Revista Cine

'Transformers 3': Michael Bay se supera

Publicado el 02 julio 2011 por Davicine
Las críticas de Manuel M: Transformers 3: La cara oculta de la luna
Si, amigos sí. Es posible, después de robots animados 1 y 2, conseguir hacer robots animados 3 y superarse:más pesado, más aburrido, más de lo mismo y más directamente para olvidar que transformers 1 y 2 juntas.
'Transformers 3': Michael Bay se supera
   El guión es más de lo mismo, con los Decepticons tramando su enésimo plan para conquistar el mundo, que, por supuesto sale mal, porque un ser de otro planeta y que piensa que los humanos son menos que insectos es convencido por una rubia explosiva en dos minutos de que su astuto plan en realidad no es suyo. Sí, os he reventado el guión. Os he ahorrado 10 euros, y dos horas y media de atroz sufrimiento.
Por el camino, Witwicky (LaBeouf) es tan histrionico como siempre, y le acompaña una rubia tremendiiiisima (Rosie Huntington-Whiteley, modelo de Victoria's Secret -tremenda ¿lo he dicho?-).Gran acierto de Bay que cambia una cara bonita por un cuerpo de infarto, matices todos ellos cosméticos, pero que en una película en que el guión brilla por su ausencia, son de gran importancia. Se salva la interesante idea de los viajes Apolo, pero duran tan poco en la película, y están rodeados de cosas tan pobres, que se diluye rápidamente.
No añado más sobre el argumento, porque no es necesario: Si habeis visto Invasion a la tierra es lo mismo, pero esta vez ambientado en Chicago, con unas gotas de ideas repetidas de las dos primeras entregas. Tampoco sobre los actores, porque pronto esta película se convertirá en el punto negro de sus carreras.
   Tenemos personajes que entran y salen de la película sin que el espectador tenga muy claro porqué salen en pantalla y porqué no, por ejemplo el soldado negro de los combates finales, que gana protagonismo sin que sepamos quien és, o los padres de Witwicky, que supongo serán los diez minutos de diálogo absurdo de guión con moralina final que debe incluir cada película. In situ, no lo tenía muy claro, porque sentía verguenza ajena, y ahora tras pensarlo en frío, creo que, sencillamente, es otra más de las muchas escenas que son perfectamente prescindibles, De hecho, la película también es perfectamente prescindible. Salid a pasear, leed un libro, vez cualquier otra película de las que se han estrenado el viernes, pero no vayáis a ver Transformers 3.
   Michael Bay se ha superado, con más despligue vacío de efectos especiales, que rozan el absurdo, un guión más simple que la teoría del chupachus, y unos actores a los que se les nota que no creen demasiado en la película que están rodando. Todo ello está aderezado con ostentosos y reiterativos despliegues de las barras y estrellas, que, al menos en la Vieja Europa, nos producen bastante indiferencia. Quizás los norteamericanos se sientan más seguros sabiendo que incluso los robots de otras galaxias son amigüitos suyos,fans de la tarta de manzana, las barras y estrellas, y opinanando lo mismo que ellos. Pero desde luego, el resto del mundo se ríe de esa idea, y, lo que es peor, ellos no se dan cuenta. Es una pelicula para satisfaccion intima del mercado al que va dirigido: U.S.A., y fuera de ese círculo de distribución se trata de una ¿obra? perfectamente prescindible.
A la papelera y punto. Muchas más noticias en No es cine todo lo que reluce.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista