Revista Economía

Cómo controlar el riesgo en tus inversiones

Publicado el 21 febrero 2020 por Slowinver @slowinver

Cómo controlar el riesgo en tus inversiones con el rebalanceo de largo plazo

Cómo controlar el riesgo en tus inversiones

Una de los aspectos que menos suelen tener en cuenta los inversores aficionados es el riesgo al invertir a largo plazo en bolsa. El rebalance periódico es una clave importante para conseguirlo.

Porque la pregunta clave al meter nuestros ahorros en bolsa es:

¿qué quieres conseguir?

La respuesta rápida es: Dinero.

Pues no es correcto.

O mejor dicho, la respuesta está incompleta.

En bolsa debemos conseguir dinero, o sea rentabilidad, pero con un riesgo acotado.

Es decir, no podemos buscar ganar dinero a cualquier precio, arriesgando cualquier cantidad, porque eso es psicológicamente inviable. Incluso aunque al final ganemos el dinero previsto.

Queremos ganar dinero arriesgando lo mínimo posible.

Por tanto, la estadística que debemos perseguir no es «rentabilidad anual», sino «rentabilidad anual / riesgo»

El cociente rentabilidad anual / riesgo es lo que debe definir nuestro modo de invertir.

Y en función de nuestro objetivo de rentabilidad, y nuestra tolerancia al riesgo, elegimos los activos:

La asignación de activos es la clave

La asignación táctica de activos, es decir la elección de las activos cualesquiera es lo que determina en mayor medida el resultados final que obtengamos.

Hay muchas opciones para invertir, por ejemplo:

  • Acciones Europa
  • Acciones EEUU
  • Acciones emergentes
  • Acciones de ciertos sectores
  • Bienes inmuebles
  • Renta fija
  • Materias primas
  • Arte, antiguedades
  • ( … )

Está estadísticamente demostrado que influyen mucho menos el momento de comprar y vender nuestra clase de activos, que las clases de activos en si.

Dicho de otro modo, si eliges invertir en renta variable, no te vuelvas loco eligiendo el punto de compra y de venta óptimos; va a ser sobre todo la asignación del tipo de activos la que te va a dar rentabilidad, no los puntos de entrada y salida concretos.

Siempre que hablemos de plazos más o menos largos; no hablamos aquí de trading.

¿Y cuales son los mejores activos?

Es la pregunta del millón. Y difícil de responder porque va a depender de tus circunstancias:

1- Del plazo al que te plantees la inversión

2- Del tiempo que tengas para vigilar tus inversiones

3- De los conocimientos de activos y de técnicas de inversión en bolsa

4- Del capital del que dispongas para a invertir

5- De tu tolerancia al riesgo: ¿cuanta racha de pérdidas puedes soportar?

Es importante dedicar tiempo a estas cuestiones para definir tu perfil como inversor. Es algo que te ayudará mucho, porque serás capaz de desarrollar un plan.

Pero además de tener un plan, debes ser capaz de seguirlo con precisión.

Y este es el gran problema: el riesgo percibido nos asusta y nos quita el sueño, y al final nos aparta del plan.

No basta con conocer un buen método de inversión si lo detienes cuando te sientes inseguro. Con lo que al final no tienes ningún método y dependes de tus sentimientos.

Pero los sentimientos y los miedos / euforias no son nada buenos para enfrentarse a la bolsa.

Por tanto, el mejor plan de inversión es aquel que seas capaz de seguir.

Es en este contexto donde entra el rebalance, como técnica para evitar que el riesgo se dispare.

Rebalanceando activos

Una de las estrategias más seguidas por todo tipo de inversores, es destinar un % de tu dinero a renta variable y otro porcentaje a renta fija.

La relación 50% / 50% a cada uno de los tipos de activos es un clásico, apta para todo tipo de perfiles.

Sin embargo, tal vez no sea esa asignación la que prefieras. Depende del riesgo a asumir.

En general, y siempre hablando de plazos largos o muy largos, la renta variable va a obtener mayor rentabilidad que la renta fija.

Aunque hay años que no es asi. Pero sí a largo plazo.

Segun estudios de Vanguard, la rentabilidad y la volatilidad de una inversión en renta variable norteamericana + renta fija, aumenta cuanto mayor es el porcentaje de renta variable:

Cómo controlar el riesgo en tus inversiones

Vemos en la imagen que invirtiendo el 100% en bonos, se hubiera ganado un 5,4% al año en un histórico de casi 90 años. Y según aumentamos el % invertido en renta variable, aumenta la rentabilidad.

Y asi, un 100% de inversión en renta variable hubiera rentado un 9,7% al año, 4 puntos anuales más que la renta fija.

Pero esos 4 puntos más conlleva el problema del riesgo: el peor año de pérdidas de la renta fija en 90 años es del -8,1%, mientras que el 100% invertido en renta variable trae un peor año del -43,5%

Por tanto el tema es encontrar el punto en el que nos encontramos cómodos con la rentabilidad esperable y el riesgo que asumimos.

Pero con el paso del tiempo el riesgo cambia: si empezamos con una distribución 50/50, conforme las inversiones en renta variable acumulen más capital que las de renta fija, el porcentaje de atribución se separa del 50/50, dando mayor porcentaje a la renta variable (o en general al activo que mas esté ganando)

Y por eso debemos rebalancear: ajustar el % de cada clase de activos hasta el 50/50 elegido inicialmente. Venderemos el activo que haya subido más y compraremos el que haya bajado, o hay subido menos.

El problema es que esto es difícil de hacer: es totalmente contra-intuitivo.

Imagina una inversión 50/50 que entra en un año super-alcista de la bolsa y en cambio con bonos bajando con fuerza: ¿quién vende las acciones que suben como un cohete y compra los bonos bajistas?

Es complicado, hay que tener las cosas muy claras para hacerlo.

Y por eso, hay que seguir normas lógicas sobre cuando rebalancear.

Hay dos maneras de rebalancear:

1- Basado en un plazo temporal: Cada semana, cada mes, trimestre o año: se igualan los porcentajes de todos los activos en cartera

2- Basado en la rentabilidad comparada de cada activo: cuando alguno de los activos upera en un porcentaje su rentabilidad, por ejemplo cuando la renta varibale gana un 10% más que la rebta fija (o viceversa), se igualan los activos.

Ambos modos son prácticos y funcionan; depende del tipo de activo podría ser conveniente el plazo temporal o la comparativa de rentabilidad. Yo en general prefiero el plazo temporal.

También hay autores que proponen un rebalance mixto, que sería el tipo 3:

3- Rentabilidad comparada + plazo temporal: A partir de una diferencia en la rentabilidad, se activa el balance temporal, igualándose las proporciones de cada activo en plazos concretos.[

Si sigues cualquiera de estas normas te resultará más sencillo el rebalance. No lo piensas, lo haces como un robot y ya está.

Pruebas de rentabilidad pasada

He hecho algunas pruebas usando la inversión clásica 50% renta fija 50 % renta variable.

He utilizado los ETFs SPY del SP500 y TLT (deuda norteamericana a 20 años), con un histórico de unos 18 años, que es todo el  histórico existente para TLT.

Resumo los resultados en la siguiente tabla:

Cómo controlar el riesgo en tus inversiones

La rentabilidad promedio anual es en todos los casos positiva. Pero es mayor cuando se hace un rebalance anual o trimestral.

Además, se reduce la peor racha de pérdidas en unos 4 puntos.

Como ves, el rebalance no da mucha más rentabilidad, su mejor cualidad es mantener bajo el riesgo.

Y es curioso que los rebalances más rápidos, el mensual o semanal, no tienen ventaja en la peor racha de pérdidas.

Con índices, es mejor un rebalance más pausado. Aunque con activos más volátiles, suele ser mejor el rebalance mensual.

Pero en todo caso, la diferencia no va a ser muy grande.

Y por último, si comparamos la asignación 50/50 con la asignación 100% a renta variable (SPY), vence el 100%: un 7,2% anual, aproximadamente un punto más al año. Tal y como decía el estudio de Vanguard.

Pero la peor racha de pérdidas es mucho peor: un -56,4%.

Pese a que está de moda, la inversión indexada es un horror.

En fin, te aconsejo que consideres el rebalanceo de tus inversiones de largo plazo para controlar mejor el riesgo, aunque te resulte difícil en el plano psicológico.

Porque dormirás mejor..

Compartir esta publicación Share on FacebookShare on Facebook TweetShare on Twitter

Navegación entre publicaciones

Otros artículos de interés:

Cómo controlar el riesgo en tus inversiones
Usa la gestion de capital para tener éxito en bolsa.
Cómo controlar el riesgo en tus inversiones
3 consejos para rebajar el riesgo de mercado
Cómo controlar el riesgo en tus inversiones
Cómo me arruiné con sistemas automaticos y como evitarlo (II)
Cómo controlar el riesgo en tus inversiones
Como me arruiné con sistemas automaticos, y cómo evitarlo (I)
Cómo controlar el riesgo en tus inversiones
Testear inversiones rentables (II)
Cómo controlar el riesgo en tus inversiones
Si estás buscando una buena inversión, no seas un pavo.

Volver a la Portada de Logo Paperblog