Revista Cine

“The Bling Ring”: El reino de la banalidad

Publicado el 14 octubre 2013 por La Mirada De Ulises

[5/10]   Los adolescentes siguen siendo los elegidos por el cine de Sofia Coppola, y el aburrimiento y superficialidad su materia prima por excelencia. En “The Bling Ring” parte de un artículo de Vanity Fair en el que se recogían los robos de un grupo de jóvenes en casas de famosos de Hollywood. Obsesionados por la fama y por la moda que sus ídolos representaban, esos [email protected] entraban en sus mansiones y en sus vidas cuando los propietarios estaban ausentes… para reproducir su vaciedad, para evadirse con sus fiestas y sus vías de fuga -drogas incluidas-, para estar en el candelero… en su caso por las redes sociales. Da pena el panorama que se nos presenta y más saber que responde a hechos reales, y produce lástima contemplar que la raíz de ese pobre comportamiento está en unos padres ausentes o presentes con su insulsez.

 “The Bling Ring”: El reino de la banalidad

Sofia Coppola quiere hacer una crítica hacia ese mundo de vanidad, pero en realidad cae en su misma superficialidad, con una película de ritmo repetitivo y cansino -¿qué necesidad hay de recoger tantos asaltos y tan iguales?-, sin momentos de tensión ni de emoción, con brochazos de fotografía saturada y música ad hoc que acaban cansando, con recursos de videoclip de cámara ralentizada y con un montaje -a estas alturas nada novedoso- que inserta entrevistas a los protagonistas entre sus aventuras recordadas. Los personajes no tienen trasfondo ni pliegues que transmitan humanidad, y en realidad no pasan de ser marionetas de una sociedad de la opulencia -quizá sea lo que se haya buscado, pero son seres sin alma y sin nada que decir-, y los actores no aportan más que su cara bonita y poco más. En definitiva, que el envoltorio esteticista de Sofia Coppola impide llegar más allá de la superficie de unos personajes de rasgos gruesos y con una mínima evolución.

“The Bling Ring”: El reino de la banalidad

Al final contemplamos la imagen juvenil de un mundo adulto que podrían representar la madre de Nicki o la propia Paris Hilton. Es la posmodernidad mostrada tal cual, en estado puro y en directo, con un narcisismo que campa a sus anchas -patético es la visita a la casa de Hilton con retratos suyos por doquier-, y donde lo importante es satisfacer todas las apetencias y que hablen de uno mismo… aunque sea para mal. En ese sentido, causa dolor la última secuencia en que el personaje de Emma Watson mira a cámara para vender su exclusiva en internet… y esos amigos de Facebook capaces de todo por una exclusiva. Una película fallida sobre un mundo podrido y banal que deja vacío al espectador, lo mismo que sus personajes de ficción y de la realidad. 

Calificación: 5/10

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “Theblingring” – Copyright © 2013 American Zoetrope y NALA Films. Todos los derechos reservados.


Volver a la Portada de Logo Paperblog