Revista Deportes

Boca clasificado

Publicado el 06 abril 2013 por D10
El planteo del partido fue claro desde que se conoció el equipo con el que Boca enfrentaría al Barcelona. Si bien muchos de los cambios que hiciera Bianchi se debían a las lesiones de Erbes y Ribair, y a la suspensión de Pérez, el de Blandi por Viatri decía mucho.
Ante un equipo que supuestamente no iba a presentar grandes dificultades para que Boca pudiera manejar la pelota, incluir a un nueve menos preocupado por el juego del equipo y más en jugar de frente al arco, hablaba claramente de que Bianchi pensó un partido con Boca desbordando por todos lados al Barcelona. Y en parte del primer tiempo, lo logró.
En el primer tiempo Riquelme fue esencial para abrir espacios que podrían haber sido aprovechados a veces por Ervitti, de buen primer tiempo, y otras veces por Fernández quien entrara a pocos minutos del inicio por el lesionado Ledesma. Boca pudo haber aumentado el marcador en varias oportunidades, pero dependió demasiado de la eficacia de Blandi.
Sin embargo, la superioridad de Boca no fue tan evidente, dependió de las intervenciones del |10| para darle circulación a la pelota, lo que le impide llegar con sorpresa a posiciones de riesgo, ya que cuando lo intenta, la pelota nunca le llega. Además, no debe ser fácil tener que lidiar con la lesión que lo acongoja, ayyy esa lesión. En cualquier caso, Boca necesita a Riquelme para la tenencia de la pelota, y el |10| se adapta a todo aunque desmereciera su lucimiento individual.

El segundo tiempo fue muy cortado, la pelota andaba por arriba, por afuera, apenas rodaba una vez que ya había una falta, una sanción, un herido, en fin, nada de fútbol, excepto, como siempre, las veces que el |10| lograba sostenerla juntándose con Ervitti y con Clemente por izquierda, o con Martínez y con Fernández por la derecha. Boca terminó pidiendo la hora, necesitando de Viatri (no cumplió) para intentar aguantar los avances débiles pero entusiastas del Barcelona, y apostando a defender el primer triunfo de un equipo local en este grupo de la copa Riquelme 2013.

Con grandes dolores de cabeza debido al rendimiento y a la cantidad de lesionados que se van acumulando, Bianchi la tiene difícil para armar un equipo acorde a las expectativas de un Boca que esta vez ganó como sea.

|Las figuras del partido|

Clemente Rodríguez:
Impasable en defensa, y muy claro en ataque. Sí, parece que hay que aclarar que alguna vez se equivocó. ¿Cómo puede ser que se equivoque?.
Leandro Somoza: 
Muy bien en la marca, y jugando simple y concentrado.
Agustín Orión:
No voló tanto para la foto, pero sacó un par de pelotas cruciales y muy difíciles, de esas que pasan desapercibidas pero que son más importantes que las otras. Lo mejor de Orión en esta temporada.
Juan Román Riquelme:
Siempre lo mismo, si no es por el |10| la pelota pesa toneladas, además, muy peligroso en ataque y tan marcado y apaleado como siempre. Y esa lesión, ayyy esa lesión, el heroísmo de Riquelme continúa sorprendiendo.

|Lo que viene|

No se ven grandes equipos en la copa, y teniendo en cuenta que jugando pésimo llegó a la final de la copa pasada, las chances de Boca están intactas, pero es imposible negar que los partidos pasan, los jugadores sanos se lesionan, los lesionados no se recuperan, algunos sanos están lesionados, algunos lesionados están sanos, el equipo hace muy pocos goles, y el juego depende del |10| oootra vez.
En cualquier caso, Boca ya sabe que los mismos que aseguran que el club es más importante que los nombres, nunca verán jugar bien a Riquelme y a Viatri, porque les importan más los nombres que el club. Boca ya sabe que quienes aseguran que lo único importante es ganar, cuando el equipo gana con el |10| en el campo, se quejarán del rendimiento del equipo, porque cuando una opinión no está sostenida por un argumento, tiene cortísimo alcance y se convierte en un capricho. Boca sabe que a los analistas de fútbol les dará igual si llegara a la final, los únicos interesados y capaces de lograrlo son los futbolistas y el entrenador, así que a laburar que mejorar siempre es un éxito.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista