Revista Viajes

Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario

Por Isidro Lopez Arcos @1Sorokin
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
Por supuesto, queridos amigos, que todos sabeis que Napoleón Bonaparte fue derrotado en la batalla de Waterloo. Supongo que sabéis (Dios me libre de dudar de vuestros conocimientos históricos, no se sus enfadís, como dirían en Albacete) que la tan renombrada batalla tuvo lugar en 1815. ¿Pero sabiaís que Waterloo está a 17 kilómetros al sur de Bruselas? Pues sí, así es:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
El hecho es que, como todos ustedes vosotros sabéis, Napoleón, tras perder la batalla de Berezina en Rusia, dijo que ya estuvo suave, se rindió y los que mandaban en Europa (luego, luego hablaremos de eso) lo mandaron desterrado a la isla de Elba, muy cerquita de Córcega, que era su pueblo. Así es que, se escapó, montó la de San Dios, desembarcó en Francia, mientras todo el mundo lo aplaudía (me refiero a los franceses, claro) y armó de nuevo un ejército del copón y se lanzó hacia el norte, hacia Bruselas, con el astuto fin de derrotar a las tropas de la coalición, inglesas, holandesas, austriacas y prusianas.
Hagamos, oh amigotes, un inciso de historia ficción. ¿Hubiera sido el futuro de Europa diferente si Napoleón hubiera ganado en Waterloo? Pues servidor, cree que no. A corto plazo, la victoria de las tropas aliadas supuso la victoria de la reacción. Los que hoy llamaríamos la extrema derecha, los monárquicos a ultranza, los terratenientes franceses, los que había machacado la revolución, tomaron un poder absoluto de nuevo y toda Europa se hundió en los agujeros del antiguo régimen (piensen, mis amigos, para qué sirvió el 2 de Mayo y la guerra de la independencia española: para traernos un déspota redomado, como Fernado VII y, de nuevo, la Inquisición, etc). Pero a la larga, los procesos históricos hubieran llevado a una situación parecida a la de hoy: el ascenso imparable de Prusia-Alemania, el nada afectado poder naval de Inglaterra, etc.
Vale, que me enrollo como las persianas. Me disculpen, colegas. El hecho es que en 2015, ha sido el segundo centenario de la batalla. Fíjense, y en 2014 lo fué de la primera guerra mundial (pinchen aquí, si quieren, vaya). Curioso, en dos años en que, de nuevo, los demonios familares de Europa vuelven a acosarnos a todos. Nacionalismos, egoísmos, falta de solidaridad: los poderosos (iba a decir de mierda, pero no lo digo), de nuevo acosando a un pequeño país, como Grecia, etc.
Pero bueno ¡Sorokin!, vamos a lo que vamos: la reproducción de la batalla. Pues sí, la reproducción tuvo lugar en el segundo centenario exacto, los días 18, 19 y 20 de Junio, en Waterloo, como no podía ser de otra manera. Un servidor de todos ustedes vosotros, agarró su coche, a pesar de que avisaron que el tráfico iba a ser espantoso, y se lanzó a la aventura. Bueno, la verdad es que había reservado un sitio de aparcamiento. En fin, un sitio: a dos kilómetros del campo de batalla y en un verde prado al pié de la colina del León:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
La ventaja de estar a dos kilómetros del campo de batalla, es que te podías pasear por todos los campamentos de las diversas tropas, cuyos figurantes se lo estaban tomando muy en serio, como puede verse a estos oficales rusos poniéndose morados a champagne:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
En el cuartel general de Napoleón, había trajes para todos los gustos:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
Evidentemente, el personal que tenía que representar la batalla se lo estaba tomando muy en serio, como estos oficiales delante de la tienda de Napoleón:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
Y ¡zas!, en ese momento se ponen a gritar. "¡l'Empereur, l'Empereur!" y oye, que nos empujaron para dejar paso libre al Emperador, que llegaba medio corriendo para discutir los planes de batalla (pobretico, todavía no sabía que iba a perder):
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
Pero bueno, tras discutir con sus edecanes (y con la tele, que lo estaba filmando, evidente salto en el espacio-tiempo), salió para que su pueblo le hiciéramos fotos:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
En cambio, en los campamentos de los curritos que tenían que machacarse en la batalla, las cosas transcurrían más tranquilas, como este grupo de tropas aliadas:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
Pero, vuestro seguro bloguero, que no puede ocultar su afrancesamiento, qué le vamos a hacer, se fue al campamento francés. Sorpresa mayúscula, había un montón de gente, que uno no hubiera pensado que combatían al lado de Napoleón, como este batallón de polacos:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
O este otro batallón de rusos:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
Había, hasta un regimiento español, que me dijeron que eran tropas que habían huído a Francia con Pepe Botella, tras la derrota de las tropas francesas en Vitoria. Les hice una foto, pero no os la pongo, ¡Oh amigotes!, porque aparece un ser del futuro junto a ellos, y no hay que mezclar épocas.
Lo que sí hice fué ir a fotografiar el rancho, que dígase lo que se diga, no tiene mala pinta:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
Y en estas, se me hizo la hora de la batalla. Así es que, me fui corriendo a las gradas que habían montado para verlo. Como preparación al vídeo que se marcó mi amigo y compañero Lopezia, os pongo un mapa histórico del campo de batalla (naturalmente, sacado de Internet). Lo más fascinante fue ver, como franceses de 2015 (no figurantes, sino gente que había pagado su entrada) gritaban "¡Vive l'Empereur!" y agitaban banderas francesas. Ahhhhh, los nacionalismos.....
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
Para más detalles de la batalla, podéis pinchar aquí. Parece que el error básico de Napoleón fue no saber donde estaban las tropas prusianas, que fueron las que al final decidieron la batalla.
En fin, ahí va el video, un poco confuso, porque no era fácil seguir lo que estaba pasando:

Lo pasamos muy bien, esta es la verdad. Además, casi seguro que no se mató nadie de verdad en la reproducción de la batalla.
Controlando al personal, había policías a caballo, cantidad. Helos aquí, descansando despues del acontecimiento. Afortunadamente, en Bélgica no se aplica la ley mordaza, si no, ¡a saber! sacer fotos a polis bebiendo coca-cola y comiendo patatas fritas:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
Y bueno, hasta los vencedores aparecían cansados, rumbo a su campamento:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
Una recomendación final (faltaría más). Si vais a Waterloo, no dejéis de ir al Estaminet de Joséphine:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
Y bebéos una buena Waterloo:
Waterloo 2015. Reproducción de la batalla en su segundo centenario
Besotes, mis amigos. me voy a cenar.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista