Revista Cocina

Arroz Meloso con Cigalas

Por Pequemona
El verano pasado, Sergio y yo pasamos unos días de nuestras vacaciones en Nueva Orleans, estado de Louisiana. Nos hizo un tiempo horrible para ser agosto, no hubo día en que no nos cayera la tormenta del siglo y tuviéramos que irnos a refugiar al hotel, ya que en Nola y al parecer en todos los Estados Unidos, el aire acondicionado de los locales está a tope y buscar refugio en uno de ellos es como hacerlo en una nevera. Para matar el tiempo, veíamos series en el móvil, leíamos o veíamos la tele americana y debo decir que estaba completamente enganchada a los realities americanos y cómo no, a los programas de cocina. En uno de esos adictivos programas, el presentador viajaba por el sur del país recorriendo cocinas y probando los platos más famosos del lugar. En general eran todo recetas bastante contundentes (como todo lo americano), pero recuerdo un par de ellas que me dejaron loca pues parecía que iban a ser ligeras y finalmente el cocinero lo acababa aderezando todo con salsas de dos mil quinientos ingredientes cargándose, a mi entender, el ingrediente principal. Y es que los americanos son mega fans de echarle salsas de bote a todo, aunque el producto sea excelente y super fresco, siempre sacan el bote de turno y le echan un chorrazo encima que te pone los pelos de punta. No logro entender cómo son capaces de disfrazar el sabor de productos que no necesitan más adornos que una técnica apropiada de cocina, ni más salsa que la de sus propios jugos de cocción. Soy de las que respetan los sabores puros, de las que si elaboran una crema de calabaza utiliza sólo este ingrediente para realizarla, de las que piensan que hay que dejar destacar al ingrediente protagonista y por supuesto, de las que odian las salsas artificiales a muerte, por eso, hoy os traigo una de esas recetas en las que con pocos ingredientes se consigue un plato espectacular que habla por sí solo.
ARROZ MELOSO CON CIGALAS
Ingredientes para 2 personas:6 cigalas frescas; 200 grs de arroz redondo; 1 cebolla fresca; 1 diente de ajo; 1/2 pimiento rojo; 1 chorrito de vino blanco seco; Azafrán en rama; 4 tomates rallados; Aceite de oliva; Sal; 2l de agua; Perejil fresco;
Arroz Meloso con Cigalas
Comenzaremos quitando las cabezas de cuatro de las cigalas (reservaremos dos para la presentación). Ponemos aceite en una cacerola baja o paellera y añadimos las cabezas aplastándolas bien para sacar todo su jugo. Cuando estén doradas sacamos y reservamos el aceite.Pelamos las cigalas a las que le hemos quitado las cabezas y hacemos un caldo con las carcasas, las cabezas que hemos utilizado antes, un trozo de cebolla, una hoja de laurel y sal. Cuando rompa a hervir el caldo empezará a soltar espuma que debemos limpiar con ayuda de una espumadera. Una vez limpio el caldo, dejamos cocer unos diez minutos. Colamos y reservamos caliente.Picamos ahora la cebolla y el pimiento bien finos. Pelamos el ajo y lo cortamos en láminas. Calentamos el aceite en el que hemos dorado y sacado el jugo de las cabezas y añadimos la verdura que pondremos a pochar. Cuando empiece a transparentarse añadimos el vino, subimos el fuego y dejamos evaporar el alcohol. Añadimos el tomate y sofreímos todo junto un par de minutos. En ese momento, añadimos el arroz y removemos durante tres minutos. Pasado este tiempo empezamos a añadir caldo poco a poco, sin dejar de remover el arroz, pues quedemos que nos quede meloso y es la manera de que éste suelte el almidón que nos dará esa textura. Cuando rompa a hervir el arroz después de añadir caldo por primera vez, añadiremos el azafrán que habremos machacado en el mortero y desleído en un poco de caldo, removemos bien para repartirlo por todo el arroz. Cuando vaya absorbiendo el caldo, añadimos más y repetimos la operación durante 20 minutos. Cuando falten diez minutos aproximadamente, añadimos las cigalas enteras, y cuando falten menos de 5, las peladas, se harán simplemente con el calor de la cacerola y no queremos que se nos pasen. Una vez listo el arroz, tapamos y dejamos reposar unos minutos antes de servir.
Arroz Meloso con Cigalas
Arroz Meloso con Cigalas
Como véis, pocos ingredientes hacen falta para este plato. El arroz necesita pocos adornos y las cigalas son tan finas y elegantes que deben tomar todo el protagonismo del plato. Es cierto que no es un plato económico si compráis cigalas frescas de buen tamaño que rondan los 30 euros el kilo. Para hacerlo un poco más asequible, podéis usar cigala arrocera que siempre es más barata o cigala congelada. ¡Hasta el próximo post!
 

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas