Revista Música

Zenttric y su ‘peor no lo pude hacer’

Publicado el 01 agosto 2017 por Germanpri

A nadie sorprende la rapidez con que se fagocita y olvida todo, a la cual contribuye, además, la proliferación de un etcétera interminable de acontecimientos varios. ¿Qué disco se llevó el Premio Rolling Stone en 2014? ¿Quiénes eran los internacionales del último Sonorama? ¿Qué banda cerró el SanSan de este año? ¿Quiénes encabezaban el cartel del Arenal Sound 2016? ¿Qué artistas fueron galardonados en los Premios MIN el año pasado? Salvando contadas excepciones, casi nadie recuerda nada y a casi nadie le importa, más allá de medio minuto. Para bien o para mal, son tantos los que se esfuerzan por dejar un legado –o «huella»–, que nuestra memoria, incapaz de almacenar tanta información, termina por recordar sólo los logros de quienes más nos gustan.

Para intentar retardar este inevitable proceso de ‘desmemorización’, me veo tecleando sobre los ya extinguidos Zenttric, banda vizcaína que se formó en 2006 cuando Gutxi Bibang (vocalista) se juntó con Mikel Otero (guitarra) y Javi Moe (batería). Más tarde llegaría Iñigo Rozas al bajo. Tras una primera maqueta que presentaron insertada dentro de una bolsa de congelados –formato curioso donde los haya–, les llegaría la oportunidad de telonear a los Rolling Stones en Donostia. Dos años después entraron a EMI, editaron dos discos («Zenttric» y «Tripolar»), giraron tocando por todo el Estado e, incluso, hicieron sus apariciones en anuncios y series de televisión. Después de algunos cambios en la formación, y conscientes de que la discográfica no les estaba llevando por donde querían, su tercer álbum («Tres») salió en febrero de 2013 de la mano de la independiente Astro, logrando desvincularse así de la multinacional. Sin embargo, y para disgusto de sus seguidores, el 7 de junio del mismo año, tras siete años y medio de vida, anunciaron en Facebook que habían decidido dejar aparcada la banda para centrarse en otros proyectos. Y nunca más se supo de ellos.

Peor no lo pude hacer es uno de los doce temas que componen el álbum «Tripolar» (EMI, 2011). En 3:36 minutos Zenttric nos canta sobre una ruptura en un tema que mezcla la electrónica con el pop. Seguramente los más fieles recordarán la letra que, oficialmente, dice así:

«No voy a fingir, no lo vi venir.
Pero es lo que pasó y es mejor,
mejor será dejarlo aquí.
La lluvia apareció,
maquilló el adiós.
Me despedí de ti y corrí,
lloré y compuse una canción.

Peor no lo pude hacer.
Tras esa tarde no me puedes ni ver
y no lo asimilo aún.

Mensajes te escribí antes de dormir.
Sólo así conseguí
sacarte un ratito en tu portal.
Pa’ hablar de cómo estás y cómo estoy.
No es hoy un día perfecto.
Dame una última oportunidad.
No fallo, lo prometo.

Peor no lo pude hacer.
Tras esa tarde no me puedes ni ver
y no lo asimilo aún.

Ya me he dado cuenta de lo que fue
y no lo había pensado ni una vez.
Ya he analizado lo que ocurrió
y te lo juro, nunca me he arrepentido, no».

Ahora bien, si abrimos el librito con las letras de las canciones… ¡sorpresa! Además de las faltas ortográficas, sorprenden unos versos escritos nunca escuchados en la canción:

«Tras días sin salir, me acordé de mí.
Me cuesta sonreír, pero al menos trato de olvidar.
¿Te parece normal el daño que nos estamos haciendo?
Nunca te he hecho daño en realidad,
¿qué coño estás diciendo?».

Zenttric y su ‘peor no lo pude hacer’

La letra se corresponde con una versión anterior, por lo cual es fácil deducir que nadie revisó las letras antes de imprimir el libreto. Como lo que interesa es rescatar ‘lo bueno’ o, en su defecto, ‘lo menos malo’, cerramos el artículo con la canción citada, que mal no viene revivir temas en vías de desaparición si alguna vez nos han gustado.

Escrito por
Antònia Fontirroig

Anuncios

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista