Revista Cine

Crítica: Not safe for work (2014) Dir. Joe Johnston

Publicado el 15 julio 2014 por Proyectorf @Proyectorfant

Ficha técnica de la película

Título: Not safe for work

Año: 2014

Duración: 74 minutos

Origen: EE.UU.

Director: Joe Johnston

Reparto: Max Minghella, J.J. Field, Eloise Mumford

A veces en el cine el protagonista cumple pero el villano dignifica, y en este caso se roba la película, que de no contar con él sería decididamente floja. Hablamos del excelente trabajo del actor J.J. Field,en la piel de un asesino tan pulcro como implacable.

A pesar del argumento más o menos trillado -corporación farmacéutica midiendo fuerzas con importante bufete de abogados – y un desenlace predecible, la trama de este film de mediano presupuesto consigue enganchar desde los primeros minutos. Todo comienza con un pésimo día para el pasante representado por Max Minghella: llega tarde, su compañero de box lo hostiga, el jefe lo despide…hasta ahí tenemos la pesadilla de cualquier joven abogado neoyorkino. Pero después de las 5 todo empeora: su vida y la de su novia estarán en manos de un mercenario encargado de borrar evidencias, sean de papel, de bits o de carne y hueso.

Después de verlo en la aceptable comedia Austenland, en la que de alguna manera parodia su anterior protagónico como aristócrata en Northanger Abbey, J.J. Field sorprende gratamente por su versatilidad actoral interpretando a un asesino que nos hiela la sangre. Logra un buen contrapunto con la actuación correcta pero discreta de Minghella, quien por momentos no pareciera estar cómodo con el rol protagónico. Eloise Mumford tampoco se luce demasiado, quizás debido a la escasa pantalla que le otorgan.

El director se da maña para aprovechar el ambiente extraño y desolador de las oficinas vacías de Wall Street y logra la proeza de crear un ambiente casi claustrofóbico en espacios amplios, limpios y con paredes de cristal. En cuanto a la banda sonora, resulta dinámica y bien utilizada, si bien la apertura roza lo bailable. Para destacar el diestro dominio de la elipsis temporal para en poco más de 70 minutos condensar 24 horas de suspenso, sangre y estrés. Con toques de un sutil humor negro y algún que otro absurdo del día a día en el mundo corporativo, la película cumple en poner ansioso al espectador. Definitivamente, para no mirar en una trasnoche de horas extras. 

2014-07-15

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas