Revista Regiones del Mundo

Un paseo en bicicleta por los imperdibles de Atenas

Por Ahí Vamos Blog De Viajes Sergio Patrone @ahivamos_ok
Una manera diferente de disfrutar una mañana en la capital griega con un recorrido de 9km y 3hs por el centro histórico de la ciudad donde se destacan sitios arqueológicos, edificios monumentales y los barrios más pintorescos de la ciudad. En este viaje nos subimos en aviones, micros, autos, y hasta camellos pero faltaba algo. Te contamos nuestra experiencia de Atenas en dos ruedas.

Una de las ventajas de este tour en bicicleta es que empieza a las 10am por lo que hay tiempo de desayunar tranquilo. Nosotros paramos en el Circus Hostel en el barrio de Monastiraki donde sirven un desayuno memorable en el bar restaurant Zampanó - pegado al hostel-.

En un local repleto de bicicletas y cuadros con fotos de los tours nos esperan Manos, dueño de Athens by Bike, y Kostas, nuestro guía atleta. Nos presentamos, les contamos acerca del Blog y les agradecemos la invitación. Llegan nuestros compañeros de aventuras: cuatro norteamericanos de Chicago: dos hombres y dos mujeres de unos 60 años vestidos para la ocasión: sus brazos tienen más fibra que una barrita de cereal, tienen remeras con colores llamativos, y perfil de deportistas de tiempo completo. Yo mientras tanto, con 30 años menos, rezo para que en el tour no haya calles en subida.

Puesta a punto de las bicicletas

Ajustamos los asientos de las bicicletas, y con los cascos llamativamente alienígenas a medio poner vemos que cada bici tiene un nombre alusivo a la historia y mitología griega: Ale se subió a Nike -diosa griega de la Victoria- y yo a Pitágoras -el tipo del teorema-. Con una temperatura ideal de unos 22 grados hacemos unos 500 metros, frenamos y quedamos como quien no quiere la cosa bajo la Acrópolis. ¿Saben a qué diosa fue dedicado el Partenón?, ¿Y si les digo que fue transformado en mezquita?, dice Kostas, ciclista e historiador.

Un gran consejo en primavera/verano es visitar la Acrópolis después de las cuatro de la tarde -abre de 9 a 17hs- para evitar la horda de turistas y el calor. Lo malo: fuimos antes de tener el dato y nos cocinamos al vapor, esquivamos multitudes de chinos y el Partenón estaba en obra y lleno de enormes grúas. En síntesis, no disfrutamos de la Acrópolis como hubiésemos querido.

Con Kostas cada parada se transforma en datos certeros e información útil sobre la ciudad. Seguimos hasta algunos sitios arqueológicos donde paramos del lado de afuera como el Ágora Antigua de Atenas, centro de la vida social, política y comercial de la ciudad en la antigüedad.

Luego fue el turno del Keramikos un extenso "cementerio" de cerámicas donde estaban los antiguos talleres alfareros. Tomamos aire y seguimos el recorrido hasta que de golpe frenamos porque Ale se olvida el casco en el asiento de atrás y éste vuela por los aires. Recomendamos entrar a estos sitios con tiempo y a pie: hay un pase de 30 euros por persona que Incluye: Acrópolis, Ágora antigua, Ágora romana, Teatro de Dionisio, Kerameikos, Templo de Zeus Olímpico y Biblioteca de Adriano.

Un café refrescante en Plaka

En el medio del recorrido paramos a tomar café helado en el barrio de Plaka, refrescante y energizante a la vez, y con un amargor profundo en el último sorbo. Nos llama la atención que los griegos con el calor que hace cambien la gaseosa o el jugo por la versión fría del café. Anoten: Tepina, calle Kapnikareas 35. Mientras charlamos con nuestros compañeros norteamericanos surge otro dato valioso: el mejor souvlaki -pan pita relleno de carne de cerdo con cebolla, morrón y salsa de yogurt- está en Syntagma, y se llama "O Kostas" (1950)- calle Agias Irinis 2. El local es extremadamente chico y se llena fácil. Vale la pena esperar para probar esta perla de la comida rápida griega.

Un paseo en bicicleta por los imperdibles de Atenas

Plaka el barrio de moda, además de tener cafés espectaculares y estar a los pies de la Acrópolis tiene callejuelas y pequeñas plazas forman un colorido laberinto de flores entre los comercios repletos de souvenirs. Allí nos ofrecieron desde pequeñas estatuas de dioses griegos en yeso -desde 3 euros-, pulseras, jabones de oliva, joyas, y remeras de baja calidad por cinco euros, todo negociable. A esto hay que sumarle las docenas de lugares para sentarse a tomar y comer algo.

Si hablamos de Atenas lo que menos se nos viene a la cabeza son sus iglesias. Sin embargo, hay una interesante en el barrio de Plaka: la Catedral de Atenas, único lugar donde dejamos las bicis y entramos a ver de que se trata. Allí están las tumbas de dos mártires asesinados por manos turcas en épocas de la ocupación: Gregorio V, el Patriarca de Constantinopla, y Filotea de Atenas, la patrona de la ciudad.

Monastiraki: el barrio más colorido de Atenas


Nos alejamos diez cuadras de la Acrópolis y nos topamos con el barrio de Monastirak -pequeño monasterio en griego-, una zona comercial variada donde hay pequeños teatros, anticuarios, y es donde confluye el mejor arte urbano de la ciudad. Aquí nos encontramos con muchos turistas y locales. Una curiosidad: en la estación de subte hay hallazgos arqueológicos que encontraron mientras construían la estación. Fuera del metro hay puestos que ofrecen excelentes frutas de estación entre incansables vendedores de globos y estatuas vivientes a medio maquillar que le dan un colorido especial a la parte más concurrida del barrio. Aquí también se pueden visitar la Mezquita Tzisdaraki, y la Biblioteca de Adriano y perderse por la calle peatonal Ermou -Hermes, dios griego del comercio- donde se consiguen recuerdos a mejores precios que en Plaka.

El pulmón verde: Los Jardines de Atenas

Ya teníamos lugares emblemáticos de la Antigua Atenas, edificios majestuosos, transitamos los barrios más característicos, y hasta conocimos la Catedral, pero faltaba naturaleza para que el combo sea perfecto. Ahora sí, atravesamos el pulmón verde de la ciudad: los Jardines de Atenas, 160mil metros cuadrados, en donde hay más de 500 tipos diferentes de plantas y árboles de todo el mundo y un lugar para sentarse simplemente a relajarse, leer o ver la gente pasar.

Un paseo en bicicleta por los imperdibles de Atenas

Otra de las ventajas del recorrido es que nos movimos por calles poco transitadas, casi no hay caminos en subida y cuando empieza a picar el sol nos resguardamos a la sombra para escuchar historias sobre la ciudad. Al otro día del tour vimos como en el medio de los jardines una señora se metió en un corral para separar una pelea de gansos. Raro.

Además de ser la cuna de la civilización, tener maestros filósofos, y las raíces de muchas palabras de las len­guas modernas, el estadio Panatenaico -último punto del tour-, construido en mármol blanco entre 1869 y 1870, es el lugar en el que en 1896 se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de la modernidad, quizás un lugar del que esperábamos más.

Un paseo en bicicleta por los imperdibles de Atenas

Tres lugares para ir sin bicicleta:

Monte Licabeto: Atenas desde las alturas

Cuando llegamos a una ciudad tratamos de ir a un lugar donde podamos tener un panorama desde las alturas. Con 227 metros -el punto más alto de la ciudad- el monte Licabeto tiene una de las mejores vistas de la ciudad. Según la mitología, la roca, que se le cayó a la diosa Atenea, tenía como fin servir como base sobre la que se levantaría la Acrópolis.

¿Cómo llegamos? Después de caminar poco menos de una hora atravesamos la avenida Sophias, enfilamos hacia las arduas escaleras y nos alegramos cuando por fin llegamos a la base del funicular que sale de la calle Ploutarhou, cerca del barrio de Kolonaki. Por la módica suma de 7.5 euros -tarifa del funicular- se pueden ver el mar, las montañas y el Peloponeso.

La mejor coreografía está en Plaza Syntagma: El Cambio de Guardia

Un paseo en bicicleta por los imperdibles de Atenas

Se realizan en grandes ciudades como Buenos Aires, Londres, Praga o Madrid. En Atenas el cambio de guardia implica una coreografía, anticuada vestimenta y un rígido protocolo. Vemos como un policía le seca la transpiración y le acomoda la ropa a un acalorado evzon -soldado griego-.

Después nos enteramos de que solo sus botas pesan 3 kilos. Todos sacan fotos mientras un canal de televisión se acomoda antes de la función, el rayo del sol empieza a molestar, hay una línea en el piso que indica hasta donde se puede pasar, una señora se adelanta y un uniformado la corrige. Nos acomodamos y disfrutamos de uno de los clásicos de Atenas.

¿Dónde y cuándo?

En Plaza Syntagma cada día a cada hora en punto.

Acto especial: los domingos a las 11h (también a las 11h en los festivos nacionales)

Un lugar moderno para mostrar lo más antiguo de Atenas: Museo de la Acrópolis

Ideal después de bajar de la Acrópolis -queda a 300 metros- el Museo de la Acrópolis se convierte en un refugio vital con aire acondicionado en días donde manda el sol. Desde la entrada se puede disfrutar el concepto de museo moderno -2009-: pisos de cristal donde se ven restos de la antigua ciudad ya que el museo está emplazado sobre un yacimiento arqueológico.

Además, tiene paredes de cristal lo que hace posible ver el Partenón desde abajo. Los cuatro niveles del museo están diseñado para aprovechar la luz natural. Impactan los restos originales del Partenón y las piezas más admirada: las Cariátides, grandes estatuas que representaban sacerdotisas y hacían de columnas en el edificio del Erecteion hacen de este museo un lugar agradable e imperdible de Atenas. Nos llamó la atención el precio de la entrada: 5 euros.

¿Dónde? Calle Dionysiou Areopagitou, al sur de la Acrópolis.

Horario

Desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre:
Lunes: de 8:00 a 16:00 horas.
De martes a domingo: de 8:00 a 20:00 horas (viernes hasta las 22:00).
Desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo:
De lunes a jueves de 9:00 a 17:00 horas.
Viernes: de 9:00 a 22:00 horas.
Sábados y domingos: de 9:00 a 20:00 horas.

Cerrado: 1 de enero, domingo y lunes de Pascua, 1 de mayo, 25 y 26 de diciembre.

"Buenos días Atenas" es un paseo en el que se mezclan historia, naturaleza, consejos, buen café y encima una manera saludable de conocer la ciudad. Sin dudas es una excelente forma de empezar el día en la capital griega y tener un pantallazo de la ciudad para ponerse zapatillas cómodas y caminarla.

Datos del tour en bicicleta

Hora de comienzo: 10:00 am.
Duración: 3 horas.
Distancia recorrida: cerca de 9 km.
Idioma: Inglés.
Cantidad de personas por tour: De 1 a 12.
Lugar de encuentro: Local de Athens by bike, Tzireon 16, a 60m de la estación de Metro Acrópolis.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :