniciación al verano: Las medias. Sí. Mis piernas, incluso tras la depilación post-invernal de rigor, y la eliminación de posibles zonas más resistentes de la piel [voy a dejar clara una cosa: yo no tengo callos] y de recortarme las uñitas con una cierta igualdad de método y no como Freddy Kruger en un mal día, están… digamos… reflectantes.

No, la palabra no es blancas. Eso se queda muy corto.

Mi piel, oculta tras meses y meses de invierno, emite luz. Y claro, ponte tú una falda o un vestido un poco oscuro, no digamos ya negro.

Sólo me queda recurrir a ellas: a las medias. Socorridas, ligeras, de 5 o 7 o 10 deniers que yo no sé lo que es pero cuantos menos tienen más se rompen. Bronceadas, naturales, efecto aceite [¿?], mate o brillo.

Medias, o panties. Con o sin puntera.

Y voy yo con mis piernas tan bonitas, y mi vestidito de gasa. Luego ya podemos hablar de por qué las piernas están bronceadas y yo como tal parezco un zombie recién levantado, pero eso es otra cuestión.

Y comienzan a hacerme la vida difícil. La primera en la frente: ¿Me limé bien bien bien las uñitas de los pies después de cortarlas? El tajo en la puntera de mis panties italianos de 12€ dice que no.

Tras tirar a la basura ese primer par de medias poniendo a alguien por testigo de que no me vuelvo a gastar más de 2€ en medias, vuelvo resignada con mi segundo par de medias, de 5€ y madeinbangladesh porque esta vez, mi conciencia social ha colisionado frontalmente con mi economía y a 12€ la puesta, a mi no me salen las cuentas.

Y llega la primera sorpresa. Las medias, pican. Bueno, las caras no, pero las medias, en general, y en verano: pican.

Y aprietan. Eso, o hacen efecto pantalón y se mueven contigo mientras caminas.

Por pocos deniers que tengan, las medias dan calor. La goma de la cintura te asfixia y el sudor hace que se te peguen a los muslos.

Luzco unas piernas preciosas, eso sí. Gracias a las medias.

Algo habrá que agradecerles después de todo.

Al menos, mientras están enteras. Porque las medias tienen una segunda vida cuando tú no las miras.

Tú lavas tus medias, a mano, con jaboncito neutro, que no se te estropeen ni se enganchen en la pérfida lavadora, las tiendes todas extendiditas en el tendedero plegable, que no se te vayan a deformar y cuando las coges… carrerón. El Jarama se queda corto para la carrera que tienen tus medias nuevas-usadas-una-puñetera-vez-de-5€.

Lo que ha pasado, posiblemente sólo las medias y la gata lo sepan.

En fin. Que es verano, gente.

¿Lo disfrutamos?

Ternera naranja ciruela 1
Ternera naranja ciruela 5

INGREDIENTES [4 PERSONAS]   Ternera [morcillo o redondo], una pieza de 800 g aprox Zanahoria, 3-4 [300 g] Puerro, 1 [100 g] Cebolla, 2 [300 g] Zumo de naranja, 250 ml Ciruelas deshidratadas, 12 uds Jengibre, un trozo de 2 cm

Aceite, sal

Guarnición: Cous cous integral con verduras salteadas Cous cous, 1 taza Zanahoria, una Calabacín, medio Cebolla, media Caldo de verdura para cocer el cous cous

MODUS OPERANDI

Pelamos y picamos el puerro y las zanahorias en trozos pequeños, sin mucho cuidado porque se trata de una cocción larga y finalmente vamos a reducir todo a una salsa triturada. Reservamos.

Bridamos la carne, esto evitará que la pieza se abra en exceso al cocerse y se empachoche de líquido.

En la olla, ponemos el puerro, la zanahoria, el trozo de jengibre y la ternera, con una pizca de sal y pimienta. Ponemos agua suficiente para la cocción [las ollas suelen tener una marca de mínimo, si la tuya no tiene, pon 300-400 ml] y la cerramos.

Ternera naranja ciruela PaP 1

Miramos en las instrucciones de nuestra olla el tiempo que necesita una pieza grande de carne, la mía necesitó 18 minutos, pero no todas las ollas alcanzan la misma presión, no te guíes por mis tiempos. Y el tamaño de la pieza también influye, a más tamaño, más tiempo.

Mientras se cuece la pieza de carne, nos ocuparemos de la salsa. Pelamos y picamos la cebolla, y la ponemos a pochar en una sartén con una pizca de sal. Cuando comience a estar blandita, añadimos las ciruelas pasas y el zumo de naranja, y dejamos que cueza unos 15 minutos.

En este tiempo, la carne ya estará cocida y podremos abrir la olla.

Retiramos la pieza de carne, y añadimos a la sartén toda la verdura de la cocción más una parte del caldo [lo que veamos necesario, algo menos de un vaso estará bien] y lo cocemos otros 5 minutos.

Ternera naranja ciruelas PaP 2

Trituramos hasta tener una salsa fina y la rectificamos de sal y pimienta. Si ha quedado muy densa, podemos añadir líquido de cocción hasta tener una textura adecuada, y si está muy líquida, la pondremos a reducir a fuego medio hasta evaporar tanto líquido como queramos.

Ternera naranja ciruela PaP 3

Para el cous cous, preparamos unas verduras en daditos regulares [zanahoria, calabacín, cebolla] y lo salteamos a fuego vivo en una sartén.

Preparamos la sémola, para ello calentamos el mismo volumen de caldo que de cous cous y lo vertemos sobre el mismo. Lo tapamos y dejamos dos minutos, hasta que los granos absorban el líquido por completo. Lo pasamos a la sartén donde está la verdura salteada y le damos un último minuto junto, para que se integre.

Sólo nos queda filetear la carne, y disfrutar…

Ternera naranja ciruela 6


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas