Revista 100% Verde

Corazón que no ve, corazón que no siente.

Por Nofler @nofler8
Corazón que no ve, corazón que no siente.   Corazón que no ve, corazón que no siente.
 En los últimos tiempos, me he visto en la obligación, de recabar información para defender una FRAGA magnífica de robles autóctonos, un bosque mágico donde la vida brilla en cada rincón de su existencia. 
 Un sitio encantado, donde los robles centenarios cubren el techo del lugar, convirtiendo la poca luz que se cuela, en pequeños brillos que se ven entre sus hojas y parecen iluminar determinados espacios, convirtiéndolo en un sueño maravilloso
 Es un antiguo camino real, tan ancho como una casa de aldea, con muros de piedra grandes, aquí les llamamos “balao”, muros cubiertos de musgo, tal cual un tapiz que lo cubre de terciopelo verde, aún lo hace más resplandeciente y hermoso. Este lugar tiene setas de todo tipo, especies de todo tipo y naturaleza virgen en plena armonía. 
 El camino va a dar a un puentecillo de piedra que atraviesa el río (uno de los nacimientos del río Anllóns el conocido río que pasa por Verdes en Coristanco). Lugar de nacimiento de truchas, donde juegan solitarias a esconderse de sus presuntos depredadores, luchando desde el primer día por su supervivencia. Por este fantástico lugar pasan jabalíes y lobos, cruzan para incorporarse a la otra parte de Soandres, el maravilloso valle de Laracha.
 En definitiva, uno de los lugares maravillosos que ofrece la madre tierra, donde la naturaleza luchó año tras año por sobrevivir a la MANIPULACIÓN Y ANIQUILACIÓN HUMANA.
 Pero llega el campo de tiro OLIMPICO y decide comprarlo al observar que su nuevo dueño no le da el suficiente valor y lo vende barato para conseguir dinero pronto.
El campo de tiro, decide hacer sus instalaciones y su “supuesto deporte”, sin pensar en el VALOR QUE TIENE UNA FRAGA VIRGEN DE ÁRBOLES AUTÓCTONOS. El lugar donde se va a ubicar el CLUB DE TIRO OLIMPICO se llama VILAR DE FRAGA, una vez se ubique el club se llamará VILAR DE TIRO, imaginamos eso…por qué nada se sabrá de esta Fraga pero si de los tiros…
El año pasado comenzaron las mutilaciones. 
LA FRAGA, en silencio, sufrió la tala masiva de sus más grandes árboles autóctonos. En el cepellón de uno de ellos nos pusimos y fotografiamos hasta cuatro personas para haceros una idea de los años de dichos árboles. Dejaron árboles más jóvenes cortados y atravesados en medio del camino, a propósito para que nadie pasase y lo viese. Así consiguieron cerrar el camino y  hacer olvidar que existía ese tesoro, pasando desapercibido lo que querían hacer en ese increíble lugar.
Me puse en contacto con todas las personas relacionadas con el periodismo, el ambientalismo, el paisajismo, el ecologismo y la protección de la naturaleza. Presente escritos y la callada por respuesta.
Me gustaría haber conseguido  mi propósito, pero no he podido, ahora he delegado en gente luchadora que quizá sea más convincente que mis palabras llenas de sentido y protección.
Es verdad eso que dicen…”corazón que no ve, corazón que no siente” quizá por no eso no consigo convencer a nadie, por qué no ven la joya que está en grave peligro de extinción.
 Mi último intento será publicar un video con el reportaje fotográfico de la Fraga, incluso dar a conocer el lugar exacto para que todos puedan comprobar la verdad que existe en mis palabras.
   Corazón que no ve, corazón que no siente.
En todo este proceso de divulgación, me han bloqueado mi cuenta de TWITTER.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Sobre el autor


Nofler 1075 veces
compartido
ver su perfil
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta