Revista Arte

Vasallos de antaño

Por Peterpank @castguer

Vasallos de antañoIrlanda no anda…

Es fundamental que Europa Central y Occidental permanezcan siendo un protectorado de América, cuyos estados aliados recuerden a los vasallos de antaño”.   Z. Brzezinski, (Die einzige Weltmacht, p.92)

Los conceptos simples son siempre los más difíciles. Su simplicidad consiste justamente en que hay en ellos infinitas cosas que no podrían expresarse y que tampoco hace falta decir, porque los hombres que pertenecen a ese círculo las sienten con profunda certidumbre, y los extraños no pueden entenderlas por mucho que se esfuercen en lograrlo.

Decir hace diez años que el Euro no era otra cosa que un perverso experimento de “integración” monetaria, y que también era una coartada para el Dólar, que es “la niña de mis ojos” del Sistema Usurero, estaba muy mal visto. Y semejante ocurrencia suponía la marginación intelectual y la risa burlona. Como desde 1945 Europa es un Protectorado de la Reserva Federal, el euro, no ha sido nunca competencia, aunque lo vendieran como tal. La burocracia de Bruselas y Frankfort (apéndices de la Dictadura Financiera Internacional), ha propiciado el escenario necesario para que las imprentas de la Fed no paren de trabajar.

La periferia de Europa creía conjurar sus seculares atrasos y complejos con la Moneda Única. Los modernos troyanos miran, ahora, perplejos como de dentro del caballo de madera salen las delegaciones de funcionarios del FMI y del BCE. Troyanos mutados a Cerdos, en el imaginario macroeconómico global. En los años 70, la CIA, con el velado apoyo logístico de Cuba, movió a sus peones blancos de la izquierda latinoamericana, para que después de la desestabilización, sus caballos y alfiles negros (cívico-militares) teledirigidos por la Escuela de Chicago y el Comando Sur, hicieran posible la absorción latinoamericana (expolio sistemático vía endeudamiento con el FMI) del excedente de petrodólares provocado por la devaluación Nixonita, cuando los chistes de la Comedia del Oro ya no hacían gracia. Todo sospechosamente funcional y sincrónico a los intereses del Estado Mesiánico.

El mundo se le estaba quedando chico al Dólar, y en Europa el abordaje fue distinto. Papá Noel y los Reyes Magos atendían todo el año de 8,30 a 14 horas, y sus alforjas estaban llenas de cachivaches “made in China”, lujos orientales y bienes de primera necesidad extrañamente encarecidos. Mientras, ellos juntaban firmas: tarjetas de crédito, hipotecas, préstamos personales, deudas públicas, etc. Se fomentó una sociedad de subvencionados y de parásitos hedonistas, malsanamente competitivos, encantados de que las hordas famélicas de inmigrantes hicieran el trabajo pesado.

La magia financiero-burbujil global transformaba las materias primas del tercer mundo en productos acabados chinos que consumían los patéticos burgueses afeminados del “primer mundo”. Pero los déficits geométricos también tienen un límite, y los chinos parece que se están cansando de acumular papelitos verdes y verdosos y piden su parte de la tortilla. Ahora hay que devolver el pastito para alimentar a sus renos y camellos. Pero parece que ya no son vegetarianos, ahora se han vuelto carnívoros, con especial predilección por la carne de Cerdo.

Después del crédito privado (keynesianismo por y para la Banca Internacional), el Súcubo está entubando expeditivamente, vía hacienda (deuda pública y rescates del FMI), a todos y cada uno de los Australopithecus Digitales, del ya devaluado “primer mundo”. Luego los ordenadores de Wall Street, programados por la Reserva Federal, decidirán la vida y la muerte, la prosperidad y la ruina. ¡Es el Mercado, estúpido!

Medios, partidos y políticos subvencionados por los Impuestos, y sobornados por el dinero negro, o blanco, del Imperio coordinan la desestabilización del poder estatal, a través de la letal manipulación comercial y monetario-financiera, así como del desquiciamiento de las cuentas públicas. Los Estados actuales son meros mequetrefes que están siendo utilizados para endeudar “soberanamente” (deuda soberana = ingeniería semántica en su máxima expresión) a los pueblos. La Deuda no es otra cosa que un mecanismo de RACIONAMIENTO FUTURO, experimentado con gran éxito en Latinoamérica en los últimos cuarenta años. En cuanto los pueblos quedan sin amparo, comienza su explotación por parte de los Soberanos Monetarios del planeta, a través de sus instituciones supranacionales y sus cipayos locales, todos entrelazados por sus seculares Sociedades Secretas, sponsoreadas claro, por el Súcubo.

El Imperio se controla a sí mismo. Organiza la oposición contra sí mismo y de ahí que el capitalismo del Imperio se pudiera sostener. En el comunismo, socialdemocracia, pacifismo, antiglobalismo, dentro de Amnesty Internacional, en las iglesias, la prensa independiente y en las filas de Greenpease, etc., el Imperio tiene colocados a sus idiotas útiles, hasta en las más altas esferas. Ellos son los caballos de Troya de la toma secreta del poder. Así desde hace cien años, cualquier resistencia contra la Dictadura Mundial del Capital Internacional es anulada ya antes de siquiera consolidarse.

Conde de Saint Germain


Volver a la Portada de Logo Paperblog