Revista Tendencias

Todo pasa en la calle Aragón

Publicado el 15 noviembre 2018 por Gatis @gatis75
Todo pasa en la calle AragónLas oficinas en las que trabajo dan a un tramo de la calle Aragón de Barcelona. Para los que no conozcáis esta calle es una de las arterias principales de la ciudad condal. Tiene cuatro carriles para el tráfico y un carril bus.
Pues en este trozo de calle, parece mentira, la de cosas que nos han pasado. Lamentablemente, por cúmulo de tráfico y retarders al volante, los accidentes se multiplican y, cada dos por tres, tenemos que llamar a urgencias por moto desparramada en el suelo. Como en muchas partes de Barcelona tenemos al lado un edificio en obras. De esos que para no tirar todo el edificio entero lo vacían por dentro y llenan contáiners y contáiners con runa. Estuvimos una época en que cada día venía un señor con su grúa a cambiar el contáiner lleno por uno vacío. Hasta que un día llegó el novato de la empresa. Madreeee, la que lió el pobre chico. Cómo sufrimos ese día con el chaval. No había manera de encajar el contáiner en la parte trasera de la grúa. Mirad si la lió parda que acabó con una de las esquinas del contáiner, que deben pesar cómo mínimo tres o cuatro quintales, atravesando el cristal trasero de la cabina. El chasis por la parte de arriba quedó hecho un acordeón de metal, bueno, bueno, tremendo. Todos con las manos en la cabeza asustados. Que no nos dió ni para agarrar el móvil y hacer un video viral.
Y, ayer, en ese mismo edificio levantaron un muro con una puerta a Neverwhere. ¡Muy útil! Todo pasa en la calle AragónPero no todo son desgracias. Nuestros compañeros se ponen muy contentos cuando las de la tienda especialista, como dicen ellos en su cartel en ropa sudamericana, trapitos para señoritas alegres de estilo apretadito, se hacen fotos para su catálogo. Es divertido observar como chicas pechugonas arrepretujadas y con poca tela en sus vestidos se ponen encima del capó de un coche a hacerse fotos y van saliendo y entrando de la tienda con diferentes modelitos. Y quizás me diréis que es normal, que en todos lados pasan cosas. Bueno, a ver, aquí hemos vivido desahucios de un edificio entero, policías, antisistemas gritando, cámaras, periodistas, todo un entrenamiento. 
Y hoy, con las lluvias, se ha inundado una de las esquinas de la calle. Dos dotaciones de bomberos, tráfico cortado, un nuevo follón. Total para que un solo bombero con un palito desatasque la alcantarilla de hojarasca.¡Coño que así no hay quien trabaje!

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Gatis 279 veces
compartido
ver su perfil
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta

Revista