Revista Cine

Crónicas Cannes 2011: "Drive" nos conduce a los 80 a todo gas

Publicado el 21 mayo 2011 por Fimin

cronicas-cannes-2011-drive-nos-conduce-a-los-80-a-todo-gas

Probablemente no gane ningún premio pero es y será, sin dudá, una de las grandes triunfadoras de esta 64 edición de Cannes. Una oda a la acción de los 80, cuyo sugerente cocktail de referencias van desde "Bullit" a "Vivir y morir en Los Ángeles", se ha ganado el favor de la prensa internacional demostrando con gran atino y un magistral ejercicio de estilo que, cuando el entretenimiento y el arte se dan la mano, surge la verdadera esencia del cine. Ha nacido una estrella, es el danés Nicolas Winding Refn, máximo responsable de "Drive." ¡That's entertainment!.

¿De qué va?

Un especialista en conducción, tranquilo y anónimo, se transforma cuando cae la noche y se convierte en un piloto de coches para la mafia. Su plan está bien concebido, hasta el día en que uno de los robos sale mal y se lleva a una persecución infernal. Quiere vengarse de aquellos que le han traicionado.

¿Quién está detrás?

El danés Nicolas Winding RefnA los veinticuatro años se ganó la fama de enfant terrible dirigiendo "Pusher" (96), primer capítulo de una aclamada trilogía que supuso la piedra de toque de una estimulante y prometedora filmografía que este año culmina, de momento, con "Drive." Es Nicolas Winding Refn, un viejo conocido de Sitges, quien ya nos dejara muy buen sabor de boca tras presentar un estimulante retrato criminal en forma de "Bronson" y una joya medieva del calado de "Valhalla Rising." Ahora llega a la Sección Oficial de Cannes con un thriller 'made in Hollywood' basado en la novela de James Sallis.

¿Quién sale?

Dos actorazos del Hollywood actual de la talla de Ryan Gosling y Carey Mulligan.

Algo así como

"Driver" + "Blow out" + "Bullit" + "Vivir y morir en Los Ángeles"

La prensa ha dicho

Nostalgia de los 80. Drive se gana el corazón de la crítica:

Sergi Sánchez se remite a sus sugerentes referencias en La Razón"Drive" quita el freno de mano, se ajusta el cinturón y pone la quinta marcha para no dar más que lo que promete; esto es: una celebración de los thrillers de acción de los ochenta, el «Driver» de Walter Hill, las primeras películas de Michael Mann o el «Vivir o morir en Los Ángeles», de Friedkin."

Carlos Boyero también se apunta a la fiesta en El País"Vuelca el aroma del cine negro y de la música pop de los ochenta contándote con sobriedad y violencia la historia de un personaje hermético y fatalista que parece inspirado en los delincuentes misteriosos y trágicos del cine de Jean-Pierre Melville, un conductor que interpreta las escenas de coches en las películas y que prolonga ese trabajo al servicio de los gánsteres que acaban de cometer atracos. No es una obra maestra pero sí una película de acción visible y creíble."

Al igual que Luis Martínez en El Mundo"Sin piedad. Brutal y voraz. (...) Con los ojos castigados por el humo, la garganta empapada de alcohol y los oídos taponados por el ruido de un motor de cuatro tiempos, el danés se esfuerza en recrear un mundo perdido; en dar vida a los fantasmas que la memoria se empeña en convertir en mito. Suena pedante y no, en realidad es ensordecedor.Suena pedante y no, en realidad es ensordecedor."

En cuanto al equipo Cahiers también, fumata blanca. Eulalia Iglesias le da un 9,Carlos Reviriego un 8Jaime Pena un 7.9 y Carlos Heredero un 6.5.

Crónicas Cannes 2011:

En cuanto a la prensa internacional, más efusividad si cabe:

James Rocchi la define en The Playlist"Tiene una oscura majestuosidad. Drive funciona como una fabulosa demostración de cómo, cuando hay verdadero talento tras la cámara, el entretenimiento y el arte no tienen porque ser enemigos"

Xan Brooks también se sube al carro de las efusivas referencias en The Guardian y la define como "un existencial golpeo cinematográfico que nos remite directamente al estilo de Walter Hill, John Carpenter y Michael Mann."

Eric Kohn escribe con gran efusividad en Indiewire:"Combinando una memorable interpretación de Ryan Gosling con impresionantes perseccuciones de coches, sus personajes y Refn se las ingenian para trasladarnos una hiperactiva carta de amor al cine de acción de los 80. Es una auténtico boom"

Al igual que Mark Adams en Screen quién la define como "un super estilístico y ocasionalmente super violento, magnífico homenaje al cine criminal americano de los años 70-80 con un impresionante y monosílabo Ryan Gosling en plan anti-hero" 

VEREDICTO:

Nos lo ofrece Todd McCarthy adviirtiéndonos en The Hollywood Reporter que"estamos ante un básico pero sabroso noir-moderno con memorables perseccuciones de coches y acción sangrienta que debería resultar un absoluto impulso para los fans del género"

Crónicas Cannes 2011:



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas