Revista Cine

Crónicas Cannes 2011: "Melancholia" ¿el ocaso de un maestro?

Publicado el 19 mayo 2011 por Fimin

Las mutilaciones de clítoris no son necesarias, los zorros no tienen motivos para seguir hablando, ni siquiera el Diablo quiere reencarnarse en ser humano alguno pues en la nueva película del director de "Anticristo", la Tierra y quienes la habitamos estamos abocados a un final infeliz, es decir, a un agnóstico Apocalipsis, léase: el fin del mundo. Es la "Melancholia" de Lars von Trier, film que ha presentado en Cannes declarándose nazi y anti-fan de Susanne Bier entre otras muchas perlas que como ya es de costumbre, soltó ayer en rueda de prensa. Pero hoy toca hablar de "Melancholia" (ayer lo hicimos de Lars). A tenor de la opinión crítica estamos ante el Von Trier más sutil, capaz incluso de cruzar "Armaggedon" con "Celebración" ¿Obra maestra?

¿De qué va?

Con motivo de su matrimonio, Justine y Michael dan una suntuosa recepción en la casa de la hermana de Justine y de su cuñado. Mientras tanto, el planeta Melancholia se dirige hacia la Tierra.

¿Quién está detrás?

Tras dejarnos atónitos, apesadumbrados, doblados, sin palabras, con la excelente "Anticristo," Lars Von Trier pasa ahora del terror a una dramática ciencia ficción, dando así otro nuevo giro a su polémica carrera cinematográfica.

¿Quién sale?

Kirsten Dunst (“María Antonieta”) sustituye finalmente a nuestra Pe’ y comparte cartel con Kiefer Sutherland, Charlotte Rampling y Charlotte Gainsbourg, una de las pocas valientes que repiten experiencia fílmica con el autor de “Dogville.”

Algo así como

"Celebración" + "Armaggedon"

La prensa ha dicho

Carlos Boyero elogia (por una vez) a Von Trier en El País aclarando que "el apocalipsis personal y colectivo que plasma Trier no me conmueve especialmente, pero durante más de dos horas me tiene en tensión, me introduce en la angustiosa trama. Y se agradece, ya que lo más habitual que me ocurre con su cine es la irritación, el bostezo y las ganas de salir corriendo."

Al igual que E. Rodríguez Marchante, quien asegura en ABC que "A la caza de qué es lo que persigue Lars von Trier con «Melancholia» y poniendo al espectador contra el muro de su especie, creo sinceramente que trata más que de mezclar el abatimiento estético y la sumisión al universo, y ofrece un manojo de momentos y de imágenes irrepetibles, como Malick, pero con mucho hielo.(...) llama a nuestro sentido común, nuestra humildad y resignación"

Más cauto se muestra Luís Martínez en El Mundo quien titula su crónica: "Lars ladrador, poco mordedor" y escribe que "a Melancholia le falta un nosequé de riesgo para estar a la altura.(...) ahora Von Trier se esfuerza en demostrar que lo peor ya ha pasado. Ya vuelve a ser una persona danesa con el certificado de buena conducta (o lo que sea que haga a uno ciudadano universal) en regla. Y eso, la verdad, no gusta. Se echa en falta la sensación de vértigo, el miedo... Se echa en falta a Von Trier. Y no hablamos del director provocador, fallero y ruidoso en las ruedas de prensa, sino de ese otro Von Tier, iluminado, voraz y lúcido. escribe que."

Decepción con la que comulga Sara Brito en Público quien alaba su propuesta estética, pero lamenta su escaso trasfondo: "La película de Lars Von Trier quiere ser un homenaje al romanticismo, pero no logra traducir a imágenes la inquietud del melancólico. Todo queda en la superficie, en un bello acto de manierismo. (...) Un ritual hermoso, ultra estético, pero que queda vacío en la mente y el corazón del espectador."

Sergi Sánchez por su parte, reflexiona en La Razón sobre el lugar que ocupa "Melancholia" en la obra del maestro danés:  "Más cerca de los experimentos manieristas de sus inicios que de la etapa que arranca con «Rompiendo las olas», la película se conforma con retratar dos modos distintos de digerir el miedo provocado por una situación extrema, pero ni Justine ni Clare se revelan contra la actitud moral que tienen que encarnar, nunca evolucionan."

En el seno del equipo Cahiers, opiniones dispares: Carlos Heredero le otorga un 8, Eulalia Iglesias un 7.5 y Carlos Reviriego le suspende con 4.5 raspado.

En cuanto a la prensa internacional, como ya es tradición en el caso del 'amigo' Lars, división de opiniones:

Eric Khon no se anda por las ramas definiéndola en Indiewire como "una oscura y apocalíptica obra maestra" añadiendo que "Von Trier ha construído una atronadora elaboración de sus inquietudes elevándolas magistralmente a una escala épica"

Mike Goodridge escribe en Screen que "probablemente se trate de la película más seria de Von Trier. En ningún momento tienes la sensación de manipulación que transmiten sus anteriores películas." Y añade: "los atronadores momentos finales superan incluso a los de Tree of Life" además de hacer hincapié en la "excelente interpretación de Kirsten Dunst."

Efusividad compartida por Peter Debruge en Variety: "Melancholia ofrece la más generosa descripción de la aniquilación que uno pueda imaginar de cualquier director, más aún tratándose del provocativo Von Trier. Si "Anticristo" suponía la catarsis de la depresión del director danés, "Melancholia " se erige en su inesperada y lúcida responsabilidad hacia su sentimiento, siendo capaz, incluso, de mezclar los grandes efectos especiales con un melodrama íntimo." Y concluye con la comparación de moda: "Imagínense que Celebración se encuentra con Armaggedon"

Sukhdev Shandu se suma a los elogios en Daily Telegraph otorgándole cinco estrellas en una crónica que concluye afirmando que "Lars Von Trier crea una obra hipnótica, visualmente asombrosa y argumentalmente sobrecogedora, que encumbra "Melancholia " como un magistral drama familiar"

Una de cal y otra de arena es lo que "Melancholia" le ofrece a Kevin Jagernauth en The Playlist: "se trata de un proyecto personal en el mejor y peor de los sentidos. No podemos imaginarnos cualquier otro film tratando la depresión como lo hace la dirección de Von Trier en todo momento. Sin embargo, hay una curiosa falta de sensibilidad e incluso, compasión, que resulta seriamente negativa para el resultado final de la película."

Todd McCarthy muestra su decepción en Hollywood Reporter asegurando que "Lars von Trier se las ingenia para convertir el fin del mundo en un aburrimiento" y la define como "un cruce entre Armaggedon y Celebración condimentado con el trágico romanticismo de Richard Wagner"

Veredicto

El día que Von Trier guste a todos, comenzaremos a preocuparnos. Para unos seguirá siendo un genio, para otros,  simplemente un enajenado, y para el resto, ambas cosas. Mientras tanto, "Melancholia" y rueda de prensa incluída, la vida sigue igual, aunque veremos como acaba. En nuestro caso, nos morimos de ganas (nunca mejor dicho) por ver llegar el fin del mundo. Y eso que nos encanta la vida...


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas