Revista Psicología

¡Acabad ya con esta estafa!

Por Carolinalacruz

Seguramente has escuchado la siguiente frase: ¡Esto no es una crisis, es una estafa! ¿Lo piensas? Yo sí. Y si antes de la estafa la sociedad apestaba, ahora no tengo palabras para describir la repugnancia que siento.

Lo gracioso del asunto es que también algunos economistas de prestigio lo piensan. Por ejemplo, Paul Krugman. En él me he inspirado para titular este artículo, en su obra "¡Acabad ya con esta crisis!". Pues sí señores, este título está inspirado en un crack, en un profesor de universidad, en un Premio Nóbel, en una persona que se esforzó estudiando y al final consiguió un buen empleo, en alguien que logró sus sueños... y aún así, este profesional de prestigio no es capaz de justificar la crisis financiera.

¡Acabad ya con esta estafa!

He utilizado el término "financiera" porque es lo que empezó siendo. Pero ahora mismo es una crisis de la dignidad de la persona. Sí señores, porque trabajar en algo que te permite llegar a fin de mes dignifica, y mucho. Con lo que ya te puedes imaginar el sentimiento de quien no llega a fin de mes.

Lo peor de todo es pensar que esta crisis es del año 2007-2008 hasta ahora. No te engañes. Esto ya empezó hace mucho tiempo pero tenías los ojos vendados. Yo también, para qué te voy a mentir. Pero la venda ya no existe y he sido capaz de mirar al pasado y darme cuenta de que todo lo que pasa ahora es una herencia de lo que ya estaba sucediendo.

Lo que voy a exponer no es ni bueno ni malo, ni correcto ni equivocado, ni va por nadie en concreto. Simplemente es fruto de mi experiencia, reflexiones, lecturas y conversaciones con otras personas. Si lo quieres conocer, sigue leyendo.

Eso de la movilidad social ¿crees que alguna vez ha existido?

La movilidad social existiría si una persona que está viviendo en la puñetera calle tuviera un día la posibilidad de tener un trabajo y una casa.

Cuando entras en una empresa y ves que por mucho que te esfuerces no vas a ascender, pues llamemoslo movilidad laboral, o movilidad profesional, pero en muchas ocasiones está cantado que no existe. Existe otra cosa, el techo de cristal, término que se utiliza mucho en ambientes de trabajo. Si buscas por ahí esta expresión verás que se relaciona mucho con las mujeres. Se da más en mujeres pero muchos hombres no se libran tampoco.

Te invito a que mires los estudios que hacen los sociólogos sobre la movilidad social, que no pueden ser más contundentes. Por describir de alguna manera todo lo que he leído sobre este tema, la cosa es que los pobres que en épocas de bonanza consiguen salir de la pobreza son los menos pobres. Pero los que más lo necesitan, los que están en la mierda, siguen en la mierda.

Si algo está claro es que esto funciona así porque interesa que funcione así. Porque si ese excluido asciende igual me quita mi sitio.

Hay muchas manera de impedir que los demás puedan avanzar. Para ello hay que practicar el deporte favorito de muchos. Si ese deporte fuese de pago, vamos, las cantidades que se cobran en el fútbol se quedarían en nada. ¿Quieres que te diga cómo se llama ese deporte, por si todavía no lo has adivinado? Se llama...

Discriminación

Se discrimina al que no aporta. Por tanto:

- Por el hecho de ser mujer, ya aportas menos.

- Si tienes más de cuarenta años eres viejo, no aportas.

- Si eres joven y sin experiencia, no aportas.

- Ya no digo nada si tienes tus añitos pero no tienes mucha experiencia, si eso es así es porque algo has tenido que hacer mal.

- Si eres mujer y tienes hijos, existe una licencia para tratarte con desprecio y chulería, vaya, ni que fueses terrorista.

- ¿Y si eres un hombre joven? ¿Piensas que te salvas? Hmmm... relativamente. Hay quien tiene tirria a los hombres deportistas, no sea que lleguen con lesiones y baja al canto, lo cuál no interesa. Ah, y si te ven siempre con la misma pareja, mejor. Siempre estará mejor visto un tío casado con hijos que un calavera.

- ¿Fuiste autónomo y buscas curro? Te comunico que hay mucho por ahí que no le mola la gente que no está acostumbrada a aguantar un jefe.

- ¿ Y si has trabajado un tiempo en la administración pública? ¡No lo digas! No hace falta que te explique lo que piensa un reclutador de una empresa privada de una persona que ha trabajado en un sitio donde el régimen disciplinario es prácticamente inexistente. Esto no aplicaría si has trabajado, por ejemplo, como médico. Pero sí lo puedes encontrar en puestos administrativos.

- Puede ser que pertenezcas a un colectivo discriminado por su origen, por su color de piel, mil cosas. Leí hace unos años el testimonio de un chico con carrera universitaria, español de toda la vida, que quería cambiarse el nombre. Sus padres eran africanos y pensaba que su origen le había perjudicado. Jamás había conseguido trabajar en una empresa privada. Todos sus trabajos fueron sustituciones en la administración pública.

¿Así se incentiva a la gente a esforzarse? Me hace gracia que nos salga ahora la ética protestante, que se valore tanto el esfuerzo en un país en el que todo o casi todo funciona a base de enchufe. Me hace gracia esa cultura del esfuerzo que solo a unos pocos les ha valido.

En este país no se valora ni el trabajo ni el esfuerzo. Vemos un currículum con muchos años de experiencia, buena parte de ella en puestos altos y no sé tú, pero yo sin conocer a la persona no me atrevo a decir si se ha esforzado o no para llegar hasta ahí. Hay de todo, porque hay empresas y empresas, empleos y empleos. Solo puedo decir que lo que yo he visto con mis ojos es que el que ascendía no era porque ser el mejor ni el que más se esforzaba, sino el más pelota.

Por otra parte, como no tengas padrino ni seas pelota (esto es algo que no a todos nos sale), no te queda otra que lograr las cosas con trabajo y esfuerzo. Ojalá las consigas. No todo el mundo puede decir lo mismo. Qué dilema es todo esto. Aunque sepamos que el que más logra no siempre es el que más se esfuerza, como te vaya mal en la vida te tacharán de vago. Así de empático es el personal.

Falta de oportunidades

Esto se siente de una manera especialmente intensa cuando terminas tus estudios y con toda la ilusión del mundo empiezas a mandar tu currículum a todos los sitios posibles para intentar encontrar un trabajo de la profesión que has estudiado. Mandas cientos de currículums, incluso miles y nadie te llama.

Y aquí es donde llega otra estafa que mira en dirección del sistema educativo. Un sistema que no está cumpliendo una de sus funciones en sus últimas etapas. No creo que haga falta ser ningún lumbreras para darse cuenta de que la universidad, sobre todo la universidad, mucho más que la Formación Profesional, no está haciendo correctamente su trabajo.

La universidad debería ser un puente entre el mundo académico y el laboral. Todos los que hemos pasado por ella sabemos que no lo es. La universidad se limita a darte unos conocimientos más avanzados que los del instituto. Sobre todo en las carreras científicas y técnicas, la universidad se dedica a ponerte unos exámenes con un nivel bastante superior al de las clases para hacértelo pasar mal y que abandones en última instancia.

Ahora viene la madre del cordero: Noooooooooooooooooooo!!!!!!!!!! La universidad no puede estar al servicio de los empresarios!!!!!!! Vale... ¿pero y si les preguntamos a los alumnos dónde quieren trabajar? Habrá algunos que quieran ir a la empresa, otros al mundo académico, otros a otra cosa.... pues todos ellos tienen que conseguir la orientación adecuada. Pero lo que hay ahora, no orientación ni leches.

La universidad no es divertida, ni es un caminito de rosas. Son fines de semana sin salir, son noches sin dormir. Para luego no encontrar trabajo. Porque claro, como no tienes experiencia nadie te contrata.

Tienes veintitantos años y es como si estuvieras en la ESO, en una ESO más difícil. Entonces pasa lo que pasa. Sales a la realidad, llega Leviatán y te arranca un brazo.

¿A nadie se le ha ocurrido pensar que cada vez que alguien no encuentra trabajo de lo que ha estudiado el Estado está perdiendo dinero? Y ya no digamos cuando la gente se va del país. Tenemos una enfermedad: la titulitis. Cada año salen titulaciones nuevas, tanto universitarias como no. Y luego que no encuentran curro. Pero si los que tienen que contratar no se enteran de lo nuevo que sale y para qué sirve ¿cómo van a contratar a esos nuevos profesionales? El desfase sistema educativo/mundo laboral (me niego a llamarlo mercado) es total.

Es evidente, y enlazando con lo anterior, ¿qué oportunidades vas a tener si te discriminan por todo? Pero generalmente, tu manera de ser te impide echar toda la culpa a los demás y piensas que algo de culpa tienes. Que con todo lo mal que están las cosas, siempre hay quien encuentra algo. Para colmo, con los altos y los bajos que muchas veces se suelen tener, piensas lo peor. Que no vales.

Porque tú no lo vales

Marianela está enamorada de Pablo. Pablo es ciego. Ella le hace de lazarillo, y él acaba enamorándose de ella. El doctor Golfín puede operar a Pablo y recupera la visión. Cuando esto ocurre, Marianela escapa. No quiere que Pablo la vea porque es fea. A todo esto, el padre de Pablo tiene concertado para él un matrimonio con una prima suya, llamada Florentina, de la que Pablo se enamora al verla porque es guapa y muy buena persona. Finalmente, el doctor Golfín encuentra por el bosque a Marianela después de haberse escapado, muy enferma. La lleva de nuevo a casa y Florentina cuida de ella. Marianela muere a los pocos instantes de que Pablo la vea.

¿Conocías esta obra? Se trata de " Marianela " del autor Benito Pérez Galdós. Cuando la leí, hubo algunas cosas que me dejaron descolocada por completo. En una de las escenas, el doctor Golfín se queda solo con Marianela y le pregunta si trabaja. Ella le dice que no porque no sirve para nada.

¿Cómo puede una persona decir que no sirve para nada? Yo alucinaba. Pero leyendo el libro me fui dando cuenta de que muchas de las personas alrededor de esta chica le decían que no valía para nada. Hasta que al final ella se acabó creyendo que no valía para nada.

Cuántas veces lo habré visto. Las reacciones a la pregunta de si trabajas son muy diversas. Si contestas que tienes un trabajo que tiene buena pinta, todos dicen "qué interesante" y te hacen preguntas. Si dices que no trabajas, ahí se acaba la conversación. Y en internet se ve lo mismo. Cuando a alguien le va bien es un gran profesional, todos le contactan para charlas y todo lo relacionado con ganar pasta. Qué pocas veces es así cuando tu perfil no es el de alguien que ha triunfado. ¿O acaso dirías que es buen profesional una persona que no tiene donde caerse muerta? De todos modos, a todos nos gusta rodearnos de cracks, lo he visto el 100% de las ocasiones, y el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Aunque no te sirva de nada, te digo que me puedes contar tus dificultades, las entenderé y jamás te echaré la culpa por nada. Creo que ya somos todos mayorcitos para saber cuándo somos responsables de algo y cuándo no. Imagina que tienes una pareja que es una bellísima persona, os va genial. Un día le pones los cuernos, se entera y te abandona. Evidentemente, de eso tienes la culpa tú. Pero hay otras muchas cosas de las que no somos responsables y la sociedad neoliberal se empeña en culparnos.

Todo esto suena fatal, pero tranquilidad que tengo la solución. ¡Tacháááááááááánnnn!!!

¡MÓNTATELO POR TU CUENTA!

¡Con un par! Te damos cuatro charlas y después te montas tu negocio. Esto ya es de juzgado de guardia. ¿A nadie se le cae la cara de vergüenza de proponerle a un desempleado que se autoemplee? Será si puede, si tiene algún recurso. Pero esto es lo de siempre. Este mundo es para los ricos, y el que no tiene nada sigue en el fango.

Hasta hace no mucho tiempo no conocía la palabra emprendedor. Ahora me sale por las orejas. Para mí, un emprendedor es mucho más que un autónomo o empresario. ¿Habías intuido que al gobierno no le interesa demasiado que seas autónomo? Realmente lo que les interesa es que seas empresario, para que tú hagas lo que ellos no van a hacer. Ah, y además te convertirás en el más sanote del país. Ten huevos de ser autónomo y ponerte enfermo, que los clientes se irán con la música a otra parte.

Pero vayamos al lío, porque lo que aquí vengo a contarte tiene que ver con los autónomos. Con eso que te pintan con alas de libertad porque no tienes jefe, pero detrás tienes muchas cosas de las que nadie te habla.

Destripando el régimen de autónomos

Yo también fui a asesorarme sobre este tema. El asesor me estuvo comentando que dentro de la seguridad social de los autónomos, hay una cantidad que mensualmente puedes pagarte para poder optar a una prestación por desempleo. Me dijo que estuvo un tiempo pagándosela pero después dejó de hacerlo. Su consejo fue: "No te lo pagues. Guárdate ese dinero para otras cosas". ¿Razón? Las cincuenta mil millones de pegas que te ponen una vez ha cesado tu negocio.

Voy a poner aquí unas cuantas cosas que hay que tener en cuenta.

  • Actualmente tienes como tres partes en los pagos a la seguridad social de los autónomos: Lo obligatorio; la parte de cese de actividad (paro); las contingencias profesionales. Las dos últimas son voluntarias. Bien, pues si quieres tener derecho a paro tienes que pagarte TAMBIÉN las contingencias profesionales.
  • Para tener derecho a dos meses de paro, tienes que pagártelo al menos durante 12 meses.
  • No puedes tener deudas (esto me lo dijo el asesor). Por supuesto todos los pagos a la seguridad social en regla. A veces me dan ganas de investigar el origen de las deudas. Me juego el cuello a que muchas tienen su origen en la Administración Pública.
  • Tienes que tener pérdidas durante doce meses consecutivos, lo último que he visto es que esas pérdidas tienen que ser del 10%, antes eran del 30%. Y yo me pregunto: ¿Qué negocio es capaz de soportar esas pérdidas? Lo mismo al tercer mes cierras porque para tí la situación es ya insostenible. Entonces adiós paro y baza para los de arriba.
  • Y más detallitos que me dejaré, esto solo es un apunte. Si quieres leer más, puedes mirar aquí, aquí, y aquí.

Esta es la realidad del Red Bull que te da alas, unas alas que te vas patajuelas abajo. Leí unos comentarios en una noticia nuevamente sobre autónomos en los que la gente se preguntaba lo mismo que yo. ¿ Por qué no han salido a la calle los autónomos ante tales atropellos? Me pone de muy mala leche que nos tomen el pelo de esta manera.

Si eres autónomo, prepárate a que te miren con desden porque estás defraudando a Hacienda. Que más de lo que defraudan los de arriba... pero bueno, al fin y al cabo esos no son nuestros vecinos. Está en nuestra naturaleza arremeter contra el más débil.

Hacerse autónomo en España significa bailarle la polka al gobierno de turno. ¿Qué interesa que haya? Pues autónomos!!! ¿Por qué? Pues porque no tienen derecho a nada!!! Te pagas la cantidad y últimamente parece que sobre el 40% de los que reclaman el paro lo han conseguido. 40%, vaya record universal... Nos condenan a algo que es una injustia, a una actividad sin derechos. Lo cuál se contradice totalmente porque son los autónomos los que levantan el país.

Solo te doy un consejo para no darte más la vara, antes de que me llames "la tía de la vara", como el Mota: Si tiras por este camino, infórmate. Ve a la asociación de autónomos que haya por tu tierra, UPTA se les llama. Que por cierto, si te vas a informar a la UPTA de mi ciudad, como les han quitado la subvención, te cobran a 40 lereles la consulta.

No hemos luchado por nuestra vocación, el Trabajo Social

En esta reflexión no quería dejar de mencionar el Trabajo Social. Hace muchos años que conozco trabajadores sociales, muchísimo antes de que yo me planteara esto. Y siempre he visto cosas similares.

En los momentos de expansión de los Servicios Sociales Municipales salieron muchas plazas para opositar, y mucha gente tiró a ese camino. Ya hace tiempo que aquel boom terminó. Entonces quedaba el buscar trabajo mandando currículums, fundamentalmente en asociaciones, fundaciones y demás entidades sin ánimo de lucro. Esas entidades nunca han sacado una gran oferta de empleo, al menos en las provincias (Madrid y Barcelona son otra historia).

Como digo y como consecuencia de esto, hace bastantes años que los trabajadores sociales tienen serios problemas para encontrar empleo. ¿Qué diferencia hay entre la situación hace veinte años y ahora? Pues que hace veinte años quizá era un poco más fácil reciclarse en otra cosa y encontrar cualquier empleo medianamente decente. Entonces es cuando entra en juego la mentalidad "sillón ball": Como ya tengo trabajo, me olvido.

Sin embargo, ahora hay una especie de estallido en la profesión. Estallido que se debe en muchas ocasiones a la impotencia de no poder encontrar un trabajo. Antes se encontraban otros empleos aunque no fueran de tema social, pero es que ahora ni eso. La gente está desesperada, se leen testimonios de personas que piensan en quitarse la vida. El "móntatelo por tu cuenta" anterior no sirve para todo el mundo. No todo el mundo tiene ideas y recursos para eso.

Realmente, siento que intentamos hacer ahora lo que no se ha hecho durante años. Mi punto de vista es el siguiente: Has estudiado Trabajo Social y dices que es tu vocación. Lo social está muy mal, no hay trabajo y al final acabas trabajando de otra cosa. Pero eso no quita para que dejes de luchar por el Trabajo Social si realmente piensas que es necesario.

Es incluso extraño que haya habido tanto conformismo e individualismo en esta profesión que se supone promotora del cambio social. Puede haber un cambio con lo que ahora se está trabajando desde la Plataforma de Defensa, pero será algo lento, es más, espero poderlo ver.

Y con esto termino ya. Igual muchos habéis dejado de leer este artículo a la mitad. No a todos les gustan los artículos largos, aunque los SEOs digan lo contrario. A mí me han dicho en toda la cara que no han leído un artículo mío por ser muy largo, tócate las narices :)

La positividad llama mucho, optimismo flower power, que digo yo. La crítica se considera negativa, que da mal rollo y puede que me hayas catalogado de persona tóxica. En este tipo de artículos te juegas el tipo y te arriesgas a que después de ello, muchos ya no te lean. Un día le comenté a don Antonio Aramayona: "Escribes todos los días artículos muy largos". Y me contestó que era así por todo lo que llevaba dentro, porque tenía tanto que expresar y comunicar que sentía la necesidad de soltarlo.

A mí me ocurre algo similar, en gran parte por eso escribo un blog. Necesito comunicar lo que creo importante, aunque ya sé que no es eso lo que gente que se mete a Internet va buscando. Aunque realmente esto es un quiero y no puedo, porque lo óptimo será sacar a la vista mi interior y eso es imposible. Sólo queda intentar expresarlo con palabras, y las palabras se quedan muy cortas.

Basta ya de censura, de no expresarte con libertad porque sabes que lo que dices no va con la moda de turno. Ciertas formas de pensar no están de moda. Y si ya eres de los tóxicos habrás entendido por activa y pasiva que huirán de ti. Ya lo decía Baltasar Gracián hace varios siglos. Si entonces ya no interesaba la gente con problemas, figúrate ahora.

Creo en una sociedad con empleo para todos y no discriminacion. Desgraciadamente lo que percibo es lo contrario y por eso siento tanto asco. Pero lucharemos para que todo cambie.

Muchas gracias por leerme, en el caso de que hayas llegado hasta aquí :)


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :