Revista Psicología

Como no tomarse las cosas por el lado personal.

Por Salutis @MariaSalutis
Como no tomarse las cosas por el lado personal.Nos fastidia estar en desacuerdo y ver conductas que parecen ir en contra nuestra. Pero a veces, y yo también me incluyo, olvidamos que la gente que expone sus verdades lo hace desde sus propios sentimientos, creencias y opiniones.

El caso es que muchas veces intentan enviarnos una opinión absoluta como un veneno que si lo tomas de forma personal, se convierte en tuyo, en estos casos lo mejor es no hacerlo y hacerte inmune a cualquier comentario envenenado. Nuestros propios acuerdos no tienen por qué ver con los de otras personas incluso con respecto a como actuamos, nos comportamos o vestimos, etc. y es entonces cuando seguir tu camino con independencia emocional se hace difícil de seguir. Por ejemplo en el trabajo, ¿cuántas reacciones observas o sospechas reiteradamente en contra tuyo?…“Ese [email protected] me ha mirado y sospecho queestaba cuchicheando sobre mí, siempre hace lo mismo y tiene que quedar por encima menospreciando mi trabajo”. Todo nos genera ‘mal rollo’ y ansiedad, pero…

¿Has probado a debatir contigo mismo la verdad de lo que piensas?

¿Qué pruebas tengo de ello?¿qué es exactamente lo que he escuchado decir sobre mi? suponiendo que las cosas fuesen como yo pienso, ¿serían tan terribles las consecuencias?.¿qué consecuencias tiene para mí prestar atención a esa persona?¿me merece la pena caer bien a alguien así? ¿podría encontrarme bien a pesar de ello?

Disociar los hechos de las emociones es una fórmula infalible para poder analizar una situación concreta y decidir si pasarlo mal es una consecuencia lógica o una opción que tomo fruto de mis emociones irracionales.

Un dato derivado de evaluaciones de 360º a ejecutivos en varias compañías, denotaba preocupación porque los empleados pensaban que se tomaban las cosas de forma demasiado personal. Y ¿cual eran las consecuencias para ellos?

*" la gente no se atreve a compartir cosas conmigo

* la gente me pierde el respeto

* tomo decisiones en base a mis emociones y no de cara a mis intereses en el negocio, trabajo, ocio, etc.

* limito la capacidad de otros para aceptar nuevas ideas"

No tomarse las cosas como continuas ofensas es una tarea difícil de llevar pero, si consideramos esta actitud, sentiremos un cambio en nosotros mismos. Puedes probar con estas pautas:

Pregúntate ¿por qué reacciono así? ¿Quizás esté rondando mi ego?, ¿tengo miedo o me falta confianza en mis habilidades para salir del paso, es eso tan relevante para mi?Si te imaginas por qué te puede importar tanto, puedes determinar la causa o el origen y pensar de otra manera.

¿Reconoces esto mismo en tí? Algunas veces no somos capaces de ver en nosotros mismos lo que vemos en otros. Si no puedes saberlo, pregunta a otros cuando piensan que te tomas las cosas por el lado personal.

Para un momento. Cálmate antes de hablar. Encuentra alguna imagen que te haga pensar en poder parar un momento, antes de hablar.

Sepárate de tí mismo. Es lo que tienes que hacer para poder cambiar de pensamiento. No es fácil y necesita de práctica y mucha paciencia. Te podrás comunicar mejor y con más objetividad ante problemas, malentendidos u ofensas.Te alegrarás de invertir tiempo en ello.

Cuando no tomarse nada personalmente se convierta en un hábito firme para tí, te evitarás muchos disgustos. Tu rabia, tus celos y tu resentimiento, tu envidia, desaparecerán paulatinamente, incluso tu tristeza.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista