Revista En Femenino

Un horario "anti-hijos"

Por Tenemostetas
Por Ileana Medina Hernández
Un horario
Dice Ignacio Buqueras, empresario, presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios (de la que ya hemos hablado antes en este blog), que los horarios actuales de trabajo en España "son machistas". 
Estoy siempre de acuerdo con esta Comisión, y creo que la primera, la primerísima medida para mejorar la vida familiar en España debería ser erradicar esa horrorosa jornada hasta las 8 de la noche, que creo que es el único país del mundo que la tiene.
Es un horario anacrónico, anticuado. La jornada partida con 3 horas de descanso al mediodía, y volver a empezar a las 4 ó a las 5, hasta las 8 de la noche, parece provenir de aquella España de los 50, cuando el padre de familia era el único que trabajaba, lo hacía cerca de casa, y venía al mediodía a comer su cocido, y a dormir la siesta. Al menos a esa hora podía reunirse la familia, (aunque con el autoritarismo de entonces, de mucho no serviría).
Actualmente la mayoría de la gente obligada a trabajar con ese horario, no tiene ni tiempo de ir a su casa al mediodía (trabajamos muy lejos de donde vivimos), y en la práctica trabajan más de 12 horas diarias, con escasa o nula disponibilidad para permanecer con nuestros hijos. Más que machista es un horario "anti-hijos".
La incorporación de la mujer al trabajo es uno de los cambios más importantes de la historia de la humanidad. Es obvio que tras esa revolución,  MUCHOS OTROS CAMBIOS HABRÍA QUE HACER.  Las medidas de "conciliación" aún son tibias, y el impacto que ese cambio ha tenido sobre la crianza y la educación de los niños pequeños ha sido escasamente considerado.
Los horarios y  las rutinas laborales siguen siendo en España idénticos a cuando sólo el padre trabajaba y la madre estaba todo el día con los niños.
Hace un tiempo también Roberto Martínez, presidente de la Fundación Másfamilia, hablaba de la necesidad de conciliar en tiempos de crisis. La conciliación y el bienestar en la vida familiar, es fundamental, no sólo para los adultos trabajadores, sino para los niños que cada vez están menos tiempo con su familia.
Hay quien piensa que " más todavía en tiempos de crisis" no se debe hablar de conciliación. Sin embargo, según informes de la Unión Europea, España y Grecia, están a la cola en cuanto paridad hombre-mujer y en cuanto a flexibilidad horaria en el trabajo. España y Grecia son también de las economías más pobres de Europa, así que parece que trabajar más horas y con horarios más rigídos no es sinónimo de producir más, sino todo lo contrario.
Sigue existiendo una falsa creencia, "presencionismo" lo llama Martínez, que relaciona estar muchas horas en el trabajo con producir más. Problemas graves de organización del trabajo, de productividad, de prejuicios, de malos hábitos, no nos dejan avanzar.
La tendencia hacia jornadas de trabajo más cortas parece algo lógico en el desarrollo: más tecnología, más mano de obra: ¿no deberíamos trabajar menos horas para mejorar la calidad de vida? La jornada laboral de 8 horas es una reivindicación del siglo XIX, cuando no trabajábamos las mujeres ni había ordenadores ni robots.
Flexibilizar los horarios, trabajar por objetivos, aumentar la productividad, teletrabajo, nuevas fórmulas para la economía digital del siglo XXI son necesarias, para mejorar nuestro bienestar, y sobre todo, para poder permanecer más tiempo, en cantidad y calidad, con nuestros hijos.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :