Revista Libros

Yo pude salvar a Lorca - Víctor Amela

Publicado el 20 septiembre 2019 por Entremislibrosyo

Yo pude salvar a Lorca - Víctor Amela
Cuántos libros se nos van quedando atrás ¿verdad? La falta del tiempo, la incesante llegada de novedades apetecibles y el olvido en nuestras estanterías nos juegan a veces una mala pasada y podemos convertir en eternos pendientes verdaderas joyas. Eso me ocurrió con esta novela que, sin haberla leído, se la presté a mi padre y le gustó tanto que él se la recomendó a mi madre, y ambos, el pasado mes de julio, me miraban como si estuviera loca de atar cuando les dije que yo aún no la había leído. Aún tuve que esperar un poco porque el libro seguía pasando por las manos de otros familiares hasta que en agosto me planté y antes de abandonar la playa y volver a Madrid me aseguré de que la novela se venía conmigo. Hoy os hablo de Yo pude salvar a Lorca.

Mi opinión

 Yo pude salvar a Lorca es la historia de Manuel Bonilla, abuelo del autor, un pastor alpujarreño dedicado al trabajo duro y a su familia hasta que la guerra civil irrumpe y se convierte en pasador de personas desde una zona a otra gracias a su amplio conocimiento de los caminos. Y es también la historia de Josep Amela, tío del autor, uno de los miembros de la llamada quinta del biberón que luchó en el bando republicano.
“Yo pude salvar a Lorca” fue la frase que Manuel Bonilla pronunció un día cuando su nieto aún era un niño que devoraba tebeos, una frase sobre la que el autor nunca se atrevió a preguntar y sobre la que teje esta historia que nos permitirá viajar a distintos tiempos, entre ellos a 1936, cuando Manuel Bonilla, partidario del bando sublevado, junto con Luis Rosales intentó pasar a Federico García Lorca a zona republicana.
Una historia de silencios y de preguntas no realizadas que años después de la muerte de Manuel su nieto teje enredando la realidad con la ficción en una narración que emociona y estremece a cada paso con este viaje profundamente emocional que Víctor Amela emprende implicando al lector en él
Una historia de vidas truncadas y marcadas para siempre, de personas que ni siquiera muchos años después consiguen hablar sobre aquel entonces, a través de tres momentos: la guerra civil, el exilio en campos de refugiados franceses y la posguerra. La historia de los familiares del autor, sí, pero también la historia de tantas y tantas familias que vivieron aquella guerra, la historia de todos, al fin y al cabo, esa sobre la que pesan tantos silencios y tanto dolor.
Víctor Amela, gracias a la que se adivina una ingente labor de documentación, ficciona también los días pasados por Federico García Lorca en casa de su amigo, el también poeta, Luis Rosales e intercala a lo largo de toda la narración numerosos poemas de su Romancero gitano. Y así con realidad, con ficción y con poemas vamos transitando por una novela que nos pide calma para saborearla, para releer pasajes realmente hermosos. Una novela de esas que nos dejan poso, que a cada día que pasa siento que me gusta más.
Sé que esta reseña no hace justicia a lo que he encontrado en las páginas de Yo pude salvar a Lorca, es difícil poner en palabras tantas emociones, solo os puedo decir que son tantas las lecturas que podéis darle que a buen seguro alguna será la vuestra. No lo dejéis pasar, os aseguro que os emocionará profundamente.

Ficha técnica



Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista