Revista En Femenino

Trabajar de pie durante el embarazo afecta el tamaño del bebé

Por Pequelia @pequelia

Trabajar de pie durante el embarazo afecta el tamaño del bebé

Como bien sabemos todo lo que haga una mujer durante su embarazo influye de forma negativa o positiva sobre el desarrollo de su bebé en gestación, por lo que hay que tener sumo cuidado en cada una de las decisiones que se toman en el día a día. Un nuevo estudio que ha sido desarrollado por investigadores de Rotterdam ha dado cuentas sobre lo perjudicial que puede resultar el hecho de que una futura mamá trabaje muchas horas de pie.

La investigación ha revelado que las mujeres embarazadas que trabajan muchas horas de pie sin la oportunidad de sentarse a descansar tienen un mayor riesgo de tener problemas debido a que el crecimiento del feto puede verse sumamente afectado, comparado a casos en los que las mujeres trabajaban sentadas, con mayor comodidad o no trabajaban fuera de la casa, por lo que es un alerta para todas aquellas mujeres que tengan un tipo de trabajo tan demandante en lo físico.

Durante el estudio se pudo ver que en casos en los que las mujeres estando embarazadas pasaban más de 40 horas de pie, tenían muchas mayores probabilidades de tener un bebé con una circunferencia de cabeza un centímetro menor a los valores normales y un peso más bajo también en comparación, alrededor de 148 y 198 gramos menos que los hijos de mujeres que trabajaban menos de 25 horas por semana y en condiciones mucho más cómodas en general.

Los médicos investigadores hicieron referencia a que la clave de la diferencia sobre todo se hace evidente durante los últimos tres meses de embarazo, por lo que el recién nacido se enfrenta a una tasa de crecimiento mucho más lento comparado al grupo de control. Las conclusiones generales indican que la extrema demanda física durante el embarazo no se aconseja ya que deja secuelas permanentes, en cambio se ha concluído que prolongar el tiempo de actividad laboral en el tiempo de embarazo no es negativo, siempre que se cuenten con las comodidades necesarias para la mujer embarazada, por lo tanto trabajar hasta las 34 o 36 semanas de gestación no representa ningín tipo de impacto adverso sobre el desarrollo del feto, ni se corre el riesgo de nacimientos prematuros.

Ante esta información es necesario que las mujeres embarazadas que tengan este tipo de trabajos tomen consciencia al respecto, lo que no quiere decir que deban renunciar a sus empleos, pero si contemplar las necesidades de su estado y del bebé en gestación y en consecuencia tomar las medidas necesarias para llevar adelante un trabajo más saludable, en ese caso trabajar sentada o hacer descansos más seguidos es plenamente recomendable.

Vía | RPP
Foto |  nerdcoregirl de Flickr

Enlace permanente:
Trabajar de pie durante el embarazo afecta el tamaño del bebé



Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog