Revista Salud y Bienestar

Cómo caer bien en el trabajo

Por Ser Y Estar Sanos @seryestarsanos
Hola amigos! Hoy quiero hablaros de mi experiencia cuando empiezas a trabajar en un hospital y daros algunos consejos de cómo llevarlo mejor.
Normalmente, cuando empiezas a trabajar en un hospital, no te reciben con los brazos abiertos en todas las plantas. Piensa que las enfermeras y auxiliares van hasta el cuello de trabajo, pues tienen mucho y pocos recursos humanos. Algunas de ellas están quemadas, y cuando empieza alguien nuevo a trabajar es posible que piensen "vaya ahora tengo que enseñar a otra y me va a quitar tiempo". Quiero incidir en que todas las trabajadoras no te reciben así, hay algunas encantadas de enseñarte y ofrecerte tu apoyo, pero las condiciones actuales de trabajo no lo favorecen mucho. 
Si ya tienes experiencia en este trabajo, entrar en el equipo te será más fácil, aún así tienes que demostrar lo que sabes y lo que vales. Tampoco puedes ir de lista porque te ganas una cruz rápido ni tampoco de pelota, sobretodo con los superiores. 
Los primeros días son cruciales, pues aunque no te das cuenta tendrás los ojos de los compañeros puestos en ti. Se fijaran en como trabajas, lo rápido que vas, como te relacionas con los pacientes y con el equipo. Cuesta mucho entrar ya que estarán pendientes de todos tus fallos y no dudarán en decirtelos. Lo que tienes que hacer es aceptar el error y nunca negarlo o excusarlo. 
Llevo mucho tiempo estudiando este fenómeno, pues me maravilla ver como hay trabajadoras que son bien aceptadas y otras que no, a partir de esta observación he podido crear un hipotético perfil de qué es lo que les gusta. Ahora bien, no tienes que dejar de ser tu en ningún momento, solo pulir pequeños detalles. 
Lo que más he escuchado es: esta no me gusta por qué va lenta. A ver, al principio es normal ir lento, pues no conoces los horarios del servicio y si eres nueva del todo tampoco conoces las técnicas. No te asustes si ves que vas lenta al principio, con la experiencia mejoraras. Ahora si, no vayas con parsimonia ni pereza, ni te pases medio turno sentado, esto no lo pueden soportar. Tampoco que dejes trabajo por hacer para el siguiente turno o para las demás compañeras. Intenta hacer todo lo que hay previsto para tu turno.
Para mi, el tema más importante es la educación y consideración. Tienes que ser educado con todo el equipo, aunque muchas veces no lo sean contigo, nunca pierdas la educación, ni discutas con nadie. También tienes que ser considerada con los miembros del equipo, piensa que muchos de ellos llevan 30 años trabajando en el servicio y no van a permitir que una novata que lleva dos días les cambie su rutina. Voy a poner algunos ejemplos con esto de la consideración: en muchas plantas y unidades, para los desayunos o meriendas del personal se establecen dos turnos. Es probable que la veterana pregunte ¿quién quiere salir primero? y tu, aunque te mueras te hambre, es mejor que dejes salir primero a la veterana, ya que a la mayoría les gusta salir antes. Con esto no quiero decir que tu tengas que salir cada día en el segundo turno, ni mucho menos, pero si tener pequeños detalles como este sobretodo al principio. Otro ejemplo de consideración podría ser el caso de que tu compañera está hasta arriba de trabajo y tu ya has terminado el tuyo, pues si vas a ofrecerle tu ayuda te lo va a agradecer, aunque alomejor no te lo diga. Eso si, no descuides tu trabajo para ir a hacer el de otra para gustarle más, primero acaba el tuyo.
También les gusta mucho cuando están en el control y suena un timbre, que la chica nueva vaya, así les demuestras interés y consideración. Eso si, no tienes que ir a todos los timbres, porque luego se aprovecharan y se lavarán las manos cuando suenen. 
Pregúntales por sus hijos, sus futuras bodas, sus nietos o por el tema que sepas que les gusta, con esto tienes mucho ganado. Yo al principio era de las que iban a trabajar sin abrirse a la gente ni hablar de temas personales. Desde que empecé a hablar de mi y a preguntar a los demás por sus cosas, noté como las relaciones laborales mejoraban y mucho. Fíjate que todas las madres o abuelas siempre tendrán apunto una foto de sus hijos o nietos para enseñarte. 
Si es tu cumpleaños o el fin de practicas trae algo para picar en la planta, verás que las compañeras estarán contentísimas, eso sí, mejor que no sean bombones que ya están muy vistos por los hospitales. 
Otro punto importantisimo es observar las relaciones dentro del equipo. Si te fijas bien, siempre verás que hay distintos patrones de trabajadores. Están las marimandonas, las vagas, las criticadoras, las que todo el día se quejan, las que trabajan a gusto y disfrutan del trabajo, las que solo van a trabajar, las que hablan mucho y trabajan poco y un largo etcétera.  Tienes que fijarte en que grupo entran tus compañeras, así sabrás con quien juntarte más y cómo relacionarte. Por ejemplo, no confies mucho en la criticadora, pues igual que la escuchas criticar a todas tus compañeras también te criticará a ti. Con la vaga tampoco te acerques mucho ya que podrían encajarte en su grupo de vagas. A las marimandonas lo mejor es dejar que digan y que manden, que no les repliques mucho y que dentro de lo posible hagas lo que digan (sin ser tonta), por mi experiencia he visto que si te ganas a las marimandonas te ganas a casi toda la planta. Pero repito, no se trata de ser su esclavo, si no de mirar de tenerlas un poco contentas. 
No critiques a nadie, pues no sabes si la otra persona es de confianza y además te expones más a que te critiquen a ti. Tampoco digas que sabes hacer algo que no sabes, es mejor decir, esto no lo se hacer, ¿me lo explicas? que no decir que ya lo sabes y que al cabo de media hora y dos cagadas tengan que venir a ayudarte. 
En los desayunos no te quedes más tiempo del debido y menos si sales en primer turno, pues te crucificaran. Tampoco vayas a pulular por el hospital con las típicas excusas de tener conocidos ingresados. Alguna vez puede ser verdad y podemos ir un momento a visitar a nuestro conocido, pero que no sea una rutina. Tampoco te escaquees del trabajo, haz lo que tengas que hacer y más si cabe, y sobretodo hazlo bien. Si lo haces mal, las noticias vuelan y pronto lo sabrán todos. Los pacientes y familiares pueden ir a quejarse de ti. 
Si hay pocos ordenadores para escribir los partes, deja que primero lo hagan las veteranas y tu hazlo después. Puedes aprovechar para hacer otras cosas. Cuando estés en el ordenador, escribe el parte, no te pongas a mirar ropa por internet, ni parecidos.
Deja el material ordenado y en su sitio, no puedes dejar el carro de curas con betadine impregnado y gasas abiertas en medio. 
Cuida tu apariencia; lleva el uniforme limpio y no te maquilles como un loro. En este punto también añado el no tontear descaradamente con compañeros de trabajo, queda poco profesional y menos delante de otros compañeros. 
Ten iniciativa para hacer las cosas y proponer otras posibilidades. Participa en las actividades que se proponen en el servicio y en las reuniones informales o formales. 
Trata de aprender rápido, que no te tengan que explicar las cosas mil veces, si tomas apuntes en una libretita les encantará. Organiza tu tiempo para que no te pille el toro y puedas terminar tu trabajo a tiempo. No te pases 2 horas mirando constantes, ni tres horas haciendo una cura. 
y por último y muy importante, no te pases el turno con el móvil en la mano, esto no les gusta nada.
Cómo caer bien en el trabajo
Diseñado por Freepik

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :