Revista Opinión

Wikileaks: La trasparencia que abre los ojos. No a las guerras

Publicado el 27 enero 2013 por Jocoma

Wikileaks: La trasparencia que abre los ojos. No a las guerras

Te confieso que este asunto se me escapaba un poco de las manos, era como humo. Intuía que era una bomba dirigida al Sistema actual; sabía que era una guerra (otra más), pero ahora se presentaba entre dos poderes: Los de toda la vida y los nuevos surgidos de la inteligencia de “otras personas” con las armas que proporciona el fenómeno Internet. Ahora creo que lo tengo todo un poco más claro. Voy a ver si soy capaz de resumirlo y concretizarlo. Sigue leyendo, por favor, no te lo puedes perder.
Se trata de toda una serie de secretos clasificados que es sacada a la luz por un soldado americano muy inteligente aunque muy joven también (22 años). El mundo de Internet se le va de las manos al Sistema. El planeta con Internet se ha hecho muy pequeño y más libre. Es fácil que las personas se encuentren. El militar de los EEUU destinado en Irak, tiene acceso a toda una serie de documentos confidenciales relacionados con las guerras que se están llevando a cabo por las invasiones de Afganistán e Irak. De una u otra forma contacta con Julian Assange condenado por Hacker en Australia, su país. Aparecen en la trama un hacker alemán y otro anglosajón. Lo desvelado por el soldado es de tal calado que toca las raíces más profundas del Sistema que nos dirige.Wikileaks: La trasparencia que abre los ojos. No a las guerras
Se descubren miles de informes de guerra y datos sobre dichas operaciones generados por el ejército de los EEUU y su diplomacia. En dichos informes aparecen barbaridades (errores, según ellos) cometidas por sus militares y los correspondientesdaños colaterales en los que se asesinan civiles. Pero es que además, también aparecen los nombres de los informadores locales, y esto hace que la vida de estas personas corra peligro.Wikileaks se da a conocer. Quiere que las personas vean “la verdad” para que puedan tomar decisiones con fundamento. Esta gente trata de “cambiar el mundo”. Se contacta con la prensa más significativa del mundo para buscar un cómplice al mismo tiempo que se le da más divulgación. The Guardian(UK), The New York Times (USA) y Der Spiegel (Alemania), se preparan para estudiar el caso. Les preocupa las consecuencias de que aparezcan los nombres de los colaboradores nativos. Se descubre la existencia de una unidad militar especializada en operaciones ilegales no oficiales de exterminio de etnias que se llevan a cabo sin ningún tipo de consideración o miramiento. Es el brazo ejecutor del Sistema. Los encargados del trabajo sucio.Wikileaks: La trasparencia que abre los ojos. No a las guerras
Se consigue llegar a un acuerdo entre los hackers y los periódicos y llegado el 25 de julio de 2010 (no hace aún tanto tiempo de ello) se consigue publicar sincrónicamente una muestra de lo descubierto. Posteriormente se incorporan también al pacto y lo publican, un periódico francés y otro español. Aún no habían transcurrido tres meses del escándalo, Assange es denunciado por violación en Suecia. A partir de este momento los denunciantes (el pacto entre prensa y Wikileaks), se resquebraja. El Sistema ha venido mostrando señales de vida a través de la manipulación más importante de la historia. Se defiende diciendo que son asesinos porque la información desvelada ha producido la muerte de informadores y “tienen las manos manchadas de sangre”; se trata de un misil a la línea de flotación de Wikileaks. Se están enfrentando muy en serio. Toda una serie de intrigas y poderes entran en juego. Es la guerra. El militar americano es descubierto, detenido y torturado, mientras que Assange que confía en la sociedad británica, vuelve a este país escapando de la justicia sueca. Cuando ve que el asunto de la extradición estadounidense prospera y que hay posibilidades de que se lleve a cabo, contacta con el gobierno de Ecuador y se refugia en su embajada en Londres donde pide amparo. Tras un globo sonda manipulativo en el que los británicos dicen que van a acogerse a una antigua ley para entrar en la delegación diplomática y detenerle, la opinión pública les para los pies.Wikileaks: La trasparencia que abre los ojos. No a las guerras
En resumen. Lo que ha mostrado este episodio es que estamos dirigidos por una especie de locos desmadrados, muy realistas ellos, que con nuestro apoyo (los votos) hacen las barbaridades que les viene en gana, porque “ellos saben cual es la realidad y lo que hay que hacer”. Dirigentes que provocan barbaridades con acciones conscientes llevados por su melagolomanía de poder e intereses inconfesables y que también tapan “errores colaterales”, con lo que pecan no sólo de acción sino de omisión.Wikileaks: La trasparencia que abre los ojos. No a las guerras
Antes, las personas inteligentes como las de Wikileaks se hacían militares o sacerdotes y escalaban el poder dentro del Sistema; ahora con un sentido social de justicia, se sitúan en la otra parte y se enfrentan a esos poderes sólo con su inteligencia, están casi desnudos ante ellos. No matan personas, no alaban a dioses. Socavan un mundo injusto y corrupto. Aunque a pesar de todo son egos enfrentados. La parte más débil contra la más fuerte. Pero mientras el Sistema dispone de todo y lucha con todas las armas (incluidas las ilegales), ellos luchan por una mayor consciencia humana que impida un mundo injusto y promueva unos seres humanos mejores.
Las guerras están siempre llenas de barbaridades. No hay ninguna guerra justa. La guerra sólo beneficia a la élite y perjudica injustamente a los más débiles. Esas guerras han producido sólo un 3% de bajas de militares aliados, el resto es de civiles y resistencia.
¿No te parece interesante esto? Pues mira, se está dilucidando la madre de todas las batallas por “un poco más de libertad”. Tenemos que responsabilizarnos de nosotros mismos de una vez por todas y de dejar en manos de estos paranoicos “realistas” que nos desprecian por ignorantes que no sabemos “lo dura que es la vida” que no vemos lo difícil y dura que es la realidad. El triunfo de Wikileaks ha acabado siendo un desastre. De una u otra forma ha terminado ganando el Sistema, pero su victoria no ha sido aplastante; algo ha quedado en nosotros, en nuestra sociedad. Podrán poner más mecanismos para que esto no vuelva a ocurrir pero lo que no han podido evitar es quehayamos visto, que seamos un poco más conscientes de lo que “se cuece” a esas alturas. Ha sido un episodio de guerra en busca de la paz de verdad por primera vez en al historia.Wikileaks: La trasparencia que abre los ojos. No a las guerras
Toda la política que está llevando a cabo la sociedad occidental arrastrada por los EEUU, sólo llevan al odio y más odio en contra de Occidente. Esta política no soluciona las cosas, todo lo contrario. Deberíamos decir NO A LAS GUERRAS. No permitamos que los que nos gobiernan nos sigan llevando a las guerras en nombre de la paz, pidamos más transparencia, seamos más críticos, estemos más informados.
No te preocupes. Esto sólo lo leen cuatro personas muy especiales y algún que otro despistado. Aunque los “amigos del Sistema” nos tienen fichados, esto sólo es una mala nota más en Dales Caña. No pasa nada, somos insignificantes. Sabemos quienes son los que nos vigilan. Pon tú [email protected] los nombres.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog