Revista Cocina

Un milagro llamado UVA

Por Paloma Alós @eltercerbrazo

UvaUva: Beneficios para la salud

La historia de esta fruta se remonta 8.000 años, cuando las vides de uva se cultivaron por primera vez en lo que ahora es el Medio Oriente.
Puede que te sorprenda saber que la uva es actualmente considerada como una baya. Setenta y dos millones de toneladas de estas bayas se cultivan cada año en todo el mundo. Aproximadamente el 71% de la producción es usada para vino, 27% para consumo fresco y 2% como frutos secos.
Contienen: Tiamina (vit. B1), Riboflavina (vit. B2), Niacina (vit. B3), Ácido pantoténico (vit. B5), Vitamina B6, Ácido fólico (vit. B9), Vitamina C, Vitamina K, Calcio, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Potasio, Sodio y Zinc.

En general, el consumo habitual de frutas y verduras de todo tipo se ha asociado con un menor riesgo de enfermedades del corazón, diabetes, cáncer y otras enfermedades.

Muchos estudios han demostrado que el aumento del consumo de alimentos de origen vegetal como las uvas disminuye el riesgo de obesidad y la mortalidad general.
Las uvas también tienen algunos componentes especiales que las hacen aún más esenciales para nuestra salud, dándoles estatus de “súper alimento” y parecen ayudar a reducir el riesgo de las siguientes enfermedades:

Cáncer

Las uvas contienen poderosos antioxidantes conocidos como polifenoles, que podrían retardar o ayudar a prevenir muchos tipos de cáncer, incluyendo el de esófago, pulmón, boca, faringe, endometrio, páncreas, próstata y colon.

El resveratrol del vino tinto, conocido por sus beneficios a nivel cardiovascular, es un tipo de polifenol que se encuentra en la piel de las uvas rojas.

Enfermedades del Corazón

El flavonoide quercetina es un antiinflamatorio natural que parece reducir el riesgo de aterosclerosis y proteger contra el daño causado por las lipoproteínas de baja densidad (LDL) en estudios con animales. La quercetina podría tener un efecto contra el cáncer, pero se necesitan más estudios en seres humanos para confirmarlo.

El alto contenido de polifenoles en las uvas también puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular mediante la prevención de la acumulación de plaquetas y la reducción de la presión arterial a través de mecanismos anti-inflamatorios.

La fibra y el potasio en las uvas también apoyan la salud del corazón. Un aumento en la ingesta de potasio junto con una disminución en la ingesta de sodio es el cambio en la dieta más importante que una persona puede hacer para reducir su riesgo de enfermedad cardiovascular.

Una ingesta alta de potasio también se asocia con un menor riesgo de accidente cerebrovascular, la protección contra la pérdida de masa muscular, la preservación de la densidad mineral ósea y la reducción en la formación de cálculos renales.

Hipertensión arterial

Puede ser que una baja ingesta de potasio sea un factor de riesgo en el desarrollo de la presión arterial alta al igual que una ingesta alta de sodio. Debido a su alto contenido en potasio, las uvas se recomiendan para las personas con presión arterial alta ya que ayuda a contrarrestar los efectos del sodio en el cuerpo (Siempre y cuando no estén tomando diuréricos ahorradores de potasio).

Estreñimiento

Comer alimentos ricos en contenido de agua como las uvas, sandía y melón pueden ayudar a mantenerse bien hidratado y a tener un adecuado tránsito intestinal. Las uvas también contienen fibra, que es esencial para mejorar el estreñimiento.

Alergias

Debido a los efectos antiinflamatorios de la quercetina, la uva podría ayudar a aliviar los síntomas de las alergias, incluyendo la secreción nasal, el lacrimeo y la urticaria aunque no se han realizado estudios en humanos para probar esta teoría.

La neuropatía diabética y la retinopatía

Algunos estudios se muestran prometedores respecto a que el resveratrol podría proteger contra la neuropatía diabética y retinopatía, enfermedades causadas por la diabetes mal controlada, donde la visión se ve muy afectada.

Los estudios también han demostrado que el resveratrol es beneficioso para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, el alivio de los sofocos y cambios de humor asociados con la menopausia y mejorar el control de glucosa en la sangre (sin embargo aún hacen falta mayores estudios para confirmar estos hallazgos).
Las uvas son ricas en antioxidantes importantes para la salud ocular como la luteína y la zeaxantina

Desglose nutricional de las uvas

El tamaño medio de la porción de las uvas es alrededor de una taza. Como medida útil, puedes utilizar el tamaño de tu puño para estimar el tamaño apropiado de una porción de uvas.

Una taza de uvas negras o verdes contiene 104 calorías; 18,1 gramos de azúcar; 1,09 gramos de proteína; 0,24 gramos de grasa; 1,4 gramos de fibra; 4,8 miligramos de vitamina C; 10 microgramos de vitamina A; 288 miligramos de potasio; 0,54 miligramos de hierro; 3 microgramos de folato.

Riesgos y precauciones asociados con las uvas

Los betabloqueantes, un tipo de medicamento comúnmente prescrito para las enfermedades del corazón, pueden causar aumento de los niveles de potasio en la sangre. Los alimentos ricos en potasio como los plátanos deben ser consumidos con moderación al tomar betabloqueantes.

El consumo excesivo de potasio puede ser perjudicial para las personas cuyos riñones no son completamente funcionales. Si los riñones no pueden eliminar el exceso de potasio de la sangre, podría ser peligroso ese consumo excesivo.
Como he comentado anteriormente, las personas que toman diuréticos ahorradores de potasio deben comer uva con moderación para evitar que sus niveles de potasio aumenten demasiado.
La uva, como hemos visto, contiene bastante azúcar. Las personas diabéticas deben consumirlas con moderación y en una dieta equilibrada.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas